Mushoku Tensei Capítulo 233

Mushoku Tensei Capítulo 233

La Intensa Batalla contra Atofe

Traducido por Luis Rey Nambo a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

Correcciones: José Chirino.

1ª Parte (POV – Eris)

·
“¡Yo soy la Inmortal Lord Demonio Atoferatofe Ryback! Te otorgaré el título de héroe si puedes vencerme. Si pierdes, ¡te convertiré en mi marioneta hasta tu último aliento!”
·

Atofe liberó un abrumador instinto asesino. Por otra parte, oponiéndose a ella estaba la figura de un héroe.

·
“¡Reina del Filo, Eris Greyrat!”
·

Eris sostuvo una de las siete espadas del Dios del Filo, ‘Elegancia del Dragón Fenix’ sobre su cabeza y confrontó a Atofe.

·
“¡Así que estilo Dios del Filo…!”
·

Ella felizmente desenfundó su espada sin dejar de hacer contacto visual con Eris.

·
“Te diré de antemano, la Espada de Luz es inefectiva contra mí.”

“…”
·

Eris no estaba agitada por las palabras de Atofe. Incluso ella sabía eso. Había oído sobre la leyenda de la Inmortal Lord Demonio Atofe que no puede ser vencida. Sin técnica, con una espada tosca y lenta. Alguien que simplemente no puede morir. No importa cuántos ataques reciba, no importa cuántas heridas fatales se le infrinja, ella no morirá. Se levantará incluso después de recibir cualquier tipo de ataque. Y entonces obtendrá la victoria al final. Esa es la Inmortal Lord Demonio Atofe.

Hubo menos de diez veteranos, incluyendo uno de los Tres Héroes Asesinos de Demonios que fueron capaces de oponérsele durante la campaña militar de Laplace. Temida como el símbolo del pavor, el único del que se ha dicho pudo vencerla indiscutiblemente fue el Dios del Norte Karlmann I.

Ella está pensando, ‘¿Puedo vencer a este Lord Demonio frente a mis ojos por mí misma?’

Nay.

Es imposible para una sola persona. Pude sentirse exaltada por retar a un ser legendario, pero no posee ninguna técnica para vencer a Atofe. Sin embargo, no hay necesidad de lamentarlo eso. Incluso si no tiene una mano ganadora, hay una persona que sí la tiene, dado que los arreglos para esa situación ya están terminados con anticipación antes de venir aquí.

·
“…”

“Hey, di algo.”
·

Eris no habló.

·
“Bueno, conocí a alguien como tú que concentraba todos sus nervios y disparaba un corte extremadamente poderoso…”

“…”

“Fufu, lo recuerdo, tengo buena memoria. Aunque ese corte nunca me alcanzó y lo aplasté con mi puño igual que a una rana.”
·

Atofe parece haber recordado ese tiempo. Miró a Eris mientras una sonrisa maliciosa se abría paso en su rostro.

·
“¿Qué te parece? Eris Greyrat. Es una apuesta única en la vida. ¿Mostrarás tu ingratitud frente a tus queridos compañeros… u honor?”

“…”

“Mi cuello está justo aquí. Si llevas mi cabeza a casa, serás reconocida como un héroe en toda la Raza Humana y tu nombre vivirá en la historia eternamente.”
·

Atofe golpeó su cuello haciendo ‘Tonton’ con una expresión desbordante de confianza. ‘Esta mujer es incapaz de matarme.’ Esa clase de autoconfianza.

La guardia imperial al rededor suspira.’Ah, Atofe-sama está siendo negligente otra vez’ esa clase de suspiro. Sin embargo, ante los héroes, dejar lanzar un ataque es una disposición inviolable propia de la raza de los Inmortales Lores Demonio.

·
“No realmente, no quiero nada como el honor ni nada parecido.”
·

Dijo Eris claramente.

·
“Pero te arrancaré la cabeza.”

“¡Bien dicho! ¡Eris Greyrat! ¡Ahora, ven!”
·

El grito de Atofe reverberó. El sol del atardecer cayó tras las montañas, todo alrededor estaba envuelto en una ligera oscuridad, y las flamas violetas de las velas brillaban sobre las dos personas. Los ojos de Atofe resplandecían con un fuego ardiente. Los ojos de Eris, impávidos, devolvieron la mirada. El instinto asesino de ambas se cruzó en esas miradas. Una situación crítica para dos personas.

·
“Ah…”
·

Sin embargo, la guardia imperial no estaba mirando a las dos en ese momento. Miraban detrás de Eris.

Ahí de pie se encontraba un gigante. Un gigante de roca de pié entre la suave oscuridad, de al menos tres metros de altura. ¿De dónde demonios vino? ¿Es magia de invocación? No, no hay pistas de cómo se hizo aquello. Más aún, una maga de cabello azul estaba de pie separada por varios pasos detrás del gigante. Como diciendo que fue un éxito, el gigante repentinamente apretó su mano y miró hacia atrás.

·
“Ah…”
·

La razón por la que Eris del Estilo Dios del Filo, poseedora de una furia incontrolable no atacó… Una persona entre la Guardia Imperial lo entendió y soltó una voz de admiración. La razón era que mientras Eris ganaba tiempo, Ludeus estaba ocupado preparándose.

Invocó la armadura mágica ‘MK.I’

·
“Oh…Ooooh…”
·

Atofe gimió al mirar la sombra detrás de Eris. Ahí estaban las memorias. Esa armadura, incluso antes de la campaña de militar de Laplace, durante la Segunda Gran Guerra Humano-Demoniaca, algo que recordó haber visto antes como era sellado personalmente. Su forma era ligeramente diferente. Su color era ligeramente diferente. Sin embargo, esas eran cosas triviales. ¡Y un carajo! ¡Como si en este mundo hubiera suficientes armaduras como esta para ir coleccionándolas!

·
“¡La Armadura del Dios de a Batalla…!”
·

Murmuró Atofe estupefacta al mirarla…

·
“¡¡¡Gaaaaaa!!!”
·

Eris atacó.

2ª Parte (POV – Ludeus)

La espada de Eris voló directa al lado izquierdo de la nuca de Atofe, quien miraba la Armadura Mágica con la mínima distancia. La espada demoniaca se transformó en un largo y recto rayo de luz plateada dirigido hacia la nuca de Atofe mientras mantenía su sobrecogedoramente poderosa sed de sangre. Y sin oportunidad de hacer algo…

·
“¿¡su!?”
·

Se detuvo. La espada quedó atorada a medio camino en el cuello de Atofe.

·
“…”
·

La espada de Atofe estaba hundida en el hombro derecho de Eris muy profundamente. Su brazo derecho perdió su movimiento con sólo eso. No se detuvo, fue parado por un empuje de la espada en la brecha entre hueso y hueso, como una barra de soporte; la considerada “técnica definitiva”, la espada de luz fue detenida.

·
“¡Gaaaa!”
·

Eris desechó de inmediato su brazo derecho y usando sólo su mano izquierda, balanceó su espada. En su estado pleno, algo como un cuello sería cercenado con un sólo golpe de la espada de luz, pero el poder es reducido a la mitad si se usa una sola mano. Sólo una tercera parte de la cabeza de Atofe había sido cortada mientras el resto continuaba adherido a su torso. Eso naturalmente hubiera significado la muerte, pero el enemigo era Atofe, la Inmortal Rey Demonio Atoferatofe.

·
“¡Srra!”
·

Atofe, que parecía un cadáver andante, pateó a Eris en el Aire. Roxy se apresuró a atraparla, mientras esta continuaba mirando hacia Atofe con ojos feroces con el hombro chorreante de sangre. Su turno había terminado.

·
“¡Ohooooo!”
·

Atofe se dio la vuelta hacia mí mientras rugía. Preparó su espada para defender y tomó una posición hacia adelante. Entonces apuntó la espada hacia mí mientras yo preparaba la Gatling. Una vez que Eris fue lanzada lejos, empecé a disparar en línea recta.

·
“Fuego.”
·

Sobre ella llovieron balas de piedra.

La primera ondanada destruyó la armadura de Atofe en piezas diminutas.

La segura ondanada redujo a pedazos el hombro de Atofe, causando que su espada saliera volando.

La tercera ondanada se concentró en la parte superior de Atofe, arrancándola de cuajo y separándola de sus piernas.

No hubo necesidad de una cuarta ondanada.

La parte inferior de su cuerpo, ahora sin su otra mitad, calló mientras se sacudía violentamente.

Este espectáculo es malo para el corazón. Dado que ella es un Lord Demonio inmortal, no hay sangre, pero si hubiera sangre desparramada por todos lados, seguramente me enfermaría. No puedo acostumbrarme a ser un asesino. No hay manera de que me acostumbre a eso. Fui capaz de hacerlo porque sabía que ella no moriría incluso si le disparara con la Gatling desde menor rango, eso es cierto.

Ella no ha muerto, ¿verdad? Incluso aunque las cosas parecen de ese modo.

·
“¿Lo conseguimos?”
·

Preguntó Roxy mientras aplicaba Magia de Curación en Eris y estudiaba ansiosamente a la Guardia Imperial. Hasta que Atofe no dé la orden, ellos no atacarán.

Todos, no hay necesidad de preocuparse por Atofe. Tengo absoluta fe en las propiedades de la inmortalidad.

·
“No aún.”
·

Repliqué mientras me ponía vigilante.

·
“¿Después de esto seguimos nosotros?”

“No, eso es ridículo.”

“Mira el piso. ¿No lo habíamos limpiado el Fin de Semana Oscuro?”

“Esa armadura es irreal. ¿De dónde viene tanta magia…?”

“La última vez que peleó con Atofe-sama, ese tipo usó una bala de roca con asombroso poder. Es probablemente eso.”

“Ah, ya veo. Así que fue una rápida ráfaga de balas de roca.”

“Lo que significa que aparte de la armadura, esa vara debe ser una herramienta mágica.”
·

Estoy siendo analizado por algún motivo. Qué turba tan descuidada. Pero probablemente sepan que Atofe no moriría sólo con eso. Los trozos dispersos de carne se reunieron alrededor del pedazo más grande y poco a poco retomaron su forma original. Imagino que regresan a su lugar por sí mismo incluso si se trata de un cabello, algo distinto a cierta criatura parasitaria…

Se siente como una fuerza de la naturaleza que se regenerará de un pequeño trozo de carne vía mitosis celular incluso si los pedazos de carne no se reúnen enteramente. Tal criatura puede usar armadura sobre su cuerpo e incluso practicar artes marciales. Ella obviamente sería poderosa…

Atofe regresó a su forma anterior tal como pensaba. Sin embargo, como resultado de volarla en pedazos, su torso estaba desnudo. Acabé viendo músculos mejor forjados incluso que los de Eris y pechos no inferiores a los de ella. ¿Tiene algún sentido forjar esos músculos si se es una criatura como esa? Probablemente sí. Más bien, puede que la importancia de hacerlo sea aún mayor en ella que en un humano dado que sus células no mueren.

Muy interesante.

·
“¿Todavía quieres más?”
·

Luego de que la regeneración terminara, pregunté a una desarmada Atofe, con la resolución de pelear. Sin embargo, no es como si la oposición no fuera a ser difícil si viene a pelear con seriedad. Moore, quien está mirando desde atrás, será considerado un oponente hostil si tenemos que eliminar a Atofe con seriedad. Él comandará el ataque de la Guardia Imperial en cuanto nos juzgue hostiles. O eso escuché de Orsted. Hemos venido con un plan más o menos hecho si las cosas llegan a eso, pero… Bueno, es mejor satisfacer a Atofe noqueándola un par de veces. No tengo idea de cuantas veces tendré que enfrentarla, pero le haré compañía hasta que mi fuente de magia esté exhausta.

·
“¡No quiero!”
·

O eso pensaba, pero Atofe gritó, luego de lo cual Moore se apresuró a cubrirla con una manta.

·
“Iré inmediatamente por una armadura de repuesto, así que…”

“¡Humph!”
·

Atofe se sentó en el suelo con un ‘Pluk’ y cruzó sus piernas. No tiene intención de pelear, pero me está mirando, claramente molesta.

Esto es realmente inesperado. Ciertamente pensé que ella se molestaría con nosotros como un jabalí salvaje al revivir, o daría órdenes de que nos rodearan y sitiarnos.

·
“…”
·

Ella simplemente ignoró a Eris que se posicionó a mi lado tras recuperar su espada. Roxy, quien preparaba su báculo también se posicionó de forma oblicua a mí, pero imagino que no hay necesidad de que tome su turno.

·
“…”
·

Atofe está mirándome fijamente, en silencio y sin moverse desde hace un rato.

·
“Moore, ¿recuerdas?”
·

Y empezó a hablar con un suspiro.

·
“No, durante la Guerra Humano-Demoniaca, yo todavía estaba…”

“¡Ah! es cierto, es cierto.”
·

Atofe murmuró con una voz inusualmente baja y calmada.

·
“Es diferente a ese tiempo. Entonces era más dorada, su poder y velocidad están ahí, pero tal arma no debería existir.”
·

Atofe debe estar hablando de la ‘Armadura del Dios de la Lucha’ original. El arma más poderosa hecha por Laplace.

·
“Pero la raza humana era así. Al principio eran débiles, absurdamente débiles. Si invadíamos, colapsaban con facilidad y huían. Pero se levantaban y avanzaban cada vez y en poco tiempo. Cuando me di cuenta, habían cambiado su personal, armaduras y armas. Sus métodos de combate también. Se volvieron firmes, se alejaron y esperaron al otro lado de las montañas y los ríos… y mientras lo hacían, se tornaron fuertes poco a poco. Kal dijo que esa era la fuerza de la raza humana.”
·

El rostro de Atofe miró hacia el suelo por alguna razón. El modo en el que hablaba se sentía de algún modo más inteligente también. El clan de los Demonios Inmortales probablemente entre en un estado de hombre sabio luego de regenerarse completamente.

·
“¿La construiste tú?”

“Sí.”

“Ya veo… eres fuerte, genuinamente fuerte.”
·

Atofe dijo es con el rostro sereno.

·
“Es una historia agradable. Padre nunca fue capaz de vencer a la Raza Draconiana luego de muchas dificultades que los ‘indignos’ humanos fueron capaces de sobrellevar…”
·

Atofe lentamente se levantó. Con Moore a su lado, miró hacia mí con sus brazos cruzados y habló. Aunque no era capaz de seguir el rito de sus palabras, ella continuó.

·
“Reconozco mi derrota. Como prometí, estaré bajo tu jurisdicción mientras continúes con vida.”
·

Así, Atofe se convirtió una compañera.

·
“Ludeus Greyrat, tú eres el héroe que me venció.”
·

Incidentalmente me convertí en un héroe.

3ª Parte

Luego de eso se celebró un banquete en la fortaleza de Atofe. Un banquete en honor a la subyugación del Lord Demonio. La organizadora es la vencida Lord Demonio en persona. La guardia imperial es el staff. Los invitados son los miembros de la Guardia Imperial.

En ocasión de la fiesta, un gran despliegue militar fue organizado. Al centro de la arena, en una alfombra de piel de bestia, tres personas practican ejercicios atléticos rodeados por los guardias que comen y beben.

La Lord Demonio Atofe fue vencida. Eso dicho, las personas capturadas por Atofe no fueron liberadas. Sería problemático para mí si la potencia de guerra de la Guardia Imperial decreciera; Atofe definitivamente debe entender la situación también.

Por ahora, es justo como antes. No estábamos jugando a policías y ladrones y no podemos simplemente soltar a todos los miembros sólo así. Bueno, si algunos de ellos quieren regresar no importa qué, enviaremos a unos cuantos de poco en poco en cuanto tengamos la oportunidad. Si son sólo unos pocos, Atofe no se dará cuenta.

Fuera de eso, todos y cada uno de los miembros de la Guardia Imperial están absolutamente disfrutando la fiesta. No parece que tengan intención de ondear la bandera de la revolución.

·
“Hoy es un día favorable. ¡Beban! ¡Canten! ¡Y peleen!”
·

Incluso aunque Atofe fue vencida, estaba de verdadero buen humor. Es el corazón de la fiesta, mira justo al centro de la arena y Ruge satisfecha en cada batalla de sus subordinados. Parece complacida por el alcohol que le regalé, dada la forma en que grita “¡Delicioso!” cada que toma un trago. Es un sentimiento en verdad misterioso, pero en cierta medida es como si Badigadi estuviera aquí. Beber y cantar antes de un duelo… Son parientes después de todo. El Inmortal Necross debió ser alguien así también.

·
“¡Jajajaja, esto es bueno!”

“¡Aplástelos a todos!”

“¡Tú guardia está baja! ¡Levántala! ¡Levántala! Wow…”
·

Hay tantas peleas mano a mano al mismo tiempo en la arena, peleas varoniles a mano desnuda sin armas o armaduras. Hay hombres robustos de la Guardia Imperial venciendo a sus oponentes en reñidos combates a base de certeros puñetazos. Ah, no, esperen. Ese no es un guardia… ni siquiera es un hombre.

·
“¡La vencedora es Eris!”
·

Quien está en la arena es Eris y la batalla parece no haber sido suficiente para ella. La Guardia Imperial Demoniaca de Atofe yace en el suelo víctima de movimientos propios de un feroz perro callejero. Decían ser la élite pero Eris ni siquiera usó su espada. Si es una pelea a puño limpio, no importa si están en iguales condiciones o si uno va fácil con el otro… No, ninguno se contuvo ante el otro. Algunos peleadores desmayados fueron arrastrados fuera del cuadrilátero. Eris ya ha aplastado por completo a tres personas. Están heridos, pero si Roxy llega y los asiste con magia curativa deberían estar bien. Te has vuelto fuerte, Eris…

·
“¡Ajajajaja! ¡Eres fuerte, ¿no?! ¡Como se esperaba de la compañera del héroe! ¿Quién es el siguiente? ¿Quién se atreve?”

“¡Enfréntame, Lord Demonio Atofe! ¡Ven aquí!”

“¡Ajajajaja! ¡Eres aún más tonta que Kishirika si me retas a una batalla a puño limpio! Muy bien, ¡Me gusta! ¡Seré tu oponente!”
·

Atofe repentinamente tiró su frazada con el torso todavía desnudo y bajó hasta la arena. No se escuchaba nada salvo gritos de júbilo. La fiesta estaba ahora en su clímax.

¿Ganará Eris o Atofe? Las probabilidades seguro son más altas para Atofe, sin embargo, si es Eris, un resultado totalmente inesperado podría…

·
“Ludeus-dono… ¡Ludeus-dono!”

“Oh, perdón.”
·

Yo no estoy participando en la fiesta, sino en medio de una reunión en uno de los salones del fuerte donde discuto la situación con Moore. Y eso que yo debería ser el actor principal… la fiesta está en su clímax, me pregunto cuál fue entonces la razón para hacer esta fiesta entonces.

·
“Ejem, entiendo las circunstancias actuales. Buscar y matar al apóstol Gisu, Hitogami y también prever de apoyo cuando llegue la guerra. Buscar a Kishirika-sama. Establecer una organización de inteligencia. Proveer de apoyo durante la guerra contra el Dios Demonio Laplace. ¿Es básicamente eso, cierto?”

“Sí.”
·

A diferencia de Atofe, Moore era una persona que entendía conversaciones. Al escuchar mis peticiones, resumiéndolas, las consideró en toda regla. Quizá el recibió la inteligencia que se le negó a Atofe; al menos nació sin sus defectos en esa área.

·
“Dejando de lado los dos primeros, los últimos dos, especialmente lo referente a la guerra con el Dios Demonio Laplace, es muy probable que no seamos capaces de proveer soporte.”

“¿Es irrazonable después de todo? ¿Es por una deuda hacia Laplace o algo así?”

“Atofe-sama fue vencida por usted en persona. Si usted muere, ahí acaba todo. ¿O espera seguir vivo dentro de ochenta años?”

“… imagino que sería difícil.”
·

Por usted, personalmente. Yo, individualmente. Podría ser posible dejarlos pensar que fue Roxy quien la venció, pero… Bueno, no puede evitarse. Esto también es probablemente el destino.

·
“Asistir al grupo de mercenarios también es difícil.”

“¿Es tan complicado después de todo?”

“Atofe-sama reina sobre esta región, pero los que la controlan son los Guardias Imperiales. Construir una organización diferente es conveniente para ciertas cosas, pero no podremos asistirlos si tienen problemas.”

“… entiendo.”
·

El grupo de mercenarios también está fuera de discusión. Simplemente construirla debería estar bien, pero no debemos olvidar que la cabeza del vecindario es Atofe. Si ocurre un problema, solucionarlo requerirá de fuerza en lugar de ingenio. Seguramente, tal incidente acabará ocurriendo, y antes de darnos cuenta, acabará sembrando la destrucción.

·
“En lo referente a la búsqueda de Kishirika-sama, enviemos cartas con el sello de Atofe-sama a los Lores Demonios de varias áreas. Ellos seguramente nos darán una mano si es sólo para una búsqueda.”

“Por favor.”

“No hay necesidad de pedirlo, quien entregará las cartas será usted, dado que nosotros no conocemos el lugar exacto de los Círculos de Teletransporte.”

“Ah, sí.”
·

Es verdad, ahora que lo menciona, esta gente ya sabe sobre los círculos de teletransportación, así que no hay necesidad de ocultarlo. Círculos mágicos de teletransportación. Es un tabú para la raza humana, pero podría no serlo para las razas demoniacas que poseen la longevidad.

·
“Dado que Kishirika-sama no huyó por una razón en particular, muy probablemente será encontrada inmediatamente.”

“Lo mejor será que sea encontrada tan rápido como sea posible.”

“Dependerá de la velocidad con que entregue las cartas, pero… debería ser descubierta este mismo año.”
·

No puedo encontrar a Kishirika como de costumbre.

·
“¿Por qué tiene que estar vagando así?”

“Bueno, el pensamiento de los demonios de la raza antigua sigue siendo un misterio para mí.”

“… pero por supuesto.”
·

En mi opinión, creo que Moore es también parte de una raza demoniaca antigua… No sé cuánto viven, pero si se trata de la raza demoniaca inmortal, seguro viven centurias sin que el tiempo los afecte.

·
“Sin embargo, Ludeus-dono, ciertamente se hizo fuerte. Hay mucha diferencia si lo comparamos a la última vez que nos vimos.”

“Es el poder de la Armadura Mágica.”

“Es honorable y honesto.”

“No hay convicción en mi honestidad. Fui capaz de ganar el poder de Atofe-sama al hacer que se rindiera, pero yo mismo no me volví dramáticamente fuerte ni mucho menos.”
·

La ‘fuerza’ puede ser producida. Es una aglutinación de magia y habilidad. No significa que pudiera obtener esa fuerza por mi propio poder. Yo, Zanoba, Cliff y Roxy también estos últimos días, si no fuera por ellos, la Armadura Mágica nunca se hubiera visto completa y en operación.

·
“Usted es la segunda persona después del Dios del Norte Karlmann cuya fuerza fue reconocida por Atofe-sama en sólo un golpe, y ella decidió ponerse a su jurisdicción.”

“Creo que no puedo compararme a una de las Potencias Mundiales.”
·

Antes de darme cuenta el vencido hubiera sido yo si ella continuaba resucitando para pelear otra vez y otra vez. Dado que yo no tengo una fuente infinita de magia.

·
“Podemos suplir las cosas que faltan, ya sea con habilidad, armas o compañeros. Y Atofe-sama los ha reconocido a todos, dado que esa es la fuerza de la raza humana.”
·

Él probablemente está diciendo que… la fuerza de la raza humana es el poder de poner las cosas juntas. Hacer uso de armas, armaduras, y compañeros también, mientras acomodan todas estas cosas con estrategia y táctica. No importan los enemigos, no escogeremos la cobardía. Por esta razón Atofe aceptó la derrota y Moore me está alabando. Estoy de algún modo contento con ello.

·
“Además, así como Atofe, nosotros también heredamos el estilo del Dios del Norte. No pensamos que usted haya peleado con toda seriedad.”

“Estoy profundamente impresionado por estas palabras.”
·

Atofe peleó sola esta vez, pero esa es la fuerza mínima que puede usar. Todavía posee mucho poder para legar, y no sé dónde planea usarlo. El futuro yo fue burlado por Moore y derrotado… Ha visto lo que a guardia imperial puede hacer, así que por ello preparé algo por adelantado sólo por precaución. Roxy estaba ahí por esa razón. Ella tenía preparados pergaminos de invocación para cada hipotética situación. Si fuéramos capaces de librarnos de Moore por al menos un momento, podríamos al menos preparar nuestra retirada. O eso pensaba, pero igualmente habría sido bastante arriesgado de haber participado activamente la Guardia Imperial de Atofe.

·
“¡Moore!¡Moooore!¡Trae a Ludeus aquí!”
·

Finalmente Atofe empezó a llamarnos. Una voz fuerte resonando hasta nuestra sala. Cuando miré por la ventana, Eris estaba boca abajo y Roxy corría hacia ella apresuradamente.

Parece que perdió. Bueno, era obvio.

·
“Deberíamos marcharnos pronto. Por favor, usa el litógrafo que fue instalado hace un momento para entablar comunicación.”

“Sí, pero antes de eso…”
·

Mientras decía eso, Moore presentó una caja que estaba colocada a su lado. Parecía un enorme diccionario japonés. Una caja que tenía un ominoso patrón demoniaco gravado en ella y que daba la impresión de maldecir a quien la abriera. Era inesperadamente ligera cuando la sostuve.

·
“De parte de Atofe-sama, un regalo de nuestra parte.”

“¿…qué es?”

“Cuando esté en un dilema, por favor, ábrala. Definitivamente se convertirá en su fuerza.”
·

Ya veo. ¿El placer de intentar abrirla? (creo que es una referencia a un cuento popular japonés)

·
“Bueno entonces, ¿deberíamos partir?”

“Sí.”
·

Puse la caja en una bolsa y entonces dejé el salón. Luego de eso, me senté junto a Atofe, mirando la competencia desde un asiento especial y atendiéndome con alcohol. Una competición en equipos de 5 contra 5 por la Guardia Imperial. Moore y otros están mostrando una magia llena de luces. El resto está haciendo acrobacias como miembros de la Asociación China de Atletismo y tocan instrumentos recordando a los antiguos trovadores.

Aunque no fui capaz de gozar tanto mirándolos a ellos. Por alguna razón, Atofe que estaba junto a mí medio desnuda todo el tiempo continuaba igual.

Santísimo Dios, estoy en problemas mire a donde mire. El abstinente Ludeus se ha vuelto avaro dada la abstinencia misma.

·
“…”
·

Cuando empecé a dar miradas furtivas, antes de darme cuenta Eris estaba jalándome la oreja y Roxy estaba sentada en mi regazo bloqueando mi campo de visión hacia Atofe.

Fue una fiesta divertida.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 233

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *