Mushoku Tensei Capítulo 253

Mushoku Tensei Capítulo 253

3ª Generación del Dios del Norte VS Dead End + α

Traducido por Luis Rey Nambo a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

Nota: El capítulo puede presentar errores, si encontráis alguno, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 253”.

1ª Parte

Luego de activar el MK. I, me asenté luego del Dios del Norte.

Dentro del bosque, esquivando árboles, simplemente me dirigía al Dios del norte.

Mientras corría, estimulé la cantidad que quedaba en mi cuerpo.

Consumí algo de la fracción durante mi pelea con el Dios del Norte, pero algo de ese nivel si siquiera ser acercaba al 10% total.

Aunque tenía un excedente de maná.

Pero un poco más antes, mientras pelea con el Dios del Norte, el continúo retumbar en el fondo se había detenido.

Zanoba y Doga.

No importa qué tan buena fuera su compatibilidad, parece que un enemigo clase Dios era imposible. Espero que estén bien.

Aunque, si asumimos que esos dos lo derrotaron entonces…

El Dios del Norte y el Dios Ogro.

Tenía que pelear con los dos.

Me pregunto si tendré el maná suficiente.

No puedo consumir la mitad como lo hizo en la batalla con Orsted.

No, el momento actual era crítico.

Detengámonos a pensar en el paso.

Tenía que dirigirme a las cosas en frente de mí una vez más.

Por ahora, la primera meta.

El Tercer Dios del Norte Kalaman.

2ª Parte

Para el tiempo que llegué a escena, Sándor ya había sido derrotado.

Él estaba en la base de un árbol con sus ojos muertos.

Él no tenía un arma encima.

Su vástago fue yacía rota cerca de él.

El que lo miraba por debajo era Alek.

El Tercer Dios del Norte Kalman había vencido a la anterior generación.

·
“Padre, ¿cuánto tiempo más seguirás con este pequeño juego?

Debiste entenderlo, ¿cierto?

No puedes ganar contra mí si no tienes al menos una de las Espadas Malditas.”
·

Sándor no respondió.

Él ya había fallecido.

No quería imaginarme que estaba muerto.

·
“¿O esto también es parte de tu plan?

Jugar al muerto. Such novelties are everyone’s specialty in that wacky faction, aren’t they?

No importa lo que sucediera, te sobrepasabas y logaras tu meta.

También creo que ese acercamiento es maravilloso.

Aunque honestamente, creo que el grupo de Auber exagero en hacerlo pero……

Por qué mi padre quien les enseñó, eligió negármelo a mí……”
·

Sándor no respondió.

Él solo continúo en silencio.

·
“Pues bien, es tiempo que me vaya.”
·

Alek lo dijo y se dio la vuelta

Para enfrentarme.

·
“……. ¿Huh?”
·

Él se veía como si se hubiera topado con un oso.

Un inesperado encuentro.

Nunca pensó que él se reuniría con esta persona aquí.

Ese tipo de enfrentamiento.

La Armadura Mágica ya no sería usable.

·
“Mi hijo. Responderé a tu pregunta.”
·

Y así por unos segundos.

Al tiempo que Alek estaba allí parado sorprendido, Sándor se levantó.

·
“El tempo de jugar se acabó.

Como lo dijiste, sin una Espada Maldita, no puedo ganar.

Es por eso que le presté una a Eris.

Pero solo es un último recurso. Solo con una Espada Maldita, las oportunidades de ganar son pocas. Por eso espere. Perseveré y perseveré, jugando al muerto y esperando.

Para una victoria segura.”
·

Mientras decía eso, Sándor sacó una sola espada de su espalda.

Esa era la segunda espada que tomo de Eris.

La Espada Maldita『Prominence』.

·
“¿Por qué te lo negué?

Es porque tú, quien apunta a ser un héroe, actúa muy lejos de lo que hace un héroe.

Un héroe lleva sus deberes heroicamente, usando lo que pueda para la victoria.

Sin maltratar al débil para ganar fama: retar a un enemigo más fuerte que uno mismo sin alguna oportunidad de ganar, y entonces te ganas el peso del título de un héroe.

No como yo, sino al mismo estilo del Primer Dios del Norte Kalman.”
·

Sándor desvaino su espada con su reservada atmósfera y tomó posición.

La Espada Maldita 『Prominence』 era una espada corta.

Pero en manos de Sándor, se miraba como un arma buena para un Dios del Norte.

Su amado Alek miraba hacia Sándor sobre sus hombros.

·
“……Entiendo.

Refuerzos……

Gisu dijo que no dejaría que Ludeus entrara a la Armadura Mágica.

Pero eso es simplemente pelear con el enemigo en su mejor forma.

Con solo dos, ¿crees que puedes ganar contra mí sosteniendo la Espada del Rey Dragón?”

“¿Quién dijo que solo somos dos?”
·

Fueron las palabras de Sándor.

Y como si le respondiera, los arbustos se movieron.

Dos personas salieron de allí.

Una mujer de cabello rojo y un hombre con cabello verde.

Eris y Ruijerd.

Mientras iba a la Armadura Mágica, ellos se habían despertado.

Ambos aún con heridas, pero los dos eran mucho más duros que yo.

·
“…….”
·

Eris me vió.

Esa mirada contenía un gran significado.

Esos ojos decían que ella me confiaba su espalda.

Ruijerd también me dio una mirada similar.

Aunque era su primera vez viendo la Armadura Mágica, a pesar de su tercer ojo, él podía ver que era yo.

Y por eso, como si fuera natural, él vino a mí.

Y así, estaré a poyando a los tres.

Mientras la Armadura Mágica 『MK. I』 estaba en espera.

Podía parecer una patética posición.

Pero así es como es.

Eris en el centro, Ruijerd tomo el control, y yo como un respaldo.

Había una persona extra, pero esta era la mejor formación.

·
“Pues bien, es hora del segundo round.”
·

A la orden de Sándor, el segundo round entre los Dioses del Norte empezó.

3ª Parte

Yendo directo al frente estaba Eris.

Ella, como es usual, iba por la victoria lo más rápido posible en una distancia corta. Ella sacó su espada y corrió directo a Alek.

Alek lo manejo bien.

Un corté tan rápido como para que mis ojos lo vieran.

Lo manejo muy bien y se opuso…

El ataque de Eris parecía continuar sin detenerse, pero hubo una cierta pausa que a mis ojos no podían ver.

Pero el contrarrestada fue completamente evitada.

Fue por Ruijerd.

Cada vez que movía su lanza, la contrarrestó de Alek fallaba.

Ruijerd se movía en la sombra de Eris.

No importaba cuántos errores cometiera Eris, mientras Ruijerd estuviera allí, esos errores no podían ser tomados como desventajas.

Pero a veces, Alek ignoraba la gravedad.

Justo cuando piensas que su posición está por morir, él hace un raro movimiento, y sacaba continuos ataques o se movía a la defensiva.

Contra esos movimientos, ni siquiera Ruijerd podía soportarlos.

Esos movimientos, con los que Ruijerd no podía lidiar, eran previstos por Sándor.

El Segundo Dios del Norte Kalman, el hombre que sabía más de la manipulación de la gravedad que cualquier otro, los preveía.

Apuntando a donde fuera que aterrizará o golpeará en el aire.

Aunque Alek evita los golpes directos, no iba como quería.

Todo resulto en su vano cansancio de resistencia e incrementaba en heridas.

Por otra parte, siempre que daba marcha atrás, él caía presa de mi magia.

Los cañones piedras que ni siquiera Orstd podía evitar fueron golpeadas por la Espada del Rey Dragón.

Pero al barde de golpearlo, activé la Piedra de Absorción Mágica e hice unos disparos que le rozaron.

No fue un golpe directo, pero la lluvia de balas iba a donde él y no le permitían ganar distancia de donde está Eris.

Aunque la 『Electric』 que disparé con el pensamiento que fue un momento perfecto rápidamente fue evitada, Alek no tuvo el tiempo para recuperar su respiración.

Y así, no hubo lugar para que el usara ese 『Movimiento Asesino』 de antes.

·
“¡Ghu…….!”
·

Alek más fuete y rápido que cualquiera de los presentes.

Pero porque él se apresuró, porque él era impaciente, fue que se descuidó.

Al punto que el mismo descuido exudaba todo los movimientos de Alek,.

Con la absoluta estabilidad, se había hecho una batalla con nosotros tomando la ventaja.

El daño que recibió también fue constituido.

No hubo movimientos innecesarios.

No es como si tuviéramos la certeza que seriamos capaces de derrotarlo.

Pero si esta situación seguía gradualmente empeoraría, con el eventualmente siendo destruido.

La resistencia y magia.

Si esto seguía por un poco más, él llegaría a su límite.

Desde el comienzo de la batalla, ¿quién había estado expandiéndose más?

Desde el comienzo de la pelea, ¿quién se había estado desgastando más?

Ese alguien quien, luego de empezar la batalla, revelo su técnica definitiva.

“……. ¡Tch!”
·

La cara de Eris tomo un rasguño.

Solo un rasguño.

Pero como el tiempo pasaba, más heridas se añadían.

Hubo una fisura.

Sándor.

El Segundo Dios del Norte Kalman.

El hombre conocido como una de las Siete Potencias Mundiales, tuvo una fisura.

Pero no podía evitarse.

Mientras peleaba el Tercero, luego de tomar su técnica definitiva, él había protegido a Eris y Ruijerd.

Y así, hasta que salimos, él continúo hasta que el Segundo Dios del Norte Kalman se cansara.

Él se encargó de su trabajo.

Incluso un externo podía ver que sus movimientos perdieron su brillo.

Pero seguía moviéndose.

Él pudo encargarse de su tarea.

O podía ser que él de alguna manera pudo encargarse de su deber debido al descuido de Alek.

Pero él todavía era humano; él tenía sus límites.

Claro, Eris también, y yo, quien estaba observando los movimientos del oponente con el ojo de la prevención.

Incluso el héroe veterano Ruijerd, estaba respirado con dificultad.

Esa fue una dura batalla.

Constantemente manteniendo una delgada línea entre la ofensiva y defensiva.

Sándor probablemente estaba en su límite.

·
“……..”
·

Pero todavía le quedaba energía.

A diferencia de antes, yo estaba usando la Armadura Mágica 『MK I』.

Con esa línea a la vista, fue fácil fiscalizar la batalla.

Sándor estaba siendo abrumado.

Entonces, con el fin de ayudar a Sándor y esos movimientos, debería estar bien cambiar un poco las tácticas.

El patrón de ataque sería una Rock Spear desde abajo y un Vacuum Wave desde abajo.

Y luego, incrementando la frecuencia de uso de la Piedra de Absorción Mágica.

Alek ignoro la gravedad y libremente se movió en tres dimensiones que simplemente era una habilidad de la Espada del Rey Dragón.

Y ya había confirmado la efectividad de la Piedra de Absorción Mágica contra la Espada del Rey Dragón.

Por incrementar la frecuencia de uso, el punto de mi apoyo decaería, pero los movimientos de Alek también serían limitados.

Como resultado, la carga de Sándor cayó un 30%.

Pero eso solo era 30%.

No era suficiente para el restaurar su resistencia y continuar el combate.

Nosotros teníamos la ventaja

Pero la victoria era lejana aún.

Eso era algo que no podíamos evitar pensar.

……O más bien, ¿podía mantener desplegada la Piedra de Absorción Mágica por siempre?

Mientras constantemente desplegaba la Piedra de Absorción Mágica, mi magia de larga distancia sería un desgaste, pero si era la habilidad de la Armadura Mágica MK. I, entonces el combate cercano era posible.

Si sellaba esos movimientos acrobáticos, sería una situación de mayor ventaja… ¿o así sería?

No, no eso.

Eris, Ruijerd, y Sándor.

Los tres estaban parados en el punto.

No había espacio para la masiva Armadura Mágica allí. No importa cuánto poder y velocidad tuviera, sin la técnica con la que ir, solo los estaría retrasando.

Pero ¿qué hay de retrasar el tiempo?

Para que Sándor diera un paso atrás y recuperara su resistencia.

Solo unos minutos pasaron.

¿Eso no hizo mayor diferencia?

Espera…… Alek es un Dios del Norte.

Incluso sin la manipulación de gravedad, él tener técnicas de lucha.

Es imposible que él tuviera algo así.

La manipulación de gravedad no es su verdadero poder

Incluso si se sellara y cayera un rango, mi habilidad de combate cercano era de 2 o 3 rangos por debajo de Sándor.

Incluso con el ojo de la previsión, seguía sin leer los movimientos de Alek.

Y debido a eso, pude poner una gran carga en Eris y Ruijerd.

Ellos ya habían tenido rasguños aquí y allá.

Con solo otro dedo, o el largo de un cabello de diferencia, una arteria podía ser cortada.

Eris iba en serio.

Justo luego de empezar, sin perder nada, ella se apresuró a entrar.

Pero ya estaba lista para perecer. Fuer porque Alek era bueno.

Ella podía estar cansada de su pelea con el Dios de la Espada, o quizás seguía herida por le técnica asesina de Alek.

Incluso así, tanto como podía decir, Eris estaba dando su mejor actuación.

Pero no sabía por cuánto podía continuar.

Ruijerd todavía no se recuperaba de su enfermedad.

Él debería seguir confinado en cama por otro par de días.

Podía estar viendo moviéndose ahora, pero era posible que de pronto cayera al suelo de golpe.

¿Qué hacer?

Si seguía como ahora, no perderíamos, pero tampoco ganaríamos.

Mi poder mágico todavía estaba bien, pero Sándor eventualmente toparía su límite.

¿Qué hacer?

¿Qué debería hacer?

¿Desplegar totalmente la Piedra de Absorción Mágica, preparado para el riesgo, e ir al frente?

¿O debería de usar algún tipo de magia para pasar cerrar el punto muerto?

¿Deberíamos empezar de nuevo?

Qué difícil.

·
“¡Gah!”
·

Mientas pensaba en ello, Alek cambió la puntería de Eris a Sándor.

Para dejar su interacción con Eris, Alek la parte superior del cuerpo de Alek empezó a ser cubierto de cortes de heridas de ese ataque.

Pero claro, no fuimos capaces de golpearlo con un golpe decisivo.

Podía ver su mira.

Alek también lo notó.

Si Sándor fuera derrotado, entonces el balance se rompería.

Un escalofrío paso por mi espina.

La muerte de Sándor

Seguido de eso, la muerte de Eris.

Y entones Ruijerd moriría, llegando a un uno a uno, y luego sería asesinado.

Perderíamos.

(¿No hay forma de decir esta batalla rápidamente?)

Dentro de mí, una inestable preocupación dio paso. La impaciencia nació.

Mis movimientos fueron torpes, y la intranquilidad que podía tomar una mala decisión emergió.

Un pequeño error emergió.

Incluso si cometía un pequeño error, Ruijerd se las arreglaría.

Eso dije, lo más probable es que fuera una carga.

A este paso, no sería bueno.

Algo.

Debe haber algo.

Algo decisivo debe ocurrir.

Como pensé

“¡……..!”
·

Un momento decisivo se acercaba.

Apareció en lo profundo del bosque.

La primera cosa que vino volando fue un ramo de acero gris oscuro.

Vino volando, rodando como un balón, golpeando un árbol, y luego se detuvo.

El bulto de acero rápidamente se levantó.

Pero el caso se fue al carajo, la masiva armadura fue cubierta en abolladuras, sangra fluía de mi cabeza, y mi nariz sangraba torrencialmente. Él tenía una expresión nublosa.

Sin soltar su arma, haciendo lo mejor por ocultar su rustica expresión, él vio al oponente que me envió a volar.

Era Doga.

La siguiente que vino volando era una persona larguirucha.

Su armadura ya se había ido y la mitad de arriba apenas si estaba.

Co su delgado cuerpo camorreado, él fue golpeado por Doga quien salió volando antes.

Ese era Zanoba.

Y entonces el momento decisivo.

Eso fue algo con piel roja y largos colmillos.

Su estatura casi cruzaba los 2 metros, he was covered with sinewy meat, and he fell down from above like a monkey.

No hubo un *THUNK* ni un *TMP* o un *THOK*. Con el extraño sonido de aterrizaje, él cayó cerca de nosotros.

·
“¡…….!”
·

El Dios Ogro Malta.

Al segundo que apareció, todos los movimientos se detuvieron.

Al mismo tiempo, mi cuerpo empezó a temblar.

Un disturbio de pensamientos empezó a flotar dentro de mi mente.

Esta batalla.

¿A qué vino aquí?

¿Podemos ganar?

¿Perderemos?

¿Debemos retirarnos por ahora?

·
“¡Ooh! ¡Dios Ogro-dono!”
·

Viéndose más feliz que cualquier otro, Alek le dio una honesta sonrisa.

Tan pronto vio al Dios Ogro, una sonrisa de gozo cruzo por su cara.

Viendo esa sonrisa, era posible que incluso hubiera pasado un mal momento.

Ya veo. No solo nosotros la pasamos mal.

La batalla también fue difícil para él.

Entiendo.

Él quería seguir adelante, o es lo que pensó, pero solo se quedó parado.

Ya no puede usar esa técnica asesina.

Si esta situación continuaba por otro rato, él se cansaría mentalmente.

·
“¡Llegaste en el mejor de los momentos!”
·

Contrario a la sonrisa de Alek, el Dios Ogro tenía una cara malhumorada.

Una cara malhumorada – ¿Por qué diablos están aquí?

La cara que Alek mostro cuando me vio parecía como si se encontrara con un oso. Pero ahora, podía decirse que la cara del Dios Ogro era la de un oso a persona.

Pero esto estaba mal.

La situación de esta batalla.

En una situación donde lo más probable sería terminarlo en 10 minutos, los refuerzos del enemigo habían llegado.

·
“¿Por favor puedes darme una mano?”
·

El Dios Ogro asistió en acuerdo.

4ª Parte

Completamente perdimos nuestras fuerzas restantes.

Ya había pasado por todo el campo de batalla, y ahora tenía que apoyar en la batalla contra otros dos.

Viendo una apertura, me las arregle para curar las heridas de Zanoba y Doga.

Cada vez que el Dios Ogro se movía a una velocidad desapropiada para el tamaño de su masa, Zanoba y Doga fueron enviados a volar.

Incluso cuando Zanoba lo golpeó con un árbol, el Dios Ogro no sufrió ningún daño y contratacó el golpe de Zanoba.

Doga continúo moviendo su masiva hacha sin que lo hiriera, pero aplasto a un mosquito de un golpe.

Incluso también Zanoba y Doga debían perder en fuerza.

Ellos fueron golpeados.

Por un abrumador poder.

Alek continúo su constante ataque.

Sándor se armado de valor para lo que quedaba de su fuerza para moverse. Es un misterio cómo el había sido capaz de apoyar en el frente de línea por tanto tiempo.

No, no es un misterio.

Sándor estaba vacilando y Ruijerd empezó a cansarse.

Él probablemente se estaba presionando.

Esto es malo.

Una mala situación.

Esto llego a ser una situación donde ya no podía pensar abrirnos paso.

Un solo unos minutos, nuestro frente de línea ciertamente sería desmoronado.

Debemos retirarnos.

Pero no hay nada detrás de nosotros.

Solo debemos llegar a dónde está Orsted.

Aunque, no es como si Orsted fuera a morir.

Pero ¿esto está bien?

¿Eso estaría bien?

Sería una perdida, pero ¿realmente estaría bien?

¿Realmente no hay una forma de abrirnos paso en este punto muerto?

Al menos tendríamos que derrotar a uno de ellos.

Piensa.

Debe haber algo.

Si le doy un buen uso a todas las cartas en mi mano, debe haber algo.

Most of the scrolls were lost but I somehow got the MK. I back.

The MK. I’s gatling gun, size, speed, and power.

¿Realmente no hay nada que se pueda hacer?

¿No hay nada?

¡Algo………!

·
“Gah……..”
·

Al final, Sándor cayó de rodillas.

Y con desesperación, vi al Dios Ogro.

Estaba él.

De no detenemos esa máquina de furia, podríamos perder.

Otro movimiento.

Solo otro movimiento.

Simplemente forzaríamos nuestra posición de ventajosa a una desventajosa.

Aún podíamos darle la vuelta.

Si pudiéramos hacer algo con el Dios Ogro, Zanoba o Doga podrían cambiar de lugar con Sándor así que él podía retirarse a la retaguardia y recuperarse.

Está bien con solo un movimiento,

Si solo es uno.

·
“¡AHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA─!”
·

Ocurrió luego.

Risas resonaron entre los alrededores.

Y al mismo tiempo, la base de mi brazo se sintió caliente.

La voz me sonaba familiar. Alek y Sándor de pronto levantaron sus manos y vieron alrededor.

·
“¡Ciertamente se hizo algo interesante!”
·

Al siguiente instante, algo negro saltó de los matorrales.

Vistiendo una armadura negra y tomando fuertemente una sola espada, esa persona fue por el Dios Ogro.

·
“¡UGAAAAAAAaaaaa!”
·

Esa persona aterrizo de un solo golpe por el Dios Dragón.

Un terrible *KLIGN* y un *SCHLING* resonaron simultáneamente, y las espadas se quebraron.

La mano la cual el Dios Ogro resguardaba, ahora sangraba profundamente mientras daba marcha atrás.

·
“¡HAAAAAA!”
·

A la cosa negra no le importaba un poco que la espada fuese rota.

Continuando acercándose, un filoso puño se dirigió al plexo solar del Dios Ogro.

El Dios Ogro se encorvo por un instante, y luego fue golpeado con un izquierdaso.

Su cabeza se tambaleo por un segundo pero no cayó.

El Dios Gro levanto su ilesa mano por sobre su cabeza y golpeo a la cosa negra.

La cosa negra voló unos metros hacia atrás, esparciendo unas alas, y aterrizo suavemente.

·
“¡AAHAHAHAHAHAHA! ¡Bien, bien, qué gran sentimiento!”
·

La forma de eso es como la de un demonio.

No pude contener mi respiración.

·
“¡Atofe-sama……..!”
·

El Inmortal Rey Demonio Atoferatofe.

La persona que es más en todo el Continente Demoniaco estaba aquí.

·
“¿Por qué……?”
·

Ella se dio vuelta hacia mí, retorció su cara con ferocidad, y río.

·
“Kukuku, concluí por la fisura estaba en problemas, y sentí que la batalla final estaba cerca, ¡corrí hasta aquí! No tengo idea de qué va pero lo hice. El Dios Ogro y Alek……kukuku, fufu…… ¡AHA, AHAHAHAHA!”

Atofe reía. Reía tanto que hacía que me preguntara qué era tan divertido.

Con esa siniestra risa resonando por el bosque, Alek se quedó parado estupefacto.

¿La fisura……?

Cierto, esos brazos.

La situación no podía ser más que conveniente, pero lo hizo.

Con Atofe aquí, nuestras fuerzas son más que suficientes.

Funcionaria.

·
“¡A TODOS LOS PRESENTES! ¡YO, EL REY DEMONIO ATOFERATOFE RYBACK LOS ELIMINARÉ A TODOS!”
·

Por favor, no a todos.

Maldición, ¿Moore no está aquí?

¿Los otros Guardias Imperiales?

¡Ella anda sin riendas!

¡Anda sola!

·
“Es lo que me gustaría decir pero…”
·

Atofe enfrento al Dios Ogro.

Él era dos veces su altura.

Atofe era muy alta para ser mujer. Pero aun así el Dios Ogro era masivo.

En altura, peso, y profundidad.

·
“¡Dios Ogro Malta!”

“¿Deseas ser el que pelee conmigo ahora?”
·

Lo que salió de la boca del Dios Ogro fue el fluido Leguaje del Dios Demonio.

Contrario a su apariencia, su habla era bastante solemne.

Supongo que debí de esperarlo de un Clase Dios.

·
“¡Tu isla, la Isla Ogro, ha sido invadida por mis Guardias Imperiales! ¡Vete de aquí tranquilamente! ¡Permanece aquí y todos serán asesinados!”
·

“¡………!”
·

El Dios Ogro mostró una cara de sorpresa a Atofe.

Él buscó por el verdadero significado.

Ya sea que sus palabras fueran ciertas o mentiras.

Pero era la única cosa que podía decirse.

No podía creer que Atofe sería capaz de mentir o engañar.

·
“¡Claro, no es que me importe que todos sean asesinados! ¡De hecho es lo que preferiría! ¡Sí, es lo que prefiero! ¡Bien, ven a mí!”
·

Atofe extendió sus manos.

Esa figura, esas palabras.

Le daban un increíble sentimiento de autenticidad.

La reacción del Dios Ogro fue extrema.

En un instante, curvo su cuerpo, y saltó como un mono.

Subió a lo alto de un árbol.

Y desde allí, nos vio desde abajo.

·
“¡Espe…! ¿¡Dios Ogro-san!?”
·

Alek entró en pánico.

El Dios Ogro luego vio en que situación estaba Alek por primera vez.

Con ojos que no me importaba el resultado.

Y luego dijo:

·
“Me regreso. La isla está en peligro.”
·

Lo que salió de su boca fue el lenguaje humano.

Al lenguaje Humano con el acento de un país.

Eso parecía, comparado al lenguaje Humano, el lenguaje del Dios Demoniaco era su fuerte.

Pero él era bilingüe.

¡Ni siquiera Atofe podía habar el lenguaje Humano!

·
“¿Ha?”
·

El Dios Ogro saló desde ese punto y desapareció en el bosque.

Con Alek viéndolo irse petrificado.

Alek no fue el único en petrificarse.

Ruijerd, Sándor, y yo lo vimos asombrados.

Y así, alguien quedo.

Alek estaba solo.

Rodeado por Eris, Ruijerd, Sándor, Zanoba, Doga, Atofe, y yo.

Que decepcionante.

Para su decepción, el Dios Ogro se fue.

·
“¡Pues bien, el enemigo está solo!”

“A-Apreciada Abuela………”
·

Su padre es su enemigo.

Una abuela que no escuchaba razones.

Una miserable situación.

Una atmósfera decepcionante, estremecedora, y sin saber qué hacer.

Pero había una persona aquí que no podía leer la atmósfera.

·
“¡Gaaa!”
·

Eris tomó ventaja de la apertura y lanzó un ataque a Alek con todo su poder.

·
“¡Ngh!”
·

Alek lo bloqueó.

Una bloqueada.

No lo esquivó ni lo rechazó, pero lo bloqueó.

Él bloqueó la técnica definitiva del Estilo del Dios de la Espada, la 『Espada Larga de Luz』.

Se protegió con la técnica definitiva.

Cuando se dio cuenta, su mano izquierda volaba por el aire.

Con la sangre chorreándose. Dando vueltas.

·
“Ah.”
·

La mano cayó al suelo con un golpe.

Ambas fueron la señal para la reanudación de la pelea y el momento decisivo.

La pelea había empezado, parece que algo se alboroto.

El Estilo del Dios del Norte debería tener algunas técnicas luego de perder un brazo. Incluso perdiendo ambos brazos, Alek probablemente seguiría siendo capaz de hacer algo.

Pero esas posibilidades pronto fueron eliminadas.

Contra un alto nivel de ofensiva y defensiva, él ya no podía pelear sin su mano izquierda.

Desde ahora, ya no era una pelea.

En solo 5 minutos.

Solo 5 minutos.

Alek, cubierto en heridas, torpemente salió de escena.

5ª Parte

“Haa……Haa……”
·

Esa táctica de retirada no fue efectiva.

De un respiro, él simplemente huía de algo terrorífico.

El Dios del Norte.

No pensarías que él fuera un miembro de los Siete Grandes Poderes Mundiales.

Entrando a una buena escuela, entrando a una buena universidad, y encontrando un buen empleo dentro de una buena compañía.

Pero entonces, por primera vez en su vida, él probó la falla de ser un nuevo asalariado.

Llevado por la frustración, él salió de la escena con una figura antiestética.

Pero aquí termina.

Ya no había a dónde corre.

Alek corrió patéticamente por una hora y termino en un valle.

Se acorraló.

Fue perseguido por 5 personas.

Al segundo que Alek corrió, Zanoba cayó y Doga también se tiró al suelo.

Pero todavía había 5 personas.

Sándor y Atofe.

Eris y Ruijerd.

Y yo.

El valle estaba en frente de nosotros.

No era un lugar estrecho. Había un gran acantilado que excedía los 200 metros.

No había a dónde correr y nuestra fuerza era suficiente.

·
“Maldición………”
·

¿No le preocupa?

¿O está actuando?

Alek estaba parado al borde del acantilado sin aliento.

Se veía como si él estuviera preocupado.

Pero debía ser despreocupado.

Aunque él pudo haber perdido una mano, originalmente blandía la Espada del Rey Dragón con una sola mano.

Con la Espada de Rey Dragón podía manipular la gravedad, la cuestión no estaba en que perdiera una mano.

No había equivocación ya que hablaba de una persona cuyo brazo fue cortado.

Mientras lo pensaba, el miedo empezó a aferrarse en su cara.

Pero él era el Dios del Norte……

·
“Ríndete ya. No tienes técnicas para voltear esta situación.”
·

Sándor lo dijo porque…… ¿significa que Alek ya no tenía alguna oportunidad para revertirlo?

·
“¡Sí, solo muere!”

“Madre, ahora mismo, estoy con Alek, así puede quedarse callada un poco.”
·

“Unh…….Aahh…….”
·

Atofe interrumpió, pero fue callada por Sándor.

¿Atofe fue obediente?

Testificando ese espectáculo, una vez más recordé que de hecho eran familia.

Aunque no eran del todo similares.

·
“Ahem…. La energía que guardabas fue en preparación para tu pelea con Orsted…… al segundo que tu mano fue cortada, fue tu perdida. ¿Ya no seguiré contándote cuando eras joven? No mires por debajo a tus oponentes no importa qué.”
·

Mientras lo contenía, él cometió un error que no podía deshacer y fue derrotado.

Mucho paso.

Especialmente cuando subestimabas a esos debajo de ti.

·
“Arroja tu espada y ríndete. Como tu padre, no puedo odiarte.”
·

Amables palabras de Sándor.

『Como tu padre』

Por los pasados años, esas palabras se volvieron una debilidad para mí.

A decir verdad, no podía perdonar que él tratara de asesinar a la raza Supard.

Pero.

Él no era un apóstol directo de Hitogami, pero Gusi era un apóstol……

Si Alek fuera a llorar y disculparse…… Bueno, pero, sí……

Él se veía muy joven.

Cerca de la edad de Paul, supongo.

No conozco su edad actual, pero él debía estar cerca de la edad de Paul cuando se convirtió en mi padre.

Llamarlo infantil no era una equivocación.

Entonces, desde ahora, él sinceramente empezó algo nuevo……

Cuando pensé en eso.

Ya que era un niño inmaduro, con una actitud arrogante, escuchamos su respuesta de frente.

·
“¡No quiero!”
·

Claro.

·
“¡No he peleado con toda mi fuerza!

La mano izquierda fue un accidente. ¡Si el Dios Ogro no hubiese corrido, esto no habría pasado!”

“Esa también es la razón de tu derrota.”

“¿¡Dices que no hay que apoyarse de los aliados!?

¡Hay cuatro peleando contra ti!”

“Un héroe no tiene aliados.

Cuando lo piensas, él puede recibir ayuda, pero incluso si esos aliados desaparecen a medio camino, él aún ganará.”
·

Sándor lo dijo claramente.

Como si dijera que era la única respuesta correcta.

Debido a eso, fue extrañamente convincente.

¿Qué tipo de Heroica Leyendo desea crear? No conozco de los detalles pero…… supongo que es lo que esperaría de un Héroe retirado.

·
“Pero esa no fue la causa de tu derrota. Esa fue tu estrategia. No debiste darnos con todo tu poder y luego retirarte. Luego de recuperarte debiste desafiarnos otra vez.”

“¡No tendré otra oportunidad de pelear con Orsted, sabes!”

“¿Quién dijo eso?”

“¡……!”
·

Parece que dio en el blanco.

Ese fue Gisu.

Orsted estaba fuera del campo de visión de Hitogami.

Pudo toparse con él en Sharia – era de mi conocimiento.

Uno no podía encontrarse con él en alguna parte más que esa. Ya no había más oportunidades de pelear con él además de ahora. No puedes culparlo por pensar en eso.

Especialmente Alek que era tan joven.

Quiero convertirme en un Héroe, quiero superar a mi padre – palabras que salieron del joven.

No había una segunda vez. Debí tomar la oportunidad que está enfrente de mis ojos ahora.

Él no podía evitar pensar en ello.

Aunque él se forzó un poco.

Su misma actitud fue algo que podía animarse.

·
“Debiste buscar un amigo o rival que tuviera la misma mira que tú en tu generación.”

“¡CÁLLATE!”
·

Las simpáticas palabras de Sándor causaron que Alek se callara y tomara su espada.

Eris y los otros, como si se lo señalaran, también tomaron las suyas y se prepararon.

También me preparé.

5 vs 1.

Incluso él no tendría oportunidad de ganar.

·
“¡Todavía no pierdo! ¡Un Héroe le daría la vuelta a esta situación! ¡Te derrotaré! ¡También erradicaré a la Raza Supard! ¡Y luego a Orsted! ¡Luego Mataré al Dios Dragón, seré un Héroe!”
·

Al momento sentí algo que se reunió en su espada, levanté mi mano izquierda.

·
“『Arm of mine, suck it all up』”
·

La gravedad fue anormal por un instante.

Justo cuando un elevador asciende, solo por un segundo, mi cuerpo flotó, pero rápidamente regreso al suelo.

·
“¡URYAAAAaaaaa!”
·

Al siguiente instante, la espada de Alek empezó a moverse.

Las cinco personas incluyéndome dieron marcha atrás como si se esparcieran.

Pero Alek no le apuntaba a nadie.

·
“¡Khu!”
·

Estaba en el suelo.

Alek golpeo su larga espada en el suelo y la destruyo.

Al siguiente instante, la tierra y la arena danzaron, rebajando la visibilidad.

Así que él atacó pasaron por la cortina de humo.

Al prepararme por ese pensamiento, mi clarividencia vio algo de la brecha en la cortina de humo.

Vi a Alek caer atrás en el valle……

¿Se suicido?

¿Salió volando por su propio golpe……?

No.

La cara de Alek mostraba una sonrisa.

Una sonrisa rara.

Una sonrisa del triunfo.

No…… eso es.

Luego que Alek cayera del puente, él vino de atrás.

La habilidad de la Espada del Rey Dragón, manipulación de la gravedad.

Incluso si callera por el valle, podía fácilmente salir.

·
“¡………!”
·

Al siguiente momento, salté.

Seguí a Alek al valle.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 253

Acordáos de escribirnos cualquier posible error que hayáis encontrado, ya sea en los comentarios, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 253”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *