Mushoku Tensei Capítulo 196

Mushoku Tensei Capítulo 196

Resultados de la Apuesta Empresarial

Traducido por Sergio Campos a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

1ª Parte

En la parte más elevada de la Torre Quagmire, se encontraba un joven caballero de apenas 15 años llamado Lionheart, que sujetaba con fuerza la empuñadura de su espada mientras con una respiración agitada.

·
“Huff……. Huff……”

“Ku-Ku-Ku… ¿Qué ocurre, Héroe? ¿Has acabado?”
·

Frente al joven caballero se encontraba un tipo enervante, vestido con un manto gris oscuro y una peculiar máscara de color blanco que ocultaba su rostro.

·
“¿Con ese escaso nivel con una espada de verdad pensabas que podrías vencer al Ilustre Mago Lude-… Ejem… quiero decir, -Ludo Ronuma?”

“Maldito seas… ¡Maldito seas… !”
·

Apretando con fuerza su espada, Lionheart se obligó a sí mismo a dar un paso al frente lanzándose a por el mago que tenía en frente con un ataque desesperado.

No obstante, Ludo Ronuma no tuvo dificultad en esquivar el ataque y alzar su mano amenazante hacia Lionheart, momentos antes de que un impacto invisible lanzó a Lionheart por los aires de punta a punta de la habitación.

·
“¡Guwaaa!”

“¡No! ¡Lionheart!”
·

En esa misma habitación resonó el grito de lamento de una mujer que se encontraba encadenada en una esquina de la habitación, vestida con un vestido rosa pálido y una diadema de plata sobre su cabeza(Ref. Peach).

Se trataba de Geltraude, la princesa de un pequeño país norteño llamado Twall.

·
“No os preocupéis princesa, ¡le daré una lección a ese sucio y perverso desgraciado! ¡Tras lo que podremos regresar juntos a Twall…!”
·

Casi autoconvenciéndose con sus propias palabras, Lionheart obligó a su magullado cuerpo a ponerse nuevamente en pie, para poder lanzarle a la princesa una sonrisa reconfortante.

Aunque sus palabras parecían haber causado mella en el Ilustre Mago Ludo Ronuma.

·
“¡¿?! ¡Eh, tú! ¡¿A quién llamas sucio y perverso?!”

“¡Claramente a ti! ¡¿Cómo te atreves a tomar la ropa íntima de su Alteza y por si fuera poco… ATREVERTE A PONÉRTELA EN LA CARA?! ¡No tienes vergüenza!”

“¡C-Calumnias! ¡Esta másca- PRENDA es de mi esposa! ¡Jamás haría algo tan desconsiderado como… eso…!”
·

¡¿Qué importa de quién sea esa ropa interior?! ¡Soy el último caballero en pie! Si pierdo, no me cabe duda de que Geltraude se convertirá en la esclava de Ludo Ronuma…

Si eso pasara, solo sería cuestión de tiempo que la prenda que recubriera el rostro de ese vil mago perteneciera a la princesa…

Y con esto en mente, el caballero recobró sus fuerzas.

·
“¡Uo ~O~o!”

“¡Demasiado lento!”
·

Ante el ataque de Lionheart, el malvado mago Ludo Ronuma esquivó nuevamente el ataque como una escurridiza lagartija antes de volver a lanzar por los aires a Lionheart con su ataque invisible.

Intercambio que se había repetido en inumerables ocasiones ya.

·
“¡Guh-! …… Mierda…. La princesa… No puedo perder de esta forma frente a la persona que amo….”
·

Con su cuerpo lleno de magulladuras, el fuego en los ojos de Lionheart no había desaparecido aún, debido a su amor por la princesa, por la que DEBÍA vencer a Ludo Ronuma.

·
“Ku-ku-ku… Eres un súbdito muy leal, Lionheart. No obstante, explícame entonces por qué el rey te envió a rescatar a la desaparecida princesa con tan pocos soldados… ¿De verdad un hombre así merece tu lealtad?”

“No estoy aquí porque me lo haya ordenado el rey, ni por mi país… estoy aquí porque… ¡Porque amo a la princesa Geltraude!
·

La determinación con la que Lionheart pronunció estas palabras las hizo resonar por toda la Torre Quagmire, llegando a oídos de la persona a la que iba dirigido ese amor.

Geltraude, increíblemente conmovida por la declaración, se llevó las manos a la boca para intentar calmar sus emociones mientras las lágrimas corrían por sus mejillas.

·
“¡Uoo~o~o!”

“Ku-Ku-Ku… Qué escena tan conmovedora… ¡Pero aún así, no podrás sobreponerte a la diferencia en nuestro poder!”

“¡Guaa!”
·

Nuevamente, el ataque de Ludo Ronuma apartó bruscamente a Lionheart.

·
“M-Mierda…….. Estoy tan cerca… solo un poco más… ¿Cómo consigo detenerle?”

“Ku-Ku-Ku… ¿Tantas ganas tienes de vencerme, joven Lionheart? Pues te diré que el único modo de conseguirlo sería traer frente a mí una de esas figuras de la raza Supard que acompañan a esos libros de cuentos… Esos mismos que relatan la verdadera y tan distinta historia que se conoce de esa raza… Una lástima, ¿verdad? ¡Muajajajajaja!”

“¡¡!!”
·

Las palabras del vil mago causaron que Lionheart se quedara estupefacto. Principalmente porque él también conocía la existencia de esas figuras de la raza Supard.

No solo eso, sino que apenas unos días antes de llegar a la Torre Quagmire, un misterioso y extraño adivino le obligó a escuchar extrañas y exageradas historias sobre su supuesto futuro… poco antes de obligarle a comprarle una figura de la terriblemente conocida raza demoniaca.

Dijo que me sería útil en mi viaje… ¡¿Cómo pudo saber que pasaría esto?!

Y con esto en mente, Lionheart se abalanzó sobre su bolsa, que se encontraba en una pared de la habitación, de la que sacó una figura.

La figura era una pequeña escultura de piedra en la que un guerrero de pelo color esmeralda sujetando un tridente en pose de combate… junto al libro de cuentos que relata la historia del guerrero.

·
“¡AHH! ¡Esa figura-! ¡No es posible!

“¡En efecto! ¡Es una figura Supar-”

“¡No hay duda! ¡Es la figura de Ruijerd Supardia! ¡Un hombre que fue tachado como malvado por todos en el mundo cuando en realidad es un buen hombre protector de los niños, que por si fuera poco es uno de los grandes héroes que derrotaron a Laplace!”
·

Esa información sobre la figura no la poseía Lionheart, puesto que no se había leído el libro que la acompañaba.

Pero el efecto de la figura fue inmediato.

·
“¡Ah! ¡Maldición! ¡Pierdo mi poder…!”

“¡Ahora, Lionheart! ¡Es el momento!”

“¡Uoo~o~o!”
·

Con Ludo Ronuma tambaleándose y el grito de la princesa, Lionheart avanzó hacia su oponente espada en mano y con decisión.

Ludo Ronuma incluso en su actual estado fue capaz de alzar su mano para lanzar su ataque, pero ya era demasiado tarde, puesto que la espada del joven caballero Lionheart se hundía con fuerza en su pecho atravesándolo.

O no…

GAKIN

El sonido de metal chocando contra metal resonó en la sala.

Mierda, lleva puesta una armadura debajo de su manto… Kuh… al final este ataque tampoco le acertó…

Pero el instante después a que Lionheart desfalleciera por la oportunidad fallida.

“¡¡¡Guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!”

Un lastimoso grito de dolor resonó por la torre proveniente de la garganta de Ludo Ronuma mientras su cuerpo comenzaba a iluminarse y envolverse en esa luz, que segundos más tarde lo lanzó por los aires, hacia el balcón que se encontraba a su espalda.

El cuerpo del mago golpeó la barandilla del balcón con un golpe seco, haciéndole soltar un quejido casi estúpido mientras caía desde lo alto de la torre, 3 pisos en dirección al suelo.

Un mago tan poderoso como ese podría ser capaz de sobrevivir a esa caída…

Y con esta duda en mente, Lionheart fue corriendo hacia el balcón.

BOOMMMM

Pero desde debajo del balcón, una enorme explosión y llamas emergieron, calentando incluso las mejillas de Lionheart y resecándole la garganta del intenso fuego.

·
“¿?”
·

Cuando la explosión se desvaneció, Lionheart volvió a asomarse al balcón más dubitativamente, y lo que encontró en el lugar en el que Ludo Ronuma debería encontrarse había un enorme cráter.

Los árboles alrededor del cráter habían sido arrancados de raíz y toda vegetación quemada en varios metros, y ni rastro del mago.

·
“…..¡!”
·

Y fue entonces cuando Lionheart comprendió lo ocurrido.

Es posible que con mi ataque haya golpeado el núcleo del poder de Ludo Ronuma y haya causado que ese poder perdiera el control, llevándole a vaciar de golpe el poder que almacenaba en su interior y causando semejante explosión…

… Eso quiere decir…

Que he ganado…

He vencido a ese mago…

·
“¡Lionheart …!”

“¡Princesa! ¡Ya no tenéis nada que temer!”
·

El joven caballero se fue corriendo a donde se encontraba la princesa y la abrazó con fuerza.

·
“Lionheart …Ahh~, Lionheart… “Siempre confié en que me rescataríais…!”

“Princesa… Tengo presente que mi amor por usted es inalcanzable… Nuestro estatus social nos impide que eso sea posible… pero aún así… yo…”

“Ah~, Lionheart… nuestro estatus no me importa… porque yo… yo también te amo, Lionheart.”

“¡Princesa…! ¡No merezco tan gentiles palabras…! ¡Pero regresemos, es hora de volver a casa!”

“¡Sí!”
·

Y de esa forma acabó la vida del malvado y depravado mago Ludo Ronuma.

Tras estos eventos, Lionheart fue proclamado héroe del reino, lo que le llevó a obtener un alto rango en la nobleza de la corte, permitiéndole así acercar su posición a las del rey y la princesa.

Y tiempo después, pudieron casarse y vivir juntos, felices para siempre.

Fin.

2ª Parte (POV – Ludeus)

·
“¡Ah~! Eso ha estado cerca…”
·

Acababa de terminar una de las misiones de Orsted, la de emparejar a un joven caballero llamado Lionheart con Geltraude, la princesa de un pequeño país; ya que por lo visto, sus descendientes serán de ayuda a Orsted en el futuro.

Como era de imaginar, siendo personas de estatus social tan distinto, les era imposible confesar su amor abiertamente; y eso que el propio rey les estaba apoyando en secreto…

Pues viendo como el mayor problema era su posición social, el propio rey acordó buscar una situación en la que Lionheart se convirtiera en el héroe del país de un modo u otro… El problema ahora vino por la timidez excesiva del propio Lionheart, que no encontraba forma alguna de demostrar su valor.

Esta búsqueda por convertir a Lionheart en un héroe llevaron al rey a iniciar una guerra con un país vecino para que el joven caballero demostrara su valía.

El resultado no obstante fue otro muy distinto, ya que el tímido Lionheart encontró su tumba en el campo de batalla y la princesa acabó siendo usada con fines políticos, viéndose en matrimonio con parte de la nobleza del otro país para conseguir un acuerdo de paz.

Orsted incluso relató una canción creada por la propia Geltraude años después de estos sucesos que dice así:

Una princesa enamorada de un joven y prometedor caballero, pero separados por un muro inflanqueable llamado clase social.

El rey, molesto por los acontecimientos mandó a una muerte segura al joven caballero en un campo de batalla estúpido.

Y la princesa quedó sola y despechada sin comprender las intenciones de su padre que mandaron al país a la ruina.

Al final, resultó ser un viejo loco con corona…

Pero volviendo al presente, mi trabajo era impedir semejante final y conseguir que Lionheart y Geltraude acabaran juntos. Para ello, lo primero fue contactar con el mismísimo rey del país.

Le propuse fingir el seccuestro de la princesa para llevarla cautiva a una torre cercana a la frontera del país, para que pudiera mandar a Lionheart a rescatarla.

Como era de esperar, el rey me tomó por un loco, pero tras informarle de mi relación con la princesa de Asura, conseguí convencerle.

En conclusión, yo, el Gran Mago Ludo Ronuma, secuestré a la princesa, encerrándola en una torre en medio del bosque.

Claro está, la torre la construí yo mismo con magia, aunque hecha con prisas y algo cutre; por lo que seguramente se caiga al menor temblor de tierra que haya en la zona… Aunque eso no es problema.

Intercepté a Lionheart antes de que comenzara su viaje haciéndome pasar por un adivino, para darle una pista sobre cómo vencer al mago.

En realidad, mi única intención era conseguir extender la voz de las figuras Supard por la zona… 2 pájaros de un tiro…

Finalmente regresé a la torre y me puse a esperar la llegada de Lionheart, organizando un combate que se complicara para el guerrero para que así declarara su amor por la princesa, obligándome a hacer un gran número de planes que le permitieran finalmente darle la vuelta a la situación y obtener la victoria y a la princesa al mismo tiempo.

Suena fácil… pero no hay que olvidar que TODOS los pasos de ese plan los he pensado, organizado y orquestrado yo mismo…

Aunque pensándolo fríamente… siento que me excedí bastante con el plan… seguro que había formas más fáciles de conseguir el mismo fin…

·
“Estoy agotado…”
·

Pero en todo caso, la misión ha sido un éxcito…

Después de informar a Orsted y recibir su agradecimiento por mi trabajo, me puse en marcha en dirección a casa, después de un mes de trabajo en el extranjero.

Estoy mentalmente agotado… estoy deseando que Sylphy me cure de mi cansancio… Y más aún después de ver a esa pareja de tortolitos tan enamorados.

Por algún motivo estoy deseando ver la cara avergonzada de Sylphy… Y pasar una noche de pasión con ella para descargar mis instintos animales con ella……

El problema es que Sylphy ya se ha acostumbrado a mis juegos, y ya apenas se avergüenza por nada…

Por ejemplo, el otro día, cuando me puse a espiarla en el cuarto mientras se cambiaba, su única reacción fue decir: “Ah, hola, sujétame esto un segundo Ludy.” Y me pasó unos pantalones estando casi completamente desnuda y sin avergonzarse lo más mínimo…

Ha desaparecido su toque de timidez… Me hubiera encantado que dijera algo así como… “Ludy… eres un pervertido…” o algo así.

3ª Parte

No me tardó mucho tiempo regresar a casa, y como de costumbre, Beat fue el primero en recibirme desde el jardín.

Acaricié el inflado vientre de Eris, le toqueteé el culo a Sylphy, saludé a Lara acariciándole la cabeza(PAT), lamí las orejas de Sylphy, Leo me embadurnó la mano con su lengua, Lucy huyó corriendo de mí…

Me relaja tanto volver a casa y estar con mi familia…

Ahora que lo pienso, recuerdo que en mi anterior vida, cada vez que mi padre volvía a casa de sus distintos viajes de negocios, aunque estuviera visiblemente cansado, era ver a su familia y se notaba que se animaba bastante… Es posible que la sensación que tengo hoy fuera lo mismo que sintiera él en aquel entonces…

Esta noche Norn viene a cenar a casa, por lo que decidí esperarla a ella y a Roxy en el salón tranquilamente; dejándome caer pesadamente en el sofá.

Fue entonces cuando me di cuenta de un detalle.

·
“¿Hm? ¿Aisha no está en casa? ¿Acaso salió a comprar algo?”
·

En cuanto escuchó mi mención a Aisha, la expresión de Lilia cambió.

¿Y esa cara, Lilia? ¿Hm? Sylphy también… parece preocupada… ¿Eris? Nah, Eris sigue como siempre…

¿Y esto? Hay algo raro en el ambiente… ¿qué habrá pasado?

·
“No es eso… si no que… últimamente Aisha está pasando bastante tiempo fuera…….”
·

Con sus palabras Lilia intenta disculpar el comportamiento de Aisha.

¿Fuera….? Oh, cierto… La última vez que estuve en casa le pedí que le echara una mano a Rinia en su trabajo…

·
“Puede que me equivoque, Lilia, pero le pedí antes de irme que me ayudara con un proyecto… ¿no será eso lo que está haciendo?”

“No creo… porque aunque no sé a qué proyecto se refiere, Ludeus-sama, se está acercando a personas de caracter especialmente dudoso…”
·

Al escucharla, por algún motivo se me vinieron a la cabeza tipos vestidos con hombreras de hierro puntiagudas y con pelo al estilo mohicano.

Nunca entenderé como esa gentuza en un mundo donde la gasolina es un bien preciado, deciden conducir motocicletas nada eficientes haciendo el tonto(Ref. Hokuto no Ken).

Eso, o podrían ser conocidos de Rinia…

·
“Esto… Ludy… Últimamente se han visto a tipos bastante extraños por la ciudad con los que nadie se atreve a meterse. Suelen ir todos vestidos con unos trajes negros, y a menudo se les ha visto con Aisha-chan.”
·

Apenas hace 1 mes desde que le pedí el favor… Es imposible que la ciudad haya cambiado tan rápido, y por lo que comentan no han mencionado nada de que están reuniendo personas, que fue lo que le pedí…

Y por si fuera poco… gente con trajes negros… Jum….

Aisha pronto cumplirá los 14… está en plena pubertad… por lo que debería estar ya en su época rebelde o peor… sufriendo de Chuunibyou… Aunque eso último no debería… Así que pronto llegará el día en que se dedique a oponerse a todo lo que su hermano y familiares le digan, respondiendo con malas formas y frialdad…

No me digas que al permitirle salir más a menudo le ha provocado alguna clase de fuerte impresión por alguna extraño grupo social…

¡Maldita sea! ¡¿Cómo he podido hacerla relacionarse con esa clase de tipejos para que ocurra esto?!

·
“Mis disculpas, Ludeus-sama. No permitiré que Aisha continué con este estilo de vida tan lejos de su posición. Esta noche, cuando vuelva a casa me aseguraré de que no vuelva a hacerlo.”
·

Uff… al menos está viniendo a casa por las noches… pensé que se quedaría fuera toda la noche… Al menos esa información me deja algo más tranquilo de momento.

Cuando comienzo a relajarme, Sylphy añadió unas palabras.

·
“Pero Aisha-chan me comentó que le habías dado permiso para hacerlo, Ludy.”

“….”
·

¿Que le di permiso?

Esa pregunta causó que una escena pasara por mi mente.

La imagen de Rinia entregándole formularios a las personas que estaba reuniendo en un almacen abandonado, y esos delincuentes mirando a mi hermanita con sonrisas perversas mientras se relamen…

En realidad, las miradas se centran en las 2 preciosas flores que tienen delante, Rinia y Aisha, que comprendiendo la situación se quedan paralizadas mientras esos desalmados comienzan a rodearlas y…He visto suficiente hentai para saber cómo termina esto…

Sé que Rinia sabe pelear y está por encima de la media, pero no es una de los 7 Campeones Mundiales. Con grandes números es fácil acabar atrapándola.

Por si fuera poco, aunque Aisha sea todavía claramente una niña, en estos últimos meses su cuerpo ha comenzado a dar un estirón, sobre todo por la parte de la que todavía se distinguía bastante de su madre (su pecho).

Y ni hablemos de lo atractiva y guapa que es en general, cosa que noto incluso siendo su hermano… Con esa sonrisa pícara y decidida que ha heredado de Paul, pero con un efecto intensificado debido a ese colmillito que le asoma cuando sonríe inocentemente…(Ref. Colmillos)

Mierda… ¿Cómo he podido olvidar algo tan obvio como que tanto Rinia como Aisha son un par de Bishoujos…?

¿Cómo he podido poner a esas 2 chicas solas a reunir tipejos salvajes y desalmados sin ningún tipo de seguridad? ¿No es el equivalente a colocar un filete de jugosa carne fresca en medio de la jaula de los leones?

Aunque… creo que estoy siendo demasiado rápido en mis conclusiones… No tengo ninguna prueba de que esos tipos son ni salvajes ni desalmados…

·
“Eris, ¿por qué no la detuviste?”

“¿Eh…? ¿Por qué?”
·

Eris inclinó la cabeza sin comprender mi pregunta.

Jum… es posible que Eris ni se haya preocupado por Aisha…

·
“Perdona,olvida lo que dije; ya que dudo mucho que fuera realmente necesario.”
·

No olvidemos que comparar a unos delincuentes de pacotilla es como comparar a un grupo de gatos callejeros con un león…

Por si fuera poco, aunque Sylphy y Lilia se muestren preocupadas por la cantidad de tipos extraños, no es que de verdad sientan miedo o que haya verdaderos problemas…

Aunque también es posible que desde el punto de vista de Eris sean un grupo de niñatos haciendo tonterías…

Igualmente… no puedo depender de Eris ahora mismo… está embarazada. Por no hablar de que yo soy el único culpable de haber puesto a Aisha en una situación potencialmente peligrosa…

Debo aceptar mi responsabilidad…

·
“… Será mejor que yo mismo resuelva el problema.”
·

Teniendo en cuenta que no le mencioné a Aisha exactamente con quién debía hacer negocios, no puedo culparla a ella… Además, que de momento, lo único que sé es, que son personas de caracter especialmente dudoso; quizás si hablo con ellos, resultan ser buena gente.

Pero todo dependerá de lo que haya pasado…

Aisha todavía no ha cumplido la mayoría de edad en este mundo… como resulte que la han utilizado de algún modo indecoroso, yo, como su hermano mayor, me encargaré de poner las cosas en su sitio.

Estoy seguro de que Paul haría lo mismo…

Bueno… no estoy TAN seguro… después de todo, Paul era visto como una de esas personas de caracter especialmente dudoso.

·
“¿Sabes dónde se reunen?”

“Te llevaré con ellos.”
·

Eris no dudó en ofrecerse a venir conmigo.

Está embarazada… no pienso permitir que se vea involucrada en esto… Porque si la situación acabara convirtiéndose en una pelea, sería un riesgo innecesario para ella y para el bebé…

·
“Yo también voy.”
·

Sylphy se ofreció a venir con nosotros, pero igualmente, rechacé a ambas negando con la cabeza.

·
“… No, creo que es mejor que vaya solo, al menos de momento.”
·

Estamos actuando como si lo peor hubiera pasado… Y podría darse el caso de que simplemente fuera un malentendido… No quiero causarles problemas por una tontería que yo mismo ocasioné…

Lo mejor será que vaya solo a informarme mejor de la situación.

Con esto en mente, salí de la casa en dirección a donde Aisha suele reunirse con esas personas sospechosas.

4ª Parte

Sylphy me indicó dónde se encontraba el lugar, que resultó estar a 3 calles del distrito de los aventureros, en un lugar bastante apartado de la calle principal.

Mi destino resultó ser un imponente edificio de 2 plantas construido con los emblemáticos ladrillos anti-magia del gremio de magia, y con un porte similar al gremio de aventureros, o incluso de una taberna.

Igualmente, un símbolo altera por completo la estampa, gracias a un emblema dibujado sobre la puerta.

Un tigre de aspecto peligroso sobre un fondo negro.

En lo que me disponía a entrar, las puertas se abrieron de improviso y varios hombres salieron de su interior todos ellos vestidos íntegramente con ropas negras. En concreto, destacaba enormemente que todos iban vestidos con el mismo abrigo negro que llevaba a su vez el mismo emblema del tigre que había sobre la puerta situado en la espalda del abrigo.

Otra cosa a destacar es que, por algún motivo, todos llevaban en sus manos hoces y azadas…

·
“¡Ssha! ¡I~tsuzo~o~o! ¡Raa~a!”

“¡Ooosssuuuu! (Ossu)”

Gritando a pleno pulmón y llenos de espíritu, pasaron por delante mía sin siquiera fijarse en mí, hasta que se perdieron en dirección a la calle principal.

Qué susto…

Y dudo mucho que se vayan a animar un partido de baseball…(Ref. Ouendan) No me cabe duda de que esta gente se dedica a entrenar combate cuerpo a cuerpo contra leones totalmente desnudos…

Casi puedo imaginármelos gritando frases como ¡EL TIGRE ES MÁS PODEROSO QUE EL LEÓN!

Menos mal que no me han visto… ha estado cerca…

¡NO! No puedo olvidar que he estado entrenando con el presidente… Ahora soy más fuerte que antes… y por si fuera poco, por precaución, he decidido venir con la armadura mágicaNo recuerdo si es el modelo light pero recordemos que es un bichaco inmenso…, así que no debería tener problemas… Seguro que no…

No puedo permitirme temer a unos delincuentes cualquiera…

Además… no puedo olvidarme que la adorable Aisha se encuentra en este lugar rodeado de estos tipejos… Y por muy resuelta que sea la pequeña, sigue estando indefensa…

Por lo que me dijo Sylphy vuelve a casa todas las noches… así que ahora la pregunta es: ¿Qué hace durante el día?

No puedo perder más tiempo… por mucho que me puedan rodear cientos de maleantes…

NO importa cuántos sean… Eso solo significará que debo usar tácticas contra varios adversarios… Esquivar 3 ataques, contraatacar usando a un atacante como escudo, retroceder y repetir…Inventado, no sé hasta qué punto es viable.

·
“D-Disculpen la intrusión…”
·

Abrí las puertas y me adentré en el edificio, llegando a un supuesto vestíbulo bastante amplio, pero con barriles colocados a algunos metros unos de otros de forma ordenada.

¿Barriles? ¿Por qué hay tantos barriles? … Ah, los están usando a modo de mesas…

Varias personas se sientan alrededor de los barriles mientras beben alegremente y sin prestarle atención a nada en especial.

Parece un bar.

No obstante algo resalta demasiado para dejar claro que no es un bar normal y corriente; ya que TODOS en la sala van vestidos con los mismos abrigos negros con el logo del tigre feroz en sus espaldas.

Esto tiene una pinta muuyyyyy mala…

·
“¿Qué te ha traído aquí, chico?”
·

Parece que alguien por fin se dio cuenta de mi presencia, y un tipo de la raza feral con cabeza de león me habló mientras se acercaba a mí.

Era obviamente más alto que yo, y hasta más ancho que yo, teniendo en cuenta que iba con la armadura mágica… Por si fuera poco, su abrigo se resentía de lo apretado que le quedaba debido a su musculatura, dando la impresión de que estaba a punto de saltar.

Qué pedazo de músculos tiene el tipo… y estoy seguro de que se siente orgulloso de ellos… Pero en un combate tener más músculos que tu adversario no implica victoria…

Aunque el presidente sea bastante fornido, no tiene tantos músculos como este tipo y estoy seguro de que le daría una paliza… por no hablar de Ruijerd, que claramente no exactamente un macho-men…

·
“Esto….. pues… verá usted… m-mi hermana pequeña… h-he venido a verla…. A-aunque no s-sé si realmente estará a-a-aquí…”
·

Pero la educación es lo primero… Quién sabe, quizás a este tipo le guste pelear… mejor que no le incite a querer pelear conmigo porque sí…

Después de todo, mi éxito y supervivencia en este mundo se deben principalmente a lo educado que he sido con todo el mundo en nuestro primer encuentro…

No es como si estuviera asustado de él ni nada parecido…

·
“¿Hermana…?”
·

El tipo con cara de león se mostró extrañado y casi dudando de mis palabras mientras echaba una ojeada por el vestíbulo del edificio.

Imité su gesto, y fijándome más tranquilamente, pude ver que no solo había hombres vestidos con el abrigo negro, sino también mujeres.

Además, tampoco tenían expresiones especialmente intimidantes ni agresivas, tampoco parecían combatientes veteranos con un pasado bañado de sangre.

Vamos, casi podría decir que los estudiantes de la Universidad de Magia de Ranoa dan más miedo de media que estos tipos… No niego que impresionan… pero… ¿de verdad son tan malos?

Pero volviendo al tema que me trajo aquí, Aisha no parece estar en la sala.

·
“Disculpe un momento la indiscreción…”
·

Volviendo a fijarse en mí, el tipo con cara de león se acercó peligrosamente a mí.

Eh- ¡¿Qué haces?! ¡No te acerques a mí! ¡¿Qué tipo de lugar es este en el que la gente se mete en tu espacio personal tan a la ligera?!

Q-¡Que sepas que conozco a Orsted!

Una vez se quedó a excasos centímetros de mí, el hombre de la raza feral permaneció separado de mí inmóvil, salvo por su nariz que se estaba moviendo mientras olisqueaba.

… ¿Huelo mal? Si es así, lo siento…. qué vergüenza salir de casa sin asear…

·
“….¿?”
·

Después de olisquearme unos segundos, el tipo enarcó una ceja.

·
“…¡!”
·

Se quedó observándome algo atónito hasta que acabó cayéndose de espaldas tras dar un par de pasos atrás.

Ups… parece que me hacía falta darme una ducha… es más… ahora que lo pienso, he vuelto a casa de mi viaje, pero no me he parado ni para darme un baño…

·
“Tú… no serás… b-¿buscas a Aisha-san?”
·

Pero haciéndome regresar de mis pensamientos, el hombre me dirigió esta pregunta.

Parece que ha comprendido mi relación con Aisha debido a mi olor… perdona, Aisha, tu hermano te va por ahí avergonzando oliendo un poco fuerte…

·
“Ah, así es. No sé si le sonará, pero soy la persona conocida como Ludeus Greyrat. Sabes si mi hermana pequeña-quiero decir, Aisha, ¿se encuentra en este edificio?”
·

Menudo descuido… los modales son importantes, pero presentarse correctamente es igual de importante… Es necesario dar tu nombre y dejar claro tu objetivo como un buen primer paso para una correcta comunicación entre personas.

Aunque claro… soy algo conocido en esta ciudad… así que supongo que presentarme puede causar un cierto impacto.

¡¡!!

En cuanto pronuncié mi nombre, pude notar como el ambiente cambiaba por completo en la habitación; hasta el punto de que todas las personas suficientemente cercanas a nosotras que pudieron escuchar mi nombre se giraron para observarme.

·
“Greyrat ……”

“Entonces él es……”

“Y pensar que por fin llegaría el día de conocerle……”
·

Sentí un cierto déjà vu conforme la tensión cada vez era más palpable.

Mierda… me estoy acordando de esas ocasiones en las que Eris acababa montando algún alboroto en el continente demoniaco y yo me veía obligado a disculparme en su nombre para calmar los ánimos…

No me extrañaría que Eris ya hubiera causado estragos en este sitio… Después de todo estaba muy tranquila con respecto a la situación…

Pero espera… Si Eris ha pasado por aquí… ¿por qué todavía sigue viniendo Aisha? Además que ya sabrían que no podrían tocar a Aisha…

A menos que… Aisha por decisión propia haya decidido venir por voluntad propia… No… No creo… No debería… Deben estar amenazándola de alguna forma…

Mierda… en ese caso, he cometido un gran error dando mi verdadero nombre… Debería haberles dado un nombre falso como Ludo Ronuma para evitar que pudieran causar problemas a mi familia…

Aunque ya es tarde…

·
“…. El… ¡El presidente!”

“… Es el presidente…”

“¡El presidente Ludeus!”
·

Mientras todavía andaba absorto en mis pensamientos, las personas se arremolinaron a mi alrededor y comenzaron a hacer un gesto de reverencia agachando sus cabezas , inclinándose exactamente 45º como un japonés típico.

TODOS los presentes acabaron inclinados de esta forma en mi dirección…

……¿dafaq?

·
“Ee~sto….”
·

Imitando al resto de presentes, el cabeza león de antes que antes era bastante más alto que yo estaba suficientemente inclinado para dejarme verle la parte trasera de su cabeza.

·
“No tengo excusa por no haber sabido reconocer la cara del Presidente…”

“¿Eh?”

“Por aquí, por favor, le llevaré ante la consejera.”

“¿? ¿Consejera? V-Vale…”
·

Por lo general no seguiría a nadie al interior de un edificio misterioso, pero si quiero comprender lo que está ocurriendo debo seguir a este chico de la raza feral cuyos músculos se extienden incluso por su fornida cola.

Además, si quiere guiarme ante alguien importante, no me queda más remedio que seguirle…

·
“Pase.”
·

Tras subir por unas escaleras y llegar hasta una sección bastante profunda en el edificio, llegamos a una habitación en la penumbra con un cuadro de un ikemen sobre la puerta, cerrada por una cortina.

Qué decoración tan estrafalaria…

Frente a esa puerta, el chico feral se detuvo sin entrar al interior y me indicó que pasara.

Siento que en este cuarto debe encontrarse el gángster número 1 de la ciudad…

Di un paso al interior del cuarto atravesando la cortina, y me encontré a otras 2 personas ataviadas con el archiconocido abrigo negro con el logo de un tigre amenazante en su espalda.

Por si fuera poco, tienen el rostro cubierto por una bufanda blanca, llamativo porque pronto llegará el verano, y unas gafas de sol en medio de un cuarto con una luz ténue.

Ambas personas se encuentran sentadas frente a frente con tan extraña indumentaria mientras cuentan monedas de oro con una expresión bastante siniestra.

·
“Nyahahahaha… Como imaginé, fue todo un acierto comprar las gafas de sol. ¡El brillo de todo este oro sin duda me habría dejado ciega-nya!”
·

La persona de la que provenía la fuerte voz observaba las brillantes monedas en frente suya con una risa preocupante, mientras el brillo de las monedas causaba un efecto óptico por el que sus dientes parecían estar hechos de oro.

No estoy seguro debido a esas gafas de sol… pero no me cabe duda de que sus ojos han debido sustituirse por el signo del dolar… Su mirada dice que su avaricia la ha consumido…(Ref. Personaje Avaricioso)

·
“Puessss, ¡aquí tienes las ganancias del mes-nya!”

“U~mu…”
·

Y la persona sentada frente a la mancillada persona que contaba las monedas de oro, se encontraba una joven que también llevaba unas gafas de sol puestas.

Esta última se encontraba sentada en una silla bastante imponente mientras actuaba con un aire imponente.

Sin alterar su porte, aceptó con pose digna la bolsa con monedas que le entregó la otra mujer.

Diría que hay unas 10 monedas de oro en esa bolsa… Aunque por la forma, diría que no son monedas de oro de Asura, sino monedas de oro de Ranoa, que son más comunes en el triunvirato mágico…

La joven se dedicó a contar el número de monedas antes de depositar el contenido en una gran bolsa con monedas de oro que había cerca suya, tras lo que apuntó en un papel la cantidad de monedas y firmó una nota antes de devolvérsela a la primera mujer.

·
“U~mu… todo correcto.”

“¡Por supuesto-nya!”

“¿Y la otra parte?”
·

La joven le hizo un gesto a la que actuaba como contable con su barbilla y esta reaccionó acorde.

·
“Nyahehehe, ¡y aquí tiene los honorarios de la consejera-nya!”
·

La contable recogió una torre de monedas de oro que había sobre la mesa y se las pasó a la joven de porte imponente.

¿5…? No, 6 monedas de oro de Ranoa…

·
“Aquí tienes, espero que podamos continuar haciendo negocios juntas-nya…”

“Por supuesto.”

“Nyajijiji… Es usted diabólica, Consejera-sama…”

“Jeh… no tanto como tú, Rinia-san…”
·

Con una sonrisa sinistra formándose en los labios de la joven Consejera, la contable le hizo entrega de una nueva bolsa de dinero distinta a la anterior en la que iban sus 6 monedas de oro, que recibió e hizo desaparecer entre la pareja de valles que ocupaban su pecho.

·
“Ah-”
·

Fue entonces cuando por fin se dieron cuenta de mi presencia en la sala y del joven león que se había quedado en el marco de la puerta y que podía ver y oír sin problemas lo ocurrido en el interior.

·
“Directora Rinia, Consejera Aisha. El Presidente Ludeus ha venido a inspeccionar el lugar.”
·

Las 2 personas que actuaban como gangsters de poca montan eran Aisha y Rinia.

5ª Parte

Unos momentos más tarde, me encontraba sentado en un sofá.

Con Aisha y Rinia sentadas frente a mí con la espalda recta y algo tensas, sobre todo Rinia.

·
“A ver… ¿me podéis explicar como habéis llegado a esto?”
·

Antes de saltar a ninguna conclusión, decidí escuchar lo que tuvieran que decir, porque siento que entenderé mejor la situación si primero me explican lo sucedido.

Después de todo… no puedo negar que fui yo el que les pedí a ambas que reunieran gente de la ciudad…

El problema es que este NO es el edificio que les busqué… ni tampoco les dije nada de los abrigos negros… ni me esperaba que llegaran al número de personas que he visto ahí fuera…

·
“Pues… Lo cierto es que simplemente estoy siguiendo tus indicaciones, onii-chan. Me pediste que reuniera personas con las que fomentar un negocio.”

“… Vale… cuéntame lo ocurrido.”
·

Y esto llevó a que Aisha me explicara la situación, comenzando por el principio.

Resulta que se centraron en buscar estudiantes y graduados de la universidad de magia, así como aventureros del gremio; consiguiendo convencer a 30 personas en poco tiempo.

Guau… ¿30 personas desde el minuto 1?

El problema vino que el almacen que les había buscado era bastante escueto para un número tan importante, por lo que Aisha se puso en marcha para solucionar el problema. Lo que la llevó a vender el almacen ese mismo día.

Lo siguiente en su lista de tareas fue reunir patrocinadores que le permitieran poder alquilar este edificio.

Esos patrocinadores por lo visto son Cliff y Zanoba; y para colmo, el cuadro del tipo tan exquisito de la puerta supuestamente soy yo, dibujado por Zanoba.

Demasiado Bishounen Zanoba… no se parece en nada a mí…

·
“El problema vino después, onii-chan, cuando una vez nos instalamos aquí, no conseguimos unificar a los miembros, algo así como una falta de coexión. Por lo que era necesario organizarlos o regularlos de alguna forma.”
·

Solo puedo imaginarme cuántos eran en aquel momento… y considerando el número de días que faltaban para que regresara de mi misión… O se les organizaba de alguna forma, o no me extrañaría que hubieran perdido el interés y se desbandaran…

Entonces fue cuando Aisha se dirigió a la Fortaleza Flotante de Pelagius para pedirle consejo a Nanahshi; utilizando para ello el silbato que guardo en mi habitación para invocar a Arumanfi.

Por supuesto, antes fue a ofrecerle sus respetos a Pelagius, para después hablar de este tema con Nanahoshi.

·
“… ¿? Un segundo, Aisha… ¿Has tenido una audiencia con Pelagius-sama?”

“Era lo propio, onii-chan… Es un tipo genial.”
·

Mira que presentarse ante ese tipo tan peligroso sin preguntarme primero… Llega a ofenderle de alguna forma, y no me extrañaría que la hubiera ejecutado ahí mismo…

… Nah… en realidad Pelagius es bastante permisivo… y dudo mucho que llegara a tales extremos con una niña pequeña.

Y viendo como a la propia Aisha le ha gustado Pelagius, hasta Sylvaril seguramente le haya pasado la mano…

·
“Bueno, continúa.”
·

El consejo que le dio Nanahoshi fue que para organizar a varias personas de distintos orígenes, lo mejor es fomentar la Uniformidad y constituir un Código de Conducta.

La Uniformidad podría venir en forma de ropas similares entre los miembros, para fomentar cierta solidaridad y coexión; de esa forma incluso sin tener unos fines concretos, el grupo permanecería unido.

Si además se añade una clara jerarquía y una etiqueta apropiada, verán reforzada su dedicación a la empresa, ganando fácilmente su respeto, así como el de nuevos miembros.

Escuchando el consejo de Nanahoshi, Aisha actuó en consecuencia, y se acercó a la tienda de ropa de un conocido donde tenía la intención de comprar grandes cantidades de una prenda barata pero que cumpliera con sus requisitos.

Aunque la única prenda que pudo obtener en las cantidades necesarias, era un extravagante abrigo negro, al que Aisha no le vio problema y los compró.

Aunque también compró de su propio bolsillo material de color amarillo con el que diseñar y coserles a mano a todos los abrigos el símbolo de una rata.

¿Es una rata? Bueno claro… siendo un Greyrat, lo normal es que fuera una rata… ¿no?

Aunque claro… como el fondo es negro y el símbolo es amarillo, juraba que en verdad era un tigre… Pero no puedo decir nada, viendo como le ha quedado tan bien…

Volviendo al relato, usando como base los abrigos negros que todos debían llevar, Aisha les enseñó como saludar a la japonesa, inclinando el cuerpo, para comenzar a formar el Código de Conducta que le aconsejó Nanahoshi.

Es exactamente el saludo que mejor se me da con diferencia… la más respetuosa inclinación de 45º conocida como OJIGIOJIGI.

Con eso en mente, y una vez son capaces de imitar a la perfección el gesto, se harán famosos por ser una organización formada por gente muy cortés.

Y así, se fraguaron los comienzos de una organización de personas, todas ellas vestidas con abrigos negros.

El siguiente paso, fue buscarles trabajo o alguna ocupación.

El problema vino, de que la mayoría de miembros son de la raza feral que se unió interesados por Rinia. En general, no poseen ningún talento especial a parte de saber pelear, una musculatura bastante envidiable; y por si fuera poco, muchos no son capaces de sumar o restar ni escribir, y mucho menos leer.

Eso no quiere decir que no haya gente inteligente entre los miembros, pero en comparación con los cerebro de músculo, son apenas 5-6 porciento.

Analizando esto, lo único que se le ocurrió a Aisha fue convertirlos en una compañía de mercenarios.

Aprovaron para darle forma a la compañía de mercenarios de la misma forma que eligieron un nombre para la misma, usando como base el pseudónimo que a menudo uso cuando estoy trabajando:

Compañía de Mercenarios Ludo

El siguiente problema que se encontraron fue la localización de la empresa.

Estamos en el triunvirato mágico, y por si fuera poco, de los 3 países que lo componen, Sharia es de los más pacíficos.

Sin guerra ni conflictos, no hay negocio.

Viendo la situación, Aisha desarrolló una forma de aprovechar sus recursos humanos, dándole forma a un negocio de Protección, osea, guardaespaldas.

Todo comercio que aportara una cantidad fija de dinero cada cierto tiempo, tenía acceso a varios mercenarios a su disposición. De esos mercenarios, el que fuera el más inteligente del grupo era declarado líder o comandante de la unidad.

Estas cuotas incluían servicios tales como, en caso de lesión o muerte, Ludo, Empresa de Mercenarios pondrá a disposición del cliente nuevos mercenarios en plenas facultades para suplantar a los miembros heridos o caídos.

Dicho así, parece que los guardaespaldas deben cumplir un contrato estricto…

No parece que sea ninguna mafia que se dedique a asustar a los comercios para forzarles a contratar sus servicios, ¿verdad? ¡¿Verdad?!

Estoy completamente seguro de que Aisha jamás, formaría una organización criminal de mafiosos… completamente seguro… es indudable…

No pienso preguntar…

·
“Una vez llegamos a ese estilo de negocio, onii-chan, no tardamos en volvernos famosos.

Hombre… Partiendo de que Rinia es el equivalente a una princesa de los feral…

Por mucho que me cueste creer que una compañía de mercenarios se pueda volver famosa y conseguir suficiente renombre y confianza… Siempre que los miembros actúen correctamente y con el trabajo en las sombras que ha hecho Aisha… no es imposible que se expandan como la pólvora…

Aisha continúa contándome la situación.

Resulta que apenas 14 días desde que abrieran el negocio, habían conseguido forjar acuerdos con el Reino de Ranoa para apoyar a sus caballeros, con el director del gremio de magia, y hasta con el Atelier de objetos mágicos.

Los miembros del grupo comenzaron a aumentar al mismo tiempo que llegaron estos contratos, y han conseguido reunir a 50 personas que se pasean con sus abrigos negros por la ciudad.

Desde aventureros que necesitan ayuda para algunas misiones, caballeros incapaces de proteger todo el territorio en algunas épocas, estudiantes que necesitan materiales o incluso practicar, herreros y tiendas de objetos mágicos que necesitan protección… Sharia es una ciudad con mucho comercio y movimiento de gente, y ese bullicio a menudo genera conflictos.

Y en estos conflictos es cuando aparece una empresa neutral que ofrece protección o apoyo, solucionando posibles disputas entre las distintas facciones.

Aunque todo sea dicho… solo hace falta un paso en falso, y la compañía de mercenarios acabaría siendo su propia facción… Aunque bueno, con Aisha al mando, me quedo más tranquilo para la organización y control de los mercenarios para asegurar que el trato a todos sea equitativo y neutro.

·
“Y por todo mi trabajo, los costes y ls contactos, se me hace entrega de un sueldo para suplir gastos del dinero que obtenemos de beneficio de la compañía. Igualmente, hemos obtenido bastante más beneficio del que esperaba inicialmente.”Me quedó un poco incongruente, pero así estaba la versión inglesa…

·
“Y que lo digas-nya… Y pensar que podría ganar tanto dinero con esta empresa-nya… Y puedo asegurar que estamos siendo honestos.”
·

…. Bueno… de momento… lo cierto es que apenas hay diferencia entre el trabajo que hace un guardaespaldas y un aventurero…

Por si fuera poco, en apenas un mes han conseguido suficientes beneficios y hasta han conseguido estabilizar una fuente de ingresos.

Todo sea dicho, el salario que cobran los trabajadores no es especialmente alto, por lo que el motivo inicial para crear esta empresa, que era que Rinia pagara su deuda, aunque lejos, empieza a coger forma.

Y viendo cómo ha evolucionado el negocio en un mes, está claro que todavía puede ampliarse de varias maneras… no sé… con suficiente capital, podríamos expandir el negocio o incluso comenzar un negocio paralelo…

Podría llegar el día en que Rinia sea capaz de pagar su deuda de una sola vez… Aunque vamos… incluso si Rinia paga solo la mitad, no me importaría perdonarle el resto de su deuda.

No soy tan avaro y lo hice porque quise… Además que ahora no tengo exactamente problemas económicos…

Pero volviendo al tema de la empresa de mercenarios… no me imaginaba que fuera a acabar de esta forma… tenía en mente algo muy distinto… Pero aún así… no se puede negar que han tenido éxito estableciendo el negocio, por lo que no le veo problema…

Vamos… jamás de los jamases me esperaba encontrarme semejante cambio en apenas 1 mes…

Aunque si tengo que apostar por el motivo que les ha llevado a un comienzo tan prometedor… sin duda apostaría por Aisha. El haberla mandado a controlar las finanzas de la empresa de Rinia ha dado sin duda sus frutos…

Esa pequeña prodigio se ha empleado a fondo… no hay duda… a este paso no falta mucho para conseguir mi objetivo de conseguir que se esfuerce en todo lo que haga y lo disfrute…

·
“Solo una cosa… Aisha… No se me había pasado por la cabeza que te gustara tanto el dinero… Cuando llegué…”

“¿Eh? ¡No es lo que parece!”
·

Sin ningún doble sentido, medio me resigné y dije esa frase, principalmente por la escena que acaba de presenciar de la pareja de gángsters y sus intercambios algo oscuros.

Pero para mi sorpresa, Aisha se mostró un tanto indignada, aunque más bien me pareció un berrinchillo.

·
“¡Lo único a lo que quiero es a ti, onii-chan! Si me estoy esforzando tanto es porque tú me lo pediste, ¿acaso te molesta el trabajo que hice?”

“Aisha…”
·

Tiene una mirada encandilada con un brillo intenso en sus ojos mientras me mira con admiración y casi con lástima por mi comentario.

Qué adorable es… De verdad me alegro de no sentir la menor pizca de atracción por mi hermana o temería la posibilidad de que algún día me conquistase…

·
“Y todo sea dicho, me preocupa pensar que esta dichosa gata tenga que regresar a la casa.”
·

Ah… así que lo de antes era para ganarse mi admiración y estas eran sus verdaderas intenciones…

Pero me choca un poco este cambio de actitud, cuando llegué se veían trabajando juntas alegremente… ¿estaría actuando…?

… Nah… Creo que más bien el hecho de que trabajen juntas y de que se lleven bien son 2 cosas distintas…

·
“Bueno, dejando a un lado los pormenores… ¡Felicidades! Has hecho un gran trabajo.”

“Ejeje… Gracias, onii-chan.”
·

Cuando puse mi mano sobre su cabeza para acariciársela en muestra de afecto, me mostró una sonrisa satisfecha.

En definitiva… Con la empresa de guardaespaldas, Rinia ahora es capaz de pagar su deuda; también hemos conseguido suficientes trabajadores y contactos como para que aparezca alguien capaz de encargarse de trabajo de oficina… Orsted necesita con urgencia un secretario…

También me vendría bien encontrar a un buen comerciante que se encargue del marketing de las figuras de Ruijerd…

Y pensar que ha conseguido todo esto en apenas un mes… Sabía que Aisha era prodigiosa… pero es posible que hasta ahora no haya comprendido hasta QUÉ punto.

·
“Igualmente, Lilia y Sylphy estaban algo preocupadas, así que hoy toca ir a explicarles la situación.”

“¿Por qué~~? Pero si okaa-sama ha sido tan cabezota que no ha querido escucharme cuando se lo intenté explicar. Y otra cosa, onii-chan… m-me… me gustaría continuar un tiempo más trabajando en esta empresa…”

“Lo veo bien, por lo que yo mismo le pediré expresamente a Lilia que te lo permita. Pero antes quiero explicarle la situación.”
·

Al principio pensé que la cosa acabaría mal porque sentía que la estaba obligando a hacerlo… pero veo que al final se ha acabado interesando personalmente por el trabajo.

Viendo eso, solo puedo darle un tiempo para ver como evolucionan los acontecimientos, sobre todo con lo motivada que parece… Después de todo, ahora es cuando por fin comienza a ver el fruto de su esfuerzo, y tampoco está dejando de lado sus obligaciones con la casa.

·
“De acuerdo, y confío en ti, onii-chan para que se lo expliques a okaa-sama como es debido. Además que sé que ella te trata de forma especial.”

“No puedo negarlo.”
·

Y así obtuve mis primeros subordinados en la Orsted Corporation TM:

La Compañía de Mercenarios Ludo.

¡Ahora sí que tengo minions directamente a mi cargo!

Y de esta forma conseguí dar un paso adelante en mis ambiciones.

Aunque ahí no acabó todo.

·
“¡Nya! ¡Casi lo olvido, jefe!”
·

Cuando ya había dado por zanjado el asunto y me disponía a regresar a casa con Aisha, Rinia de improviso se dirigió a mí.

·
“¿Qué ocurre?”

“¡Durante tu último trabajo nos llegó una carta del Gran Bosque-nya!”
·

Oh~… ¿Del Gran Bosque? ¿Será una carta de Pursena avisando de que ha llegado sana y salva y de lo que ha hecho?

Con esto en mente, recogí la carta que me estaba ofreciendo Rinia, y pude ver que iba dirigida a su nombre, y el sello ya se encontraba rasgado; aunque me llamó la atención que no tuviera remitente.

¿Como sabe Rinia que la carta viene del Gran Bosque si no hay remitente…? ¿Será por el olor?

Sin más dilación, saqué la carta y me dispuse a leerla. No tardé demasiado.

·
“…¡!”
·

La carta no incluía fecha ni indicación de cuándo fue escrita, y el único contenido era una línea de texto de pocas palabras escrita en el idioma del Dios Feral.

Suceso Gravísimo. ¡Bestia Sagrada-sama ha desaparecido! ¡Búsqueda urgente! ¡DE INMEDIATO!

·
“Esto… parece que la desaparación de la Bestia Sagrada-sama al final se convirtió en un problema-nya…”
·

Rinia con una sonrisa despreocupada colocó las manos detrás de su cabeza mientras se puso a reír.

·
“Nyajajaja…”

“……”
·

Yo por mi parte decidí que debía ir de inmediato al Gran Bosque a disculparme con los feral.

Me aseguraré de llevar tarta…

Cargos en la Compañía de Mercenarios Ludo

Presidente: Ludeos Greyrat

Directora / Representante: Rinia de Dordia

Consejera / Vicepresidenta: Aisha Greyrat

Número de Trabajadores: 50 miembros

Rama de la empresa Orsted Corporation

Sponsors: Silent SevenStars, Cliff Grimoire, Zanoba Shirone

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 196

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *