Mushoku Tensei Capítulo 246

Mushoku Tensei Capítulo 246

La Capital

Traducido por Luis Rey Nambo a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

Nota: El capítulo puede presentar errores, si encontráis alguno, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 246”.

1ª Parte

Una casa en silencio. En el hundido hogar al centro de la casa había una hoya borboteante. Frente a mí estaba un hombre de cabello verde. Era Ruijerd. Estaba sentado frente a él, con el hogar frente a mí.

·
“…”

“…”
·

No había conversación, sólo silencio entre Ruijerd y yo. No había nada que decir. No, sería mejor decir que no había oportunidad de hablar. Toda mi atención estaba dirigida por completo en lo que había frente a mí ahora. Fallar no estaba permitido. Mi mirada apuntaba directamente al frente, esperaba el que el momento llegara.

·
“¡!”
·

Y así el momento llegó. Cuidadosamente estiré mi mano… y saqué la hoya del fuego. Pero, no había terminado. No tenía que apresurarme. Y así por casi diez minutos, dejé de moverme. Luego de esos diez minutos, finalmente levante la voz.

·
“Ruijerd-san, ¿estás listo?”

“Sí, no me importa.”
·

En cuanto recibí estas palabras, recogí lo que estaba a mi lado. Era completamente blanco, con una superficie arenosa, y una apariencia cercana a la de un huevo. No cercana, era un huevo de gallina.

·
“…”
·

Tras romper el huevo y ponerlo en el tazón, revolví el huevo con los palillos. Estaba completando esta serie de eventos como si fuera algo natural. Como si los conociera desde el momento en que nací. El alma de un niño de tres años es la misma que una de cien. Una vez que aprendes a montar una bicicleta, no importa cuántos años pasen, nunca lo olvidas. Es lo mismo que eso. No, yo ni siquiera debería haber podido aprender esto. Desde el momento en que nací, tengo esta información. En otras palabras, era instinto.

El huevo estaba ahora batido. Repetí la acción una vez más. Había dos huevos en el tazón. Dejé eso como estaba y alcancé la tapa.

·
“… muy bien.”
·

Quité la tapa y tras ver el interior, asentí. El humeante arroz blanco sonaba a hervido. El humo ininterrumpido del arroz estaba esparciéndose por el cuarto. El interior de mi boca empezaba a volverse agua y tragué saliva inintencionalmente. Estaba sobrecogido por la urgencia de llevar el arroz a mi boca, pero soporté y mezclé el arroz.

Tomé los tazones y los llené con fresco arroz. Estaban llenos, no demasiado, pero tampoco muy poco. Entonces, con los palillos abrí un agujero en el centro del arroz. Dentro del agujero puse los huevos que había revuelto antes. Y manché el pálido arroz de un reluciente dorado. Pero no era todo. De aquí en adelante, el momento que tanto estaba esperando desde el momento en que llegué a este mundo y que había sido mi mayor deseo…

Tomé la pequeña botella a mi lado. Mientras lentamente exprimía su interior por el pequeño agujero lo regué en el arroz dorado. Lo que salió de ahí fue un líquido negro. Un licor de tono oscuro como veneno a primera vista. Era salsa de soya.

La puse sólo una vez. Dos también está bien, pero por ahora, sólo una. Con sólo eso, lo alto del arroz dorado ahora estaba teñido de negro. Igual que la tinta de un pudín, hizo que mi estómago gruñera.

Mantén la calma, lo comerás pronto. Fue por este propósito que superé las cuatro pruebas. También, de aquí en más, será posible comer esto cuando quiera. Sin embargo, la primera vez es un momento muy importante que debe ser celebrado.

·
“…Aquí vamos.”

“Sí.”
·

Pasé uno a Ruijerd. Luego de tomar el tazón, esperó por mí. Yo inmediatamente repetí el proceso e hice otro.

·
“Y así, gracias por la comida, comamos.”
·

Con las manos juntas, hicimos una reverencia. Tazón a la izquierda, palillos a la derecha. Abrí bien la boca para el primer bocado.

·
“¡-Mmm! ¡¡-HmMmmmm!!”
·

Este es. Este es el sabor. Es perfecto. No es el mejor, pero este es. Este es el sabor que he estado buscando por tanto tiempo.

Morder… masticar… tragar… Un bocado, dos bocados, tres bocados. Silenciosamente, comiendo, masticando y tragando; ocasionalmente tosiendo mientras me ahogo en arroz. No hice nada salvo seguir comiendo.

·
“¡… eso fue todo un festín!”
·

Antes de darme cuenta, mi tazón estaba vacío. Mi tiempo de felicidad había acabado en un instante. Estaba satisfecho tras comer, pero también sentía que algo faltaba. Antes de darme cuenta, miré al hombre frente a mí. Ruijerd estaba comiendo en silencio. Él no es usualmente un hombre que hable mientras come, pero hoy parece más callado de lo usual. No, hoy sólo somos Ruijerd y yo. Dado que no he hablado, no hay conversación. Aunque el paso al que come no es del todo rápido.

Parece como si no hubiera comido todavía ni siquiera la mitad de su porción. No, yo simplemente fui demasiado rápido.

·
“Um, Nii-san.”

“¡Waaah!”

Mientras pensaba en eso, Norn se había sentado a nuestro lado antes de que me diera cuenta.

·
“Norn… cuándo…”

“¿Cuándo? Preguntas… acabo de llegar… traté de hablarte mientras comías pero…”
·

Así que llegó mientras comía.

·
“¿Qué están comiendo?”

“Algo bueno. ¿Quieres un poco también?”

“… Entonces, imagino que sí.”
·

Norn asintió mientras daba una mirada a Ruijerd. Yo inmediatamente serví un tazón de arroz. Romper el huevo, batirlo, y añadir la salsa. El proceso entero tomó unos diez segundos, pero el sabor no era ni un poco diferente. Es la técnica de un artesano.

·
“Come tanto como quieras.”

“¿Qué es esto…?”

“Es mi comida favorita.”

“… gracias por la comida.”
·

Norn tomó el tazón que le tendí y empezó a comerlo lentamente.

·
“…”
·

Esperé. Esperé mientras comían. Me senté y esperé. ¿Todavía no terminan? ¡Apúrense! Quiero escuchar sus opiniones. Aunque no hay necesidad de ello, pero aun así quiero saber.

·
“…”
·

Y mientras mis pensamientos se aceleraban, Ruijerd terminó de comer.

·
“¿Así que esto es de lo que hablabas en el viaje?”

“Sí. ¿Qué piensas?”

“Delicioso.”
·

Sus impresiones fueron una sola palabra, pero estaba satisfecho. Mi compañero y yo fuimos finalmente capaces de comer lo que había estado buscando largo tiempo hace en ese nostálgico viaje. Estaba satisfecho. Sólo lamento que Eris no esté aquí.

·
“… gracias por la comida.”
·

Así Norn terminó también de comer. Y ella acababa de empezar, eso fue rápido.

·
“¿Qué piensas Nonr? Esto es de lo que hablaba en casa.”

“…Fue delicioso. No sabe a nada que haya probado antes… ¿es por este sazonador?”

“Sí, es salsa de soya, un sazonador muy versátil. Es delicioso con todo a lo que se lo pongas.”

“Hmmm…”
·

Norn parecía estar fuertemente impresionada. Hagámoslo en casa para que lo comas. Hoy es un aniversario. El aniversario del primer tazón de arroz con huevo probado en este mundo.

·
“Es sólo que comer un huevo crudo puede dañarte el estómago, así que necesitas usar magia de desintoxicación.”

“¡Sí se necesita desintoxicación entonces no hagas que alguien que se recupera de una enfermedad lo coma!”
·

La hice enojar en el aniversario.

2ª Parte

Dos días después, la raza Supard seguía firmemente su camino hacia la completa recuperación. Aunque todavía hay quienes están todavía en cama, aquellos con síntomas moderados empezaron a volver a sus vidas normales. Yo mismo de dediqué a construir un cuarto oscuro para hacer crecer la hierba Sokasu en la esquina de la villa.

Aún no sabemos si la causa de la plaga fue la alta densidad de mana en el suelo o el Rey Oscuro Vita. Pero si volvemos a encontrar los mismos síntomas, teniendo esto, los resultados diferirán grandemente. Aunque si la causa fue el Rey Oscuro Vita, entonces la misma enfermedad no debería aparecer de nuevo. Si fue el suelo, entonces la raza Supard necesitará cambiar su residencia. Deberían moverse a un lugar menos profundo del bosque, o al menos, conseguir los vegetales de la villa cercana.

Cualquiera de las dos funciona.

En cualquier caso, todavía será necesario el permiso del país. Me gustaría hacer que se movieran al Reino Asura, pero había muchas dudas y temores entre los Supard. Parece ser que les disgusta dejar un lugar en el que han vivido por tanto tiempo. Además, la influencia de la iglesia de Milis en el Reino Asura es bastante grande. Cliff estaba más bien relajado ante la raza Supard, pero las raíces del miedo en la iglesia Milis son profundas.

Y así, para negociar con el Reino Biheiril, decidí dirigirme hacia la capital. Los objetivos son dos. Conseguir que se acepte a la raza Supard y sobre eso, disolver la fuerza de subyugación. La raza Supard después de todo es bastante franca y aunque son bastante excluyentes debido a su continua persecución, son buenas personas.

El Reino Biheiril puede mostrar desaprobación al principio, pero hay muchas maneras de hacerlos cambiar de opinión. La más rápida de ellas es conseguir que visiten la villa. Si de hecho llegaran a ver a las un tanto tristes personas y a los sonrientes niños, sabrán que es un lugar seguro… o es lo que me gustaría que pensaran, pero ya veremos. El Reino Biheiril puede ver los niños y pensar, “¡Incluso están criando niños aquí, apresúrense y desháganse de ellos!” Igual que con las cucarachas. Pero si eso pasa, recomendaría a la raza Supard emigrar. Si viven en el Reino Asura, le deberé otro favor a Ariel… pero si se reduce a eso, simplemente le pagaré con mi cuerpo.

Aunque pienso que estará bien. Los niños Supard son algo lindo de mirar. Ver a tales niños jugar con una pelota de cuero, me gustaría pensar que el Reino Biheiril está lleno nada más de personas que sonreirían ante esa imagen.

·
“Y así, me dirigiré a la capital.”

“Sí.”

“Cliff cuidará el progreso de los enfermos, y Elinalize lo acompañará también. Norn continuará como enfermera de Ruijerd. ¿Qué hay de usted, Orsted-sama?”

“Me quedaré aquí. Cliff Grimoire está investigando la plaga actualmente. Podríamos ser capaces de curarla la próxima vez.”
·

En cuanto Orsted dijo eso, regresó el balón que volaba hacia el con un “bong”. Fue en un instante. No pude ni siquiera ver el movimiento de sus manos. Pero el balón voló gentilmente en un arco y aterrizó justo en las manos del niño.

·
“Para las negociaciones no es necesario que yo vaya.”

“Por supuesto. No importa cuánto de su maldición selle ese casco…”
·

Con otro “bong” el balón fue golpeado de nuevo.

·
“No es como si la maldición desapareciera por completo.”

“Sí.”
·

El balón regresó otra vez.

·
“Pero si se llega el caso, confiaré en su aparición. Incluso con la maldición, es posible que si lo ven, les dé un susto.”

“Está bien.”
·

Otro “Bong”.

·
“¿Deberíamos hacerlos parar?”
·

No importaba en qué dirección volara la pelota, los niños Supard continuaban enviando el valón en dirección a Orsted. La mirada en sus ojos, más que hostilidad, era de curiosidad. ‘Hay un tipo raro ahí, ¿qué tal si le aventamos la pelota?’ algo así. Si no fuera por el casco, en lugar de un balón podrían aventarle piedras, pero dado que el balón sigue aterrizando en sus manos, es de algún modo gracioso.

·
“No hay problema. Este nivel ni siquiera cuenta como un ataque.”

“¡Ah! ¿Es así?”
·

Me pregunto si Orsted estaba divirtiéndose. No podía ver su expresión bajo el caso, pero no estaba de mal humor.

·
“¿Es divertido?”

“… No está mal.”
·

Está bien en tanto no esté mal.

·
“Entonces partiré.”

“Sí.”
·

En cuanto Orsted dijo eso, dejé el área. Sandor y Doga estaban esperándome en el círculo mágico de teletransporte. Mientras yo iba a la capital, Sandor iría a la segunda ciudad a encontrarse con el informante. Los destinos eran diferentes, pero decidimos que separarnos sería mejor por cuestiones de eficiencia.

Estaba llevando a Doga como un escolta. Sentí que no sería de mucha ayuda, pero es mejor que no tenerlo.

·
“Whoops.”
·

En el camino casi choco con Ruijerd. Mientras se sostenía del hombro de Norn, caminaba vertiginosamente.

·
“Ruijerd-san, ¿está bien que camines?”

“Sólo un poco.”
·

Aunque Ruijerd dijo eso, cuando vi la cara consternada de Norn, supe que no era el caso.

·
“Partiré por un tiempo para negociar con el Reino Biheiril. Puede que traiga conmigo a algunos soldados del país, si eso pasa, por favor trata de darles la bienvenida con lo mejor de tus habilidades.”

·
“Entiendo. Le diré al jefe.”
·

En cuanto Ruijerd dijo eso, vi a Orsted. Presionado contra el muro, continuamente respondiendo al balón que le arrojaban los niños. Parecía que le hicieran bulling a primera vista, pero por alguna razón era una imagen agradable. Cada vez que Orsted ocurrentemente devolvía el balón, los niños reían.

·
“Él es muy diferente de como parece, ¿eh?”

“¿Verdad?”
·

Mientras decía eso con una mueca, partí.

3ª Parte

Me dirigí al Reino Biheiril vía formación mágica. Por supuesto, chequé el litógrafo de comunicación cuando me detuve en la oficina. El grupo de Zanoba no había encontrado problemas significativos. Aisha + mercenarios tampoco tenían problemas. El grupo de Sylphy todavía no había hecho contacto. Considerando la distancia de las formaciones mágicas de teletransporte, es bastante justo decir que no se puede evitar.

En cuanto al grupo de Roxy, había poco movimiento. Parece ser que cuando llegaron a la Isla de los Ogros, el Dios Ogro había partido ya. No sabemos la localización del Dios Ogro, pero la gente de la Isla de los Ogros estaba preparándose para una batalla, esa fue la información que estaba circulando alrededor.

También, Eris estaba dirigiéndose aquí. Ella quería ver a Ruijerd. Aun así, hubiera deseado que se contuviera un poco más. También despaché información de que la raza Supard se estaba recuperando. Siento que hice un gran problema de un incidente que se resolvió en apenas un par de días, pero supongo que no podía evitarse.

Luego de terminar todo eso, me equipé una vez más con el anillo de disfraz y salté al círculo mágico de teletransporte que conectaba con la capital de Reino Biheiril.

4ª Parte

Zanoba había instalado el círculo de teleportación en una villa abandonada en el interior del bosque a cerca de un día de distancia de la capital.

·
“Maestro, le he estado esperando.”
·

En el momento en que llegué, Zanoba bajó la cabeza. Julie y Ginger también estaban con él.

·
“¿Estabas esperándome?”

“Sí. Desde el momento en que escuché que venía.”
·

Qué sujeto tan leal.

·
“Pero esto funciona perfectamente. Aquí no hay oyentes de quién preocuparnos y puedo dar mi reporte.”

“Veamos. Escucho entonces.”

“Aunque dije eso, no es nada de mayor importancia.”
·

Y con este prefacio, Zanoba me contó de todos sus movimientos hasta ahora.

Primero, luego de encontrar una posada, colocó el círculo mágico de teletransporte en este bosque. Luego de eso recolectó información en la capital. Fue entonces que obtuvo la información de que “el país reúne una fuerza de subyugación.” Fue entonces cuando entregó su primer reporte en el litógrafo de comunicación. La parte que leí.

Luego de eso, obtuvo información de que el Dios del Norte estaría participando en la fuerza de subyugación. Mientras todavía buscaba información de Gisu, buscó también al Dios del Norte. Entonces llegamos a la situación actual.

·
“Así que básicamente, ¿no sabemos nada todavía?”

“Lo lamento muchísimo. Cuando escuché que el Dios del Norte Karlman tercero se presentó, pensé que podríamos encontrarlo rápidamente, pero fue considerablemente…”

“No, no hay necesidad de disculparse.”
·

Acabamos de entrar al Reino Biheiril, así que no hemos estado aquí por mucho tiempo. Entrar a la ciudad, colocar el círculo mágico, iniciar las acciones. Todo se consiguió en casi siete días. Obtener estos resultados es más bien rápido.

·
“Trabajemos duro de aquí en adelante.”

“Sí.”
·

El Dios del Norte, ¿huh? Si él realmente está participando en la fuerza de subyugación, debo convencerlos de no hacerlo bajo cualquier circunstancia. Pero no ser capaz d encontrar a alguien que resalta tanto me hace pensar que alguien se está moviendo en las sombras. Quizá el Dios del Norte ya se ha convertido en aliado de Gisu. Quizá Gisu, luego de oír que Vita había sido vencido y que su plan había fallado, vio cuán desaventajado estaba y decidió retirarse con el Dios del Norte. También estaba la posibilidad de que Vita fuera una mera distracción; ha sido vencido demasiado fácilmente. También es posible que la información de Vita no haya alcanzado a Gisu todavía, pero eso puede ser un poquito muy optimista. Si ese es el caso, al menos fui capaz de hacer a Ruijerd un camarada. Sólo eso hizo que mi visita al reino Biheiril valiera de algo.

·
“Entonces maestro, ¿deberíamos partir? Le guiaré a la capital.”

“Sí, por favor.”
·

En cualquier caso, lo que debo hacer no cambia. Mientras pensaba en eso, me dirigí hacia la capital del reino Biheiril.

5ª Parte

La capital del Reino Biheiril fue algo similar a la del Reino Shirone. Estando en el continente central, tiene la atmósfera de un estado de tamaño pequeño a medio. Este país, rico en bosques, usa la madera como principal material de construcción. También había muchos árboles en la ciudad. Quizá por eso, exuda una atmósfera única.

Puede que sea también porque llegué por la noche. En este país, cuando llega la noche, se encienden muchas hogueras en las calles. Los carruajes de caballos están prohibidos por la noche.

Fuera de eso, nada es muy diferente. Cerca de la entra están las posadas y los vendedores ambulantes. Conforme uno se acerca al centro de la ciudad, los lugareños y las casas de los nobles se vuelven más extravagantes, y en el centro de todo estaba el castillo.

El castillo estaba construido en la intersección de dos ríos. Igual que el castillo nocturno de Sunomata. Su localización estaba en una posición similar a la del fuerte Karon en Shirone.

En lo alto, detrás del castillo estaban los barrios bajos. Pese a que dije barrios bajos, no es como si las personas ahí lucieran especialmente pobres. Está arreglado como uno de esos pueblos que puedes encontrar donde sea.

·
“Bueno entonces, tengo que conocer al rey ahora.”

“Pero, me pregunto si podremos obtener una audiencia, la influencia de la Reina Ariel puede no llegar tan lejos.”

“Hmm.”
·

En el cuarto de la posada, pensé en esto junto a Zanoba. El lugar en el que Zanoba se estaba quedando no era una posada para aventureros, sino un lujoso hotel para nobles en la ciudad. Él es en efecto un hombre de mundo. O debería decir, que sobresale con un poco de moderación. Aunque no sobresale tanto como lo hago yo.

·
“¿Qué tal si me filtro entre las fuerzas de subyugación? El rey probablemente acceda a vernos cuando nos alistemos. Entonces, podré acercarme, incluso si es por la fuerza, y entonces seguramente obtendremos la audiencia.”

·
“Eso sería demasiado lento. Luego de que las preparaciones del país estén completas al punto de decir ¡Empiecen!, podrían rechazar nuestras protestas.”
·

Había un orden para las cosas. Reunir personas, comida y entonces las armas. Una vez que han alcanzado el punto de salida, es bastante posible que las palabras ‘por favor, esperen’ no los detengan. En este tipo de eventos el país tiene que pensar en su propio honor, sería difícil para ellos detenerse.

·
“Podría ser más lento en este punto, pero antes de que las preparaciones estén completas, debemos explicar que no hay necesidad de atacar a la raza Supard.”
·

Les enseñaremos sobre la existencia de la raza Supard durante la fase de preparación y haremos que confirmen que es seguro, así la fuerza de subyugación puede regresar a cazar lobos invisibles.

Sería bueno tener un porcentaje de los costos. Orsted debería ser capaz de proveerlos en cierta cantidad. Es por eso que, antes de que la fuerza de subyugación salga, quiero encontrarme con el rey tan pronto sea posible. Con eso en mente, empezamos a pensar en un modo.

·
“Por ahora, aproximémonos directamente desde el frente. Puede que sobresalgamos, pero si me introduzco como subordinado del Dios Dragón bajo las órdenes del Reino Asura, y si llega el caso, uso el nombre de Pelagius entonces… y si ni siquiera eso funciona, podemos intentar de nuevo pensar en una diferente forma de acercarnos.”

Y así, no llegando a nada mejor, decidimos buscar una audiencia.

6ª Parte

Al siguiente día, luego de terminar el desayuno, decidí darle una mirada al castillo. Así que el castillo era similar al de Shirone después de todo. Tanto en tamaño como en atmósfera… pero difiere en la enorme cantidad de secciones de madera. No, Zanoba dijo que serían iguales en cuanto a debilidad ante el fuego.

·
“Debe haber una puerta de peaje.”

“Espero que el nombre de la reina Ariel sea suficiente para garantizarnos una audiencia.”

“Aunque este lugar no tiene ninguna relación con el Reino Asura… así que seguir los procedimientos apropiados será difícil.”

“¿Entramos?”

“Entramos.”
·

Conocer al rey de un país es sorprendentemente difícil. En todas mis audiencias hasta ahora me he saltado el procedimiento usual. Normalmente, usaría a la nobleza del país (conexiones) para hacer el pedido. Preparar ropa y un carruaje, así como certificados de identidad, y sobre todo eso, introducirme a través de un oficial civil en el castillo. Luego de confirmar que yo era alguien de confianza, y ajustar mi tiempo acorde a la agenda del rey, finalmente se nos concedería una audiencia. Ese sería normalmente el flujo esperado.

Así que es difícil sin ninguna conexión después de todo. Sin embargo, a pesar de los contratiempos, definitivamente no es imposible. Incluso si alguien llega abruptamente, si son importantes, y desean conocer al rey, entonces es posible que haya una audiencia. Incluso así, si sobresalimos demasiado, nuestro objetivos de encontrar a Gisu pueden verse limitados.

Aunque él podría habernos encontrado hace tiempo…

·
“Así que Zanoba, hay muchos rumores respecto a nosotros trabajando juntos, así que de aquí en más, seremos sólo Doga y yo.”

“Estupendo. Oraré por su buena fortuna.”
·

Me separé de Zanoba en un lugar concurrido, y junto a Doga, frente al río, nos dirigimos a algún lugar con abundantes guardias reales. Todavía era temprano por la mañana y los soldados estaban claramente ocupados. Ir de la nada a pedir una audiencia seguro me haría ver sospechoso, aunque me aseguré de que mi apariencia fuera la de un noble…

Pero en este país sin embajada, no sabía qué clase de ropa era la correcta. ¿Hmm? ¿Este lugar no está repleto de soldados? Parece haber algo así como una recepción.

·
“Discúlpeme, ¿podría ayudarme?”

“¿Qué quiere?”
·

El recepcionista era un hombre con un respetable bigote. Su ropa parecía la de un civil y ciertamente no parecía un soldado. Imagino que debería hacerle un cumplido respecto a sus ropas primero. No, debería hablar de negocios dado que es la razón por la que vine aquí.

·
“Me gustaría solicitar una audiencia con el rey.”

“¿Cuándo?”

“¿Um? Ah, hoy, tan pronto como sea posible.”

Aunque dije eso, no pensé que luciera sospechoso. Bueno, no tengo nada que perder. Si no está bien, entonces sólo tengo que seguir los pasos apropiados mientras reconozco nuestra conspicuidad.

·
“…”
·

El hombre mostacho me miró y se dio la vuelta hacia una pila de papel.

·
“Eso será una de oro.”

“¿Huh?”

“Una audiencia costará una moneda de oro.”
·

Me pregunto si querrá una propina.

·
“Aquí.”

“Esta es definitivamente… ¿huh?”
·

El hombre mostacho tomó la moneda de oro y empezó a examinarla. Y entonces la mordió con un ‘clik’. Parece que hay algún problema. ¿Acaso le di accidentalmente una moneda falsa…?

·
“Esta es una moneda de oro asura, ¿no es así?”

“Ah, sí, de ahí es de donde provengo.”
·

Mientras decía eso, le mostré la insignia que obtuve de Ariel.

·
“…”
·

Su reacción es mala. El hombre mostacho me miró con sospecha. Como pensé, la influencia del Reino Asura no llega hasta aquí. Me pregunto si esto está mal. Mientras estaba pensando en eso, él ya había guardado la moneda. Entonces escribió en un papel del montón y me lo tendió.

·
“Escriba su nombre y la razón de su audiencia.”

“Ah, sí.”

“Cuando suene la campana de la tarde, vuelva otra vez.”

“Sí. Muchas gracias.”
·

Su reacción fue mala, pero mi dinero fue probablemente bueno. Parece que obtuve una audiencia. El poder del dinero es genial. Por ahora, he pasado la primera barrera.

7ª Parte

Tarde. Estaba frente al cuarto de espera por una audiencia.

·
“…”
·

Estaba nervioso. La audiencia podría no ser hoy, eso fue lo que pensé cuando vine al palacio, pero el recepcionista de mostacho tenía a una persona diferente para guiarme a la sala de espera, y antes de darme cuenta, estaba en esta situación. Mi turno es el siguiente; seré llamado para una audiencia pronto. Creí que había roto la primera puerta, pero lo que me estaba esperando era el último jefe. Está pasando demasiado rápido, mi cabeza estaba completamente en blanco.

No, cálmate, primero debería oír sobre la audiencia de alguien que salga de la cámara. El rey de este país, en las dos horas después del mediodía, sostiene audiencia con cualquiera. Por supuesto, aunque dije cualquiera, hay condiciones. Primero, para sostener audiencia, debes pagar una moneda de oro Biheiril. Por encima de eso, cada persona sólo tiene permitido quince minutos. Sólo hay ocho personas por día. Si tienes el oro, cualquiera puede ver al rey, para presentar opiniones o preguntas, incluso para pedir favores. Si crees que hay un problema mayor, puedes hacer una petición; parece que es el procedimiento d este país. Una moneda de oro es la cantidad que una villa entera puede apenas reunir junta.

Escuchar muchas historias sin importancia, esperando un problema real. El Reino Biheiril parece un buen lugar para vivir. Aunque tener un verdadero problema y no poder pagar la moneda de oro también puede pasar.

Sin embargo, Por tener una oportunidad de hablar directamente ante el Rey, cualquiera vendría corriendo. Especialmente comerciantes avaros y ricos locales buscando asegurar sus inútiles intereses. En cualquier caso, cuando llegué, la casa estaba llena, como esperaba. Pero dada la buena suerte hubo una cancelación. Realmente buena suerte. Fue probablemente porque la moneda de oro asura vale diez veces lo de una moneda de oro Biheiril, que mi suerte subió.

Eso de lado, por ahora, estamos bien. Una audiencia de quince minutos. Eso no es mucho tiempo. No es muy reconfortante. Sólo tengo dos cosas de las qué preocuparme. Si revelo quién soy y hablo alegremente y con claridad, entonces el futuro será alegre.

·
“Ludeus-dono, por favor, proceda a la cámara de audiencias.”
·

Mientras estaba pensando eso, fui llamado.

·
“Bueno entonces, vamos.”

“…Síp.”
·

Con la respuesta de Doga, di un inhalé profundamente, me levanté y salí del cuarto. Siguiendo las instrucciones del sirviente, caminamos hacia el salón hacia la cámara de audiencias. La cámara de audiencias, bueno, estaría por eso del rango C. No era un cuarto terriblemente largo; no había ni llamativas alfombras, ni soldados descuidados haciendo guardia. No parecía haber ninguna decoración especial, ni señal mayor de majestad. Originalmente, este era un salón donde entraban los comunes. Cuando piensa en eso de ese modo, con esto bastaba. Prácticamente hablando, no es desagradable. Tres estrellas.

·
“Su majestad, es un honor conocerlo.”
·

Continuando en la cámara de audiencia, me arrodillé en un buen lugar e incliné la cabeza. Después de un poco, el rey levantó la voz.

·
“Alguien cortés. Muéstrame tu rostro y declara tu origen y negocios, para que pueda oírlo.”
·

En cuanto dijo eso, levanté mi cabeza. El rey era un hombre viejo. Se veía cansado y no parecía que fuera a vivir mucho más. Probablemente estaba sufriendo alguna enfermedad.

·
“Mi nombre es Ludeus Greyrat, un subordinado del Dios Dragón, Orsted-sama, quien se encuentra ranqueado segundo entre las siete grandes potencias mundiales.”

“¡Oh… Del Dios Dragón…!”
·

El rey no trató de esconder su sorpresa. Es un sentimiento poco común pero agradable. Parece que el Rey Sabe algo sobre las siete potencias mundiales. Me pregunto si es porque el Dios ogro vive cerca.

·
“¿Qué quiere alguien que se asocia a sí mismo con una de las siete potencias mundiales conmigo… no, con este país?”

“Sí. He oído sobre la subyugación de los demonios del Bosque sin Retorno. Me gustaría que fuera cancelada.”
·

Whoops, no quise decir cancelada. Mi lengua se resbaló. Bueno, bueno, está bien, puedo arreglarlo.

·
“¿Cancelarla?”

“Sí.”

“¿La razón?”

“Lo que vive en el bosque no son demonios.”
·

Le conté sobre la raza Supard. Desde hace tiempo, seguramente desde antes de que el país se estableciera, la raza Supard ha estado viviendo en ese bosque. Sobre cómo la raza Supard no son los demonios que el mundo ha hecho creer que son. Y cómo en su tiempo hicieron una promesa con la villa cercana, que casarían a los demonios invisibles y que se asegurarían que no escaparan del bosque y dañaran los alrededores. Sin embargo, recientemente, la villa entera atravesó una plaga y los demonios invisibles fueron capaces de dejar el bosque. Y cómo gracias a los esfuerzos del Dios Dragón Orsted, la villa se ha recuperado ahora y está nuevamente cazando a los demonios invisibles.

Así que en ese corto tiempo, todo mientras trataba de demostrar que los Supard son una buena raza, di mi explicación.

·
“La raza maligna y los demonios invisibles… esa es una historia casi increíble.”

“Eso es entendible, había esperado esta respuesta y vine preparado con algo. Una vez que vea esto, una explicación no será necesaria. ¿Hay alguien en este país que desee confirmar esto por sí mismo?”
·

Les enseñaré el estado actual de la raza Supard. Como las mujeres cocinando en hoyas, o los hombres pasando el día y casando demonios invisibles, o al Dios Dragón jugando a la pelota con los niños.

·
“Muy bien…”
·

El rey puso su mano en la mejilla mientras pensaba. Sin embargo, lentamente sacudió la cabeza.

·
“Asumiendo que lo que dices es cierto, en este punto no puedo cancelarlo. Muchos hombres de valor se han reunido ya en el país.”

“Entonces, no sería un problema en tanto de la directiva de que ‘la gente del bosque’ que vive tras el valle de los Dragones de Tierra no son demonios, así que no pueden atacarlos. Que está bien en tanto casen demonios invisibles quienes definitivamente existen… Aunque si el problema es el dinero, podemos ayudar con eso.”

“Bien entonces…”
·

Tomé otro aliento.

·
“La raza Supard, desde tiempos antiguos, ha vivido en este país en secreto. Sin embargo, incluso ahora, no solicitan tratamiento preferencial, ellos sólo buscan vivir en la esquina de este país, fuera de los caminos en el bosque. … si aun así su majestad está en contra y quiere que la raza Supard deje su país, arreglaré un destino para su migración.”

“…Parece tener un cariño especial por la raza Supard.”

“Cuando era joven, mi vida fue salvada por uno de ellos.”
·

En cuanto dije eso, el rey puso su mano en su mejilla. Di una mirada y pude ver que el sirviente estaba preocupado sobre el tiempo. Quince minutos habían casi pasado.

·
“Eso fue todo. Por favor retírese.”

“¡Humildemente le pido que lo considere! ¡Ellos no significan un peligro para este país!”
·

Tomando un último respiro, un paso antes de irme, incline mi cabeza.

·
“¡… Gullickson, Sando!”
·

A las órdenes del Rey, dos soldados se adelantaron. Uno con un gran mostacho y otro con delgado y largo rostro. Esta es la parte en la que me agarran y sacan de una patada. Aunque creí hablar bien, también fue un poco abrupto…

Esta vez fallé. Intentaré de nuevo des…

·
“¡Acompañen a esta persona y confirmen la verdad!”

“¡Sí!”
·

El clamor del rey me dejó atónito.

·
“¿¡Está eso bien?!”

“Estos solados serán despachados. Y si resulta que estás mintiendo, como se ha planeado, la fuerza de subyugación será enviada.”
·

Es un poco abrupto, pero parece que los soldados vendrán conmigo. No les negaré nada y les permitiré confirmar la verdad con sus propios ojos.

Él es un buen rey. Debe ser porque escucha los problemas de su gente a diario. El grado de confianza de Orsted Corporation hacia el Reino Biheiril ha incrementado.

·
“¡Le doy mis más profundas gracias!”
·

Finalmente, incliné mi cabeza. De algún modo, fue bastante bien.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 246

Acordáos de escribirnos cualquier posible error que hayáis encontrado, ya sea en los comentarios, o enviándonos un mail a mushokutenseispanish@gmail.com con el asunto “Mushoku Tensei Capítulo 246”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *