Mushoku Tensei Capítulo 252

Mushoku Tensei Capítulo 252

3ª Generación del Dios del Norte VS 2ª Generación + α

Traducido por Khristian Hernández a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

Nota: El capítulo puede presentar errores, si encontráis alguno, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 252”.

1ª Parte

Estábamos separados por una gran distancia. La furia del Dios Ogro Malta. Un ogro gigante en estado Berserk, igual que una tormenta, derribando árboles y horadando la tierra. Como si hubiéramos sido barridos por las secuelas acabamos separados del campo de batalla.

Quienes lo enfrentaron fueron Zanoba y Doga. Dado que el Dios Ogro era simplemente un monstruo basado en fuerza bruta, su compatibilidad fue perfecta. Dado que es un Miko, No hay nadie que pueda vencer a Zanoba en poder físico, y Doga es bastante poderoso contra un enemigo que ataca a corto rango.

Pero eso era obvio. Yo no tenía tiempo de preocuparme por otros. Frente a mí estaba el séptimo puesto de Las Siete Grandes Potencias Mundiales, el Dios del Norte, Karlman Tercero, Alexander Ryback, uno de los dos adversarios que me arrojaron al valle. Sin mencionar que no tenía la MK-I conmigo y la MK-II estaba incompleta. No era un enemigo contra el que pudiera ir fácil o ante el cuál ser descuidado.

Al que madruga Dios le ayuda. Así que con quagmire, yo….

·
“¡Espera!”
·

Eso pensaba pero en el siguiente instante el Dios del norte Karlman III me paralizó de un grito. El oponente era sin embargo un usuario del Estilo Dios del Norte, no habría sido raro si nos hubiera emboscado bajo un el pretexto de pedirnos una falsa tregua. Así que silenciosamente preparé el quagmire y disparé el cañón de piedra en rápida sucesión.

·
“¡Hablemos un poco antes de la batalla!”
·

Él fácilmente repelió los cañones de piedra. ¿O se desviaron de su camino? En ese caso, los disparos cambiaron su trayectoria en medio del aire y fueron repelidos. Incluso aunque el quagmire debió formarse justo en sus pies él no se estaba hundiendo.

¿¡Es este el poder de un Dios del Norte!? No, eso está mal. Definitivamente he oído hablar de la habilidad de la “Espada del Rey Dragón.”

“Tu ira es razonable. Luego de perder ambos brazos y caer por el valle, seguramente querrás pelear tan pronto como sea posible. Pero espera un momento por favor. Después de que hable, aceptaré hacerte compañía. Un pequeño pececito como tú seguro puede hacer algo de tiempo para que dos personas fuertes puedan conversar, ¿cierto?”
·

Un pequeño pececito… ¡Hah! Me estás subestimando, ¡te haré carne molida! Pero no podría enojarme por eso. Ciertamente no podría negar que parezco un pececito frente a una de las Siete Grandes Potencias Mundiales. Al contrario, era refrescante dado que no he recibido nada excepto halagos estos días.

·
“…”
·

En cuanto a mí, no quería esperar. Era posible que estuviera robándonos tiempo, quería ganar tan pronto como fuera posible y entonces ir a respaldar a los otros. Mientras pensaba en eso, di un paso atrás e intercambié una mirada con Sándor.

No estaba moviéndose, igual que Alek. Si no iba a luchar, no sería capaz de ganar solo.

·
“No puede evitarse.”
·

Mientras se encogía de hombros, Sándor se movió hacia adelante.

·
“… Así que, ¿qué pasa? Extraño.”

“¿Extraño? ¿Yo? ¿Aquel que más sabe acerca de ti en este mundo?”

“Pues yo creo que esta es la primera vez que nos vemos.”

“La primera vez que nos vimos fue cuando salí del vientre de mi madre. Padre.”
·

Me pregunto por qué Sándor está haciéndose el tonto.

·
“Padre, por favor detén esto. Puedo decirlo incluso si llevas ese tonto casco puesto…”
·

Si Hitogami se metió en mi cabeza, entonces incluso Alek debería saberlo.

·
“¡Tú eres el Dios del Norte Karlan II, Alex Ryback!”

“Alek-kun. No debiste decirlo hasta que me quitara el caso.”
·

Mientras decía eso, Sándor suspiró y se retiró el casco. Un hombre de mediana edad de cabello negro. Alek tenía cabello negro también. Ahora que los miro de nuevo, ambos lucen bastante familiares.

·
“Luego de derrotarme, debiste decir que fui un fuerte enemigo y para al menos respetar tu victoria, yo removería mi casco. Sólo para que vieras entonces que yo era tu pad…”

“¡Basta con eso! ¡Pensé que habías muerto hace mucho…! ¿¡Qué has hecho hasta ahora!?”

“…Tomé un discípulo, y he estado enseñando artes marciales. Recientemente gané la atención de su Majestad Ariel y ahora me he convertido en caballero.”

“¿Discípulo? ¿¡Tú, quien me confió esta espada a mí y abandonó el Estilo Dios del Norte, ha tomado un discípulo!?”
·

La ira se notaba en la cara de Alek-kun. No sé qué pasó entre ellos, pero parece ser que las palabras de Sándor han encendido algo en dentro de él.

·
“Alek-kun, no es que haya abandonado el Estilo Dios del Norte.”

“¡Mentira, ahora ni siquiera sostienes una espada!”

“Hmm.”
·

Sándor sostuvo su báculo y lo mostró. Un báculo de metal.

·
“¿Te refieres a esto? Creo que me ha hecho más fuerte.”

“¿¡Te estás burlando de mí!? ¿¡Esa pieza de metal, más fuerte que esta, la Espada del Rey Dragón!?”

“Te equivocas. Alek-kun, esa espada es la más fuerte en el mundo, quien la sostuvo por cien años sabe que es la mejor.”

“Entonces ¿por qué?”

“Es demasiado poderosa. Esa espada.”
·

Sándor respondió a la pregunta de Aleksander como si fuera razonable, como si fuera obvio, como si fuera un regaño hacia él.

·
“Con esa espada en mano, no importa qué tan grande sea la bestia, no importa cuán ágil el monstruo, no importa qué tan fuerte el soldado, no habrá rival. Yo gané incontables batallas y me convertí en un héroe con esa espada. Pero entonces un repentino pensamiento vino a mi mente. Me convertí en un héroe, pero, ¿había alguna clase de diferencia entre antes y después de que obtuviera la espada? Como resultado, empecé a preguntarme si el Dios del Norte Karlman II, Alex Ryback, era ciertamente fuerte o no. Una vez que estos pensamientos entraron en mi mente, ya no pude seguir peleando como antes. Por supuesto, no intenté negar lo que mis camaradas y batallas hasta ahora significaron, pero… simplemente pensé que mi tiempo como héroe había terminado. Fue por eso que te confié el título de “Heroico Dios del Norte”, y partí para esparcir las “Técnicas del Dios del Norte Karlman I”
·

Alek obviamente se sintió dejado atrás. Realmente no lo entendía, pero el viejo hombre Alex (Sándor) se había cansado de pelear, entregó su característica espada e intentó esparcir sus enseñanzas. Y su hijo, que estaba en contra de esto, enloqueció.

Bueno, no es como si no entendiera. Si súbitamente te confiaran con algo tan grande como esa responsabilidad y tu padre desapareciera, por supuesto que estarías furioso.

·
“Y el resultado fue Auber, ¿esa facción de chiflados?”

“Ese también fue uno de los caminos para demostrar las enseñanzas del Dios del Norte Karlman I.”

“No he reconocido a ese grupo de locos, eso no es el estilo Dios del Norte.”
·

Alexander sacudió su cabeza sin intentar ocultar su mal humor.

Auber huh…

Él ciertamente no era un espadachín. Era más como un ninja.

·
“¿Eso era siquiera esgrima?”

“El Dios del Norte Karlman I usaba una espada, pero no hay necesidad de aferrarse a ella.”

“¿Es por eso que usas ese trozo de metal?”

“Sí, con esto, puedo sentir cómo me vuelvo más fuerte. Y cuando puedes sentir tu propio crecimiento, es posible para los humanos volverse aún más fuertes.”

“… no lo entiendo.”
·

Alek-kun parecía insatisfecho. Quizá todavía es joven. No podría decirle no al camino que ha escogido.

·
“Alek-kun, te preguntaré, ¿por qué estás aquí?”

“He venido a derrotar a Orsted. Después de vencer al Dios Dragón, me convertiré en el segundo rango.”

“Oh, veo que estás motivado, como tu padre, estoy orgulloso.”
·

Mientras sonreía, Sándor felicitó a Alek.

¿Sándor-san? No está mal que estés orgulloso, pero estás de nuestro lado, ¿verdad? No vas a decir ‘muy bien, te ayudaré’ y convertirte en nuestro enemigo, ¿verdad?”

“Me he convertido en tu primer enemigo esta vez, pero tienes permiso de vencerme totalmente y entonces ir a retar a Orsted.”

·
“Eso es obvio. Incluso si tú eres mi primer enemigo, como Dios del Norte Karlman III, definitivamente te demostraré que yo también puedo obtener gran fama.”
·

¿Qué carajos con eso de gran fama? Bien, es tentador, pero preocuparte por el bien de tu familia o tu padre también. No puedo apoyarlos desde mi posición.

·
“¡No sólo eso, voy a aniquilar a la rasa Supard!”

“¿Hun? La raza Supard no son demonios, lo sabes. Los has visto tú mismo, ¿no es así?”
·

Alek le respondió al intrigado Sándor con un movimiento de la cabeza.

·
“No me importa nada de eso. Los Supard son famosos como demonios, si los destruyo, entonces mi nombre pasará a la eternidad como el de un héroe.”

“Eso no es algo que un héroe haría.”

“Quizá, pero no puedo evitar tomar ese camino. Si no lo hago, no podré superar tus logros. No podré superar el nombre del Dios del Norte Karlman II.”

“¿Si superas mi nombre, entonces te convertirás en un héroe?”

“¡Así es!”
·

Sándor me miró entonces totalmente boquiabierto. Y entonces agachó su cabeza.

·
“Por favor, perdóneme, Ludeus-dono. Pensé que podría persuadirlo, pero parece que este tonto hijo mío es todavía más tonto de lo que esperaba.”

“… Ciertamente parece el caso.”
·

Parece que Alek estaba siendo manipulado por la palabra héroe. No quiere convertirse en uno realizando actos heroicos, sino haciendo un alboroto para volverse famoso. Era el tipo de situación en la que cualquiera diría, ‘así no es como funciona esto’. No puedo decirlo apropiadamente, pero… así no es como funciona.

·
“Detengámoslo.”

“Entendido.”
·

Sándor se puso su casco y preparó su báculo. Yo adelanté mi brazo para darle soporte desde atrás. Alek vino a nosotros mientras nos miraba con aspecto hosco. Con su camino negado, llamado un tonto por una expresión tonta, los remolinos de su ira no tenían forma de apaciguarse.

·
“¿… Creen que pueden vencerme a mí, quien posee la Espada del Rey Dragón, con ese pedazo de fierro y ese peso muerto?”

“Sí, por supuesto. Planeo darte un duro castigo.”
·

Sándor declaró lleno de confianza. Escuchando la palabra castigo, la paciencia de Alek finalmente se perdió.

·
“¡No me subestimen!”
·

La lucha entre el Segundo y el tercer Dios del Norte comenzó.

2ª Parte

·
“TAaaaaa!”
·

Alek tomó la iniciativa y disparó primero. Sosteniendo con facilidad la espada larga en sus manos, cortó hacia el hombro de Sándor.

·
“¡Oohh!”
·

Sándor detuvo esa fuerza abrumadora con su báculo. Alek perdió su postura, quedando indefen… NAY. Él adelantó su cuerpo con un balance aterrador y golpeó a Sándor una vez más.

Sándor se movió anticipando ese golpe. Mientras rotaba sobre sí mismo, paró aquel vendaval de ataques por segunda vez. Y mientras lo detenía, usó el principio de la palanca y barrió la pierna de Alek. La postura de Alek se venía abajo completamen… NAY. El cuerpo de Alek flota como si hubiera saltado sobre Sándor, entonces baja de nuevo a tierra con una velocidad que sería normalmente imposible.

Se movía sin sentido alguno, pero yo sabía que ese era el poder de Kajukato, ‘la espada maldita del Rey Dragón’.

…manipulación gravitacional.

·
“¡OOORYAAaaaa!”
·

Pero Sándor estaba contando con eso. En cuanto le dio la espalda, el golpe de la espada del Rey Dragón fue parado una y otra vez. Gradualmente cambió su dirección y no mucho después estaba enfrentando a Alek. Los golpes de Alek no eran algo que pudiera ser vencido simplemente con eso.

La tierra se abría cada vez que chocaban, la onda expansiva de los ataques estaba derribando árboles vecinos que se venían abajo. Las ondas que llegaban hasta mí cortaban mis mejillas incluso aunque estaba separado de ellos. Pero estos golpes no alcanzaban a Sándor. Aunque esté retirado, sigue siendo un Dios del Norte. Seguía deteniendo los golpes de Alek perfectamente.

Alek podría moverse libremente en todos los aspectos gracias a su espada manipuladora de la gravedad. Era un acróbata y eso hacía difícil predecir sus movimientos. Sin embargo, no era como si Sándor no estuviera haciendo nada. A primera vista parecía como si no se moviera, pero en realidad movía su cuerpo poco a poco para así ganar una posición ventajosa.

Esta era una pelea entre dos compañeros usuarios del estilo Dios del Filo. La velocidad no era tan elevada. Probablemente gracias a mi entrenamiento con Eris y Orsted era capaz de ver sus movimientos. Podía verlos, pero el puro número de movimientos era demasiado para mí; no podía predecirlos, lo que hacía difícil dar respaldo.

·
“¡Wwwwhhhaaaa!”

“¡Tooooaaaaa!”
·

Eso sí, estos tipos eran ruidosos.

¡Cómo si tuviera el tiempo para pensar en tales cosas! Arreglé mi aliento y los miré cuidadosamente. Si estuvieran peleando por la supremacía, entonces dependiendo de mi interrupción, el progreso de la batalla podría declinar. Era difícil predecir sus movimientos incluso si los veía con mi ojo de premonición. Pero dejando de lado los de Alek, podía ver los movimientos de Sándor. Al menos era más fácil predecirlo a él en comparación a Alek. Había un patrón. Iba de derecha a izquierda. Con este flujo, si el oponente iba a la derecha detrás de su espalda entonces…

·
“¡Ahí!”
·

Disparé el cañón de piedra. El cañón hizo un sonido agudo y voló derecho impactando en Alek. No, ni fue completamente derecho ni fue un golpe directo. Se curvó. Tras dejar su marca cincelada en la armadura de Alek, se desvaneció en el bosque. Pero la postura de Alek colapsó.

·
“¡Haaa!”
·

Sin dejar pasar la oportunidad, Sándor golpeó a Alek en el plexo solar.

·
“¡Ugh…!”
·

Sin embargo, Alek saltó hacia el cielo mientras gruñía. Vino directamente hacia mí.

¡Rápido!

·
“¡No interrumpas, mosca!”
·

‘Un golpe de hacha. Un ataque asesino desde arriba en diagonal.’ Mientras lo veía con mi ojo de la premonición, intenté defenderme con guantelete sobrante.

·
“Ough…”
·

El momento en que detuve el ataque, mis pies fueron atrapados por la tremenda gravedad. El guantelete se rompió y yo caí de rodillas. Mi mano voló como si fuera cortada… O eso pensé, pero el brazo negro hizo un chirrido pesado mientras defendía. La mano de Atofe era fuerte.

·
“¡Estos brazos…! ¿¡Son los de la abuela!?”
·

‘Electricidad.’

Disparé un rayo de mi otra mano que estaba acumulando mana. El relámpago púrpura lamió el cuerpo de Alek. Continué acumulando mana en mi mano izquierda y disparé un cañón de piedra en su cara en un punto ciego.

·
“¡Tooryaaaa!”
·

Pero Alek no se detuvo. Evadiendo mi cañón de piedra y doblándose hacia atrás, atacó mis pies girando una pierna. Brinqué justo a tiempo para evadirlo, pero Alek ya había reorganizado su postura para entonces.

Un sólo golpe capaz de diseccionar mi cuello se aproximaba a mí.

·
“¡HAAaaa!”
·

Justo entonces Sándor empujó su báculo hacia Alek desde su costado. Mientras hacía un giro, Alek saltó con gran fuerza hacia mi derecha… pero aterrizó suavemente con una trayectoria que desafiaba la gravedad.

·
“…Fiu.”
·

A primera vista, no veía ningún daño en él. Parecía que ‘Electricidad’ no tenía mucho efecto en el tampoco. ¿Era el poder de su espada? ¿O era por causa de su armadura? ¿O acaso lo soportaba sólo para pretender? ¿Era gracias a un entrenamiento diferente? ¿O era debido a las diferencias en la estructura de nuestros cuerpos? No sería extraño si fuera cualquiera de estas.

·
“He ido un poco demasiado fácil con ustedes, imagino. Quizá debería intentar ir un poco más seriamente…”
·

Alek habló como si fuera un jugador perdedor en un juego de véncelos a todos, pero la situación no lucía mal. En este paso, podríamos ganar. Sándor peleando como vanguardia y yo respaldándolo. Si continuamos golpeándolo una la vez, definitivamente seremos capaces de derribarlo.

Dios del Norte Karlman III. Es un enemigo formidable, pero Sándor es fuerte también. Si hay una lucha por la supremacía, entonces con mi contribución podemos ganar. ¡No soy un estorbo!

·
“Un poco mal, ¿he?”
·

O eso pensaba, pero las palabras de Sándor eran increíbles. ¡No es posible! ¿No somos superiores? Sándor no tenía daño. Mis actos previos rompieron la prótesis de Zariff, pero la mano de Atofe era igualmente o incluso más eficiente. Todavía podemos hacerlo.

·
“Está ahorrando sus fuerzas justo ahora para así poder pelear contra Orsted-sama después. Probablemente esté subiendo su poder gradualmente.”
·

Ah, demonios. Así que se estaba conteniendo. Parece que está tratándome como una mosca un poco demasiado.

·
“¿Cuánto tiempo más le tomará a Roxy-dono llegar?”

“No lo sé.”
·

Ella nos hará saber cuando los preparativos estén listos. Ya ha pasado medio día, así que imagino que será pronto. En tanto a Zanoba y Eris no dejen que los enemigos pasen y alcancen a Roxy y los otros.

·
“Parece ser que te has vuelto fuerte desde la última vez que te vi. Pude haberme jactado un poco de más.”
·

Dijo Sándor sin mucha confianza. Me gustaría que dieras tu mejor esfuerzo sin decir cosas como esa. Dado que yo estoy dando lo mejor para darte soporte.

·
“Como sea, intentemos ganar algo de tiempo.”

“En… entendido.”
·

Tras nuestro breve intercambio, Sándor inició la carga. Alek también corrió en respuesta.

·
“¡UUooo!”
·

¡Doryaa!”
·

Y una vez más, el intercambio de golpes inició. Pero Sándor tenía razón. No podías ver el cambio a primera vista, pero los bloqueos de Sándor empezaron a disminuir. Cada que recibía un golpe, su postura se rompía un poco. El nivel de ataque de Alek estaba volviéndose loco. Su apariencia no había cambiado, pero probablemente su peso sí. Si Sándor estaba en una posición desventajosa, entonces yo no podía disparar un tiro directo del cañón. ¿Sería frenado, repelido o evadido? Podía hacer cualquiera de estas.

·
“…”
·

No disparé el cañón de piedra, en su lugar usé magia de control de tierra. Primero, pondré un alto a su irregular movimiento aéreo y a todos esos saltos. En ese caso, Sándor tendrá un poco más de confort y el rango de tácticas que podrá usar incrementará también. Como resultado, mi cañón de piedra debería golpearlo también. Por tal razón…

‘¡Lanza de piedra!’

Produje cuatro pilares de piedra para rodearlos a ambos y en la cima de todos…

‘Red de tierra’

Hice una red de tierra sobre Sándor, que estaba unos cincuenta centímetros abajo. Si la cima es obstruida, entonces sus irregulares movimientos aéreos serán…

·
“¡Irritante!”
·

Se vino abajo en un instante. Así que eso no es suficiente.

·
“¿Qué pasa padre? ¿Esto es lo mejor que puedes hacer?”
·

Oh, no. Sándor estaba siendo continuamente empujado a una esquina. No era la diferencia de técnica. Era la inconfundible diferencia entre sus armas. Cuanto más golpeaba la Espada del Rey Dragón, más mellado quedaba el báculo de Sándor. Y si disparaba el cañón de piedra en pánico, simplemente acababa en otro lado.

De ahí en más puede que estuviera poniéndome de lado, porque empezó a ignorar mis cañones de piedra. Eso no es bueno, a este ritmo no seremos capaces ni siquiera de ganar tiempo. Esta situación se volverá gradualmente peor y seremos derrotados.

·
“¡Gaaa!”
·

Fue en ese momento. Una figura conectó en el costado de Alek como un cometa. Una mujer, cabello rojo y una espada en sus manos, golpeó a Alek con toda su fuerza. Mientras recibía su golpe y el de Sándor también, fue arrojado hacia atrás. La espadachina roja le dio caza. Luego de aterrizar como ignorando la gravedad, Alek agitó su espada larga en el lugar. La espadachina roja no pudo hacer frente a eso.

·
“¡Haah…..!”
·

Pero detrás de ella, un soldado de cabello verde detuvo el ataque.

·
“¡Gaaa!”
·

Mad Dog aulló blandiendo la espada. Un golpe que apuntaba justo al cuello, pero su trayectoria una vez más fue cambiada por algo invisible. Aunque la espada estaba dirigida a lo alto de los hombros, la robusta armadura fue inesperadamente capaz de detener el ataque con sólo un rasguño.

Pero Mad Dog no detuvo su cacería con sólo eso. Apenas vio que el ataque fue un fracazo, rápidamente retrocedió e inmediatamente después, la espada larga había bajado al lugar del que se había movido, cortando un mechón de cabello.

Ella se distanció de él. La pelirroja y el peliverde, dándome la espalda le hicieron frente.

·
“¡Ludeus! Te hice esperar.”

Dijo Eris volviendo la mirada hacia mí. Ruijerd no se dio vuelta, pero puede que ya hubiera confirmado mi seguridad vía su tercer ojo. Ellos han venido a salvarnos. Si fuera una chica, hubiera caído enamorada de ellos inmediatamente. ¡Abrácenme! ¡Háganme un hijo!

·
“Esto no puede ser…”
·

Mientras yo me convertía en una adolescente, el rostro de Alek quedaba anonadado. Nay, sería mejor decir que estaba en shock.

·
“Imposible, ¿Gull Farion fue derrotado?”
·

¿Así que qué paso? Cuando vi a Ruijerd, el asintió. ¿En serio? ¿El Dios del Filo fue vencido por su trabajo en equipo?

·
“Aunque renunció a su posición como Dios del Filo, no podía ser vencido fácilmente… parece que he sobreestimado las circunstancias de esa persona.”
·

Mientras sus palabras eran orgullosas, el rostro de Alek se notaba pesaroso. Si pienso en el momento en que me arrojaron por el puente, parecía estar en buenos términos con Gull.

·
“Fue sólo por un corto tiempo, pero… fue una persona agradable a pesar de todo…”
·

La presencia de Alek cambió. Era diferente al de antes, el sentimiento de que estaba yendo fácil con nosotros se había desvanecido.

·
“Incluso aunque creí que lidiaría rápidamente con estos dos y entonces procedería a luchar con Orsted…”
·

Alek se preparó bajando ligeramente su cuerpo. Algo estaba por pasar. Sintiendo una presencia sobrecogedora, Eris y Ruijerd bajaron sus cuerpos vigilantes.

Pero si él iba a pelear con todo ahora de todos los tiempos posibles, entonces ya era demasiado tarde. En adición a Sándor y yo, estaban Eris y Ruijerd. Era un cuatro contra uno. Incluso si es una de las Potencias Mundiales sosteniendo la espada más poderosa…

·
“Mano derecha a Espada.”
·

La espada en la mano derecha de Alek se elevó con su punta mirando al cielo.

·
“Mano izquierda a espada.”
·

Alek sostuvo la espada con su mano izquierda. Usando ambas manos. La espada larga que había usado sólo con una mano, ahora se sostenía por dos. Me pregunto si este es su verdadero estilo de pelea.

·
“¡Esto no es bueno! ¡Corran!”
·

Sándor dio el grito de retirada y saltó a su derecha. Pero era demasiado tarde.

·
“Traída por ambas manos, una vida se pierde, dejando sólo muerte al primer intento.”
·

Alek sostuvo la espada del Rey Dragón sobre su cabeza.

·
“Mi nombre es Aleksaner Ryback del Estilo Dios del Norte.”
·

Entonces me di cuenta que mi cuerpo estaba flotando. Y no era sólo el mío, Eris, Ruijerd y Sándor que había saltado a un lado también, todos estábamos flotando en el aire. Por supuesto las hojas caídas, las ramas de los árboles, todo estaba elevándose de la superficie.

La Manipulación Gravitatoria de la Espada del Rey Dragón. Una vez que estás arriba, olvídate de bajar, ni siquiera serás capaz de moverte apropiadamente. Incluso si pateas y peleas con tus miembros, no podrías moverte de tu lugar ni siquiera un poco. Una posición completamente indefensa. Alek podía ser visto poniendo todo su poder en ello.

·
“¡Ahora es momento de que vengue a mi amigo juramentado!”
·

Carajo.

Como pensaba que mi cuerpo se movía por sí sólo, cargué mana en mis manos y creé una onda expansiva. Eris, Ruijerd y Sándor fueron arrojados lejos a la distancia. Yo inmediatamente sostuve la mano prostética de Zarif que estaba flotando cerca de mí y apunté la piedra mágica de absorción que estaba fijada a su punta hacia Alek.

Algo que estaba entre la espada y yo desapareció y aterricé en la tierra. Arrojando la piedra mágica de absorción al viento, reuní todo mi mana en ambas manos. En cuanto enfrenté a Alek, quien estaba al borde de agitar su espada larga hacia abajo…

‘Técnica secreta: ¡ruptura de gravedad!’

Un flash y una explosión.

… mi conciencia se pausó.

3ª Parte

Cuando desperté estaba en lo alto de un árbol. Salí volando por completo. Me di cuenta de este hecho porque los huesos de mis piernas estaban fracturados. Estaban completamente aplastados en pedazos y mi pierna estaba torcida en un ángulo extraño. No eran sólo mis piernas. La mayor parte de mi cuerpo estaba rota y era atacado por un dolor intermitente alrededor de mi pecho. Probablemente una costilla rota o dos.

·
“Cof cof….ghaaa.”
·

Estornudaba violentamente y el dolor corría por mi pecho, pero no era tan severo como para negarme el habla. Recité un encantamiento de magia sanadora de inmediato y curé mis heridas.

·
“¿Qué tan lejos que arrojaron… ¡uuuooh!?

En cuanto levanté mi cuerpo, la rama en la que me sostenía se rompió. Mientras quebrara las demás ramas, caí una buena distancia. Pero todavía no había caído al suelo. Al parecer fui arrojado a un lugar bastante alto. Mientras pensaba en eso, pude ver la tierra. Había un cráter. Un cráter con un diámetro posiblemente de unos 20 metros. Algo como eso había aparecido frente al valle.

No había nada como eso antes. Fue creado hace unos momentos. Posiblemente por el ataque anterior.

·
“¿En serio?”
·

De repente torcí el cuello. Pude ver algo brillando en la aldea Supard. Una luz que reconocí.

·
“Eso es… ¿¡auuuohh!?”
·

La rama en la que me sentaba se rompió de nuevo. Esta vez caí en el suelo mientras rompía todo a mi alrededor.

·
“Oww..”
·

Acaba de usar magia de curación pero estaba herido otra vez. Rápidamente recité un encantamiento y curé mis heridas de nuevo. En este punto, debo abordar la situación. ¿Qué pasó con Eris, Ruijerd y Sándor? ¿Y Alek?

·
“¡!”
·

Mientras pensaba en eso me levanté y pude ver una persona justo frente a mí. Alerta, tomé rápidamente postura con mi tembloroso cuerpo, pero el que estaba frente a mí no era un enemigo.

·
“¡Sándor-san!”

“¿…Podrías sanarme también?”
·

Estaba cubierta de heridas. La armadura estaba parcialmente destruida, el casco estaba roo y sangre brotaba de sus manos. Su mano derecha estaba colgando sin fuerza.

·
“Sí, por supuesto.”
·

Toqué su cuerpo con mis manos y curé sus heridas con magia.

·
“Gracias.”

“¿Dónde están Eris y Ruijerd?”
·

Pregunté sobre esos dos inmediatamente después de que me agradeció. Incluso Sándor estaba herido así. Entonces Eris y Ruijerd estaban en mal estado también.

“Tienen heridas menores. Fue bueno que pudiéramos ganar algo de distancia gracias a tú, Ludeus-dono. Puede que ni siquiera necesiten magia de sanación. Aunque todavía están inconscientes.

Sentí alivio por el reporte.

·
“¿Y dónde está el Dios del Norte Karlman III?”

“Parece que se nos adelantó al ver que estábamos derrotados.”

“¿No nos dio el golpe de gracia?”

“La técnica que acaba de usar fue la técnica asesina más poderosa del estilo Dios del Norte. Debe haber pensado que no era necesario.”
·

Fue bueno que callera en el valle, pero parece que él de verdad tornillo suelto. Pero fuimos salvados por eso. Aunque lo dejamos pasar. Lo dejamos ir hacia donde está Orsted.

Orsted probablemente gane, incluso debe haber peleado contra Aleksander con la espada del Rey Dragón en alguno de sus bucles. No debió haberlo enfrentado seriamente si no había necesidad en esa ruta, pero estoy seguro que pudo vencerlo tan fácilmente como venció al Dios del Cause Reida.

Pero ese ataque… Hay otras personas en la villa Supard. Los Supard que acaban de recuperarse de la plaga, Julie, Norn… Si en orden de protegerlos toma de lleno la técnica de esa espada entonces… Acabaría usando muchísimo mana. Una pelea para proteger es mucho más difícil que una para atacar. Si Orsted no pudiera proteger a nadie, entonces significaría la muerte de todos ellos.

·
“Sándor-san, ¿puedes luchar todavía?”

“¿Tienes intención de ir?”

“Todavía no ha acabado, acabo de ver una luz de la villa. Es la luz de una invocación. Si Roxy terminó los preparativos, entonces apenas acabamos de empezar.”
·

En cuanto dije eso, un varón de cabello verde vino corriendo desde el bosque. Dos de ellos. Ambos guerreros Supard. No era Ruijerd. Entonces rápidamente me aproximé a ellos que miraban nuestras figuras.

·
“Un mensaje de Roxy. La invocación ha sido un éxito.”

“Perfecto.”

Asentí.

·
“Bien entonces, iré primero, dame el privilegio de frenarlo.”

“Por favor se cuidadoso y no te excedas.”

·
“Entiendo.”
·

Tras un breve intercambio de palabras, Sándor empezó a correr.

·
“Te dejaré a cargo de cuidar a Eris y Ruijerd. Cuando despierten, envíalos como soporte.”

“¡Entendido!”

“¡Por favor, guíame!”

“¡Sí!”
·

Confié a Eris y Ruijerd a un guerrero Supard y llevé al otro conmigo hacia donde estaba Roxy. Saltando sobre las raíces de los árboles, cruzando los matorrales, corrí derecho. No era tan rápido por culpa de la armadura rota. Quiero decir, había perdido toda funcionalidad y pesaba ahora. Me quité la Armadura Mágica ‘MK-II’ en el camino y corrí con mi ropa casual.

El Dios del Norte Karlman III era más fuerte de lo que esperaba, pero no debemos retroceder ahora. Este es un momento crítico.

·
“¡Ludeus…!”
·

Alcancé mi destino. Roxy estaba ahí. Quienes quedaban eran sólo Elinalize y los restantes guerreros Supard. Entonces, como se planeó.

·
“Luces terrible…”
·

Aunque me había curado con magia, al ver mi ropa andrajosa y armadura, Elinalize quedó anonadada. Pero rápidamente endureció su gesto.

·
“Los preparativos están completos.”
·

Detrás de ella había una apretujada formación mágica escrita. Pero todavía no había perdido su luz. Era idéntica a los dibujos en el pergamino que había dejado al fondo del valle. El nombre de quien manufacturó ese pergamino fue Roxy Greyrat. La formación mágica había colapsado ya debido al peso de la enrome armadura sobre ella. En el peor de los casos, esta fue creada como un duplicado de la Armadura Mágica destruida durante la guerra. Al no haber suficiente espacio en la armería de la oficina, esta máquina fue puesta a regañadientes en el taller.

La única carta del triunfo que escapó de la destrucción de la oficina.

·
“Es la Armadura Mágica ‘MK-1′”
·

Bien entonces, es hora del round 2.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 252

Acordáos de escribirnos cualquier posible error que hayáis encontrado, ya sea en los comentarios, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 252”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *