Mushoku Tensei Capítulo 011

Mushoku Tensei Capítulo 011

Separación

Traducido por Sergio Campos a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

1ª Parte

Ha pasado ya un mes desde que le pedí a Paul que me ayudara a encontrar un trabajo. Y hoy concretamente ha recibido un carta, y me da la sensación que la información escrita en ella es de mi incumbencia, así que me preparo mentalmente para la situación.

Seguramente me informe después del entrenamiento, después de comer, o quizás en la cena; por lo que continúo entrenando fervientemente dándole vueltas a lo que vamos a hablar después.

2ª Parte

Según avanza el entrenamiento, Paul me dice lo siguiente:

·
“Ludy, ¿puedo preguntarte una cosa?”

“¿De qué se trata, papá?”
·

Escucho sus palabras bastante tenso, después de todo, se trata de mi primer empleo en toda mi vida, incluyendo la anterior.

Necesito estar a la altura.

·
“¿Tú…? Nah. Si te dijera que debes alejarte de Sylphy, ¿qué opinarías?”

“¿Eh? Pues claramente no querría.”

“Tienes razón.”

“¿Qué pasa?”

“No, nada importante. Porque estoy seguro, que aunque te lo dijera, conseguirías darle la vuelta a la tortilla.”
·

En el preciso instante en el que pronuncia esas palabras, la actitud de Paul cambia por completo. La sed de sangre que irradia llega a tal punto que hasta un novato como yo es capaz de palparla.

·
“¡¿Eh?!”

“…….¡!”
·

Paul da un paso al frente mientras mantiene esa presión silenciosa sobre mí.

Muerte.

Esta palabra cruza mi mente, e instintivamente uso todo mi poder mágico para atacar a Paul. Un viento explosivo apararece entre Paul y yo, a partir de mezclar magias de Viento y Fuego; y aprovechando la presión del aire caliente que me impulsa hacia atrás, retrocedo.

Esta situación la he imaginado varias veces. Y es que con Paul de oponente, la única oportunidad de ganar posible es distanciándome de él. Y es que aunque esa explosión de aire me causa daños, es mi única forma de conseguir distanciarme de él si consigo asustarle aunque sea por un segundo.

Pero Paul no le presta atención a este hecho y continúa su carga hacia mí sin alterar su paso ni su postura.

¡¡No ha servido de nada después de todo!!

Incluso habiéndome esperado algo así, sigue consiguiendo que el pánico se apodere de mí. Es necesario tomar más medidas evasivas, aunque retroceder no sirve de nada, el oponente avanza a demasiada velocidad. Así que de manera instintiva, se me ocurre crear una pequeña onda de choque, esta vez en mi costado para empujar mi cuerpo lateralmente.

Con la fuerza del impacto, mi cuerpo sale disparado hacia un lado. Aunque el sudor frío se acumula en mi nuca al notar como resuena el silbido de un corte cerca de mi oído, y al instante siguiente veo la espada de Paul cortando el lugar que antes ocupaba mi cabeza.

Bien. He conseguido evitar el primer ataque, he conseguido ganar la iniciativa, y aunque todavía estemos demasiado cerca el uno del otro, tengo la posibilidad de ganar distancia. Puedo ganar.

El siguiente paso es hundir la tierra en el lugar que Paul va a pisar a continuación. Y en efecto, hunde la pierna en el pequeño agujero, y justo cuando pienso que ha funcionado, altera su centro de gravedad a su otra pierna, y continúa la carga sin ningún tipo de retraso.

¡¿No será efectivo si no consigo inutilizarle ambas piernas al mismo tiempo?!

Creo una pequeña ciénaga a mis pies. Aunque antes de llegar a hundirme en ella conjuro una corriente de agua que me permita deslizarme sobre ella como si estuviera surfeando.

¡Mierda, he tardado demasiado…!

El tiempo que me toma tener la idea y aplicarla es demasiado, y reaccionando a mi movimiento, Paul pisa con fuerza en terreno sólido del borde de la ciénaga, hasta el punto que hunde el suelo con la potencia de su paso.

Entre nosotros sólo queda un paso más para alcanzarme.

·
“¡U, uaahhh!!”
·

Recibo su ataque con mi espada en un ataque de pánico, se trata de un movimiento torpe que no pertenece a ninguno de los estilos. Pero siento que ha hecho algo en el momento que nuestras espadas chocan que desvía la mayoría de mi impacto escurriéndolo por la hoja de su espada.

Ha desviado mi ataque con el estilo del Cauce Celestial…

Es lo único que sé, junto con que después de desviar un ataque con el estilo del Cauce Celestial viene un contraataque, pero aunque sepa todo esto, no tengo forma posible de reaccionar.

Y a cámara lenta, veo la escena en la que la espada de Paul se acerca a mi cuello.

Ah… Me alegro de que sea una espada de madera….

Y cuando la escena termina y siento el impacto en mi cuello, mi consciencia se nubla.

3ª Parte

Cuando despierto, siento que estoy dentro de una caja o algo cercano. A su vez, siento como se agita todo cuanto me rodea, así que mi lógica dicta que estoy en algún tipo de transporte.

Intento sentarme, con la vista aún nublada, pero soy incapaz de mover un solo dedo. Miro bajo mi cuello y observo que estoy atado de cuerpo entero con sábanas y cuerdas utilizando varias capas para envolverme e inmovilizarle.

¿Qué ha pasado…?

Observo cuanto me rodea y encuentro a una Nee-chan enorme, en varios sentidos, sentada frente a mí.

Piel color chocolate, un revelante traje de cuero, potentes músculos y cicatrices recorriendo su cuerpo.

También veo que lleva un parche en su rostro impasible que da la impresión de ser de una Anego.

Personalmente me parece más una Nee-chan propia de una guerrera amazona de cualquier historia fantástica.

Otro aspecto llamativo, es que tiene orejas y cola como de bestia, parecidas a las de un tigre, además de un fuerte pelaje por todo su cuerpo.

¿Será de la raza feral?

Se da cuenta de que la estoy observando y nuestras miradas se cruzan.

·
“Encantado, mi nombre es Ludeus Greyrat. Disculpe que no pueda saludarla de otra forma, dadas las circunstancias.”
·

Antes de nada, me presento, la base para dirigir la conversación es hablar el primero, ya que puedes mantener la iniciativa si te adelantas al enemigo.

·
“Eres bastante educado para ser hijo de Paul.”

“Eso es debido a que lo heredé de mi madre.”

“Tienes razón, después de todo, eres hijo de Zenith.”
·

Me quedo ligeramente más tranquilo al comprender que conoce a mis padres.

·
“Yo soy Ghyslaine. Espero que nos llevemos bien de ahora en adelante.”
·

¿De ahora en adelante? ¿Qué quiere decir?

·
“Esto… gracias. Espero ser de ayuda.”

“Vale.”
·

En cualquier caso, lo primero es usar magia de Fuego para quemar mis ataduras; me duele todo, seguramente sea por dormir en mala postura, así que hago algunos estiramientos.

Bendita sensación de libertad. Aunque esté acostumbrado a encerrarme en un cuarto pequeño en el que muevo sólo los dedos, estar atado frente a una señorita vestida a lo Dominátrix me hace sentir raro.

Miro a mi alrededor y la única forma de describir el lugar en el que me encuentro es un cubículo. Encuentro en este pequeño habitáculo un sitio para sentarme, por lo que me siento frente a Ghyslaine. Me fijo en que hay ventanas a los laterales desde los que puedes observar el exterior, y al hacerlo me veo rodeado por una pradera que no he visto antes.

Como imaginaba, estoy sobre algún tipo de medio de transporte.

El ajetreo es inmenso, siento que acabaré mareado como continúe viajando aquí por mucho más tiempo. Además, siento el sonido de cascos proveniente de la parte delantera, seguramente un caballo; lo que implicaría que estoy en un carruaje.

¿Por qué estoy sentado con esta nee-chan tan machorra en este carruaje? ……¡¡Hah!! ¡¿Es posible, podría ser…. que esta fornida mujer me haya secuestrado?! ¡¿Acaso me quiere convertir en su adorable juguete para comfort personal?! N-no es… no es que me importe mucho que sea tan musculosa, pero mi corazón se lo he reservado a Sylphy. Pero al menos… espero que la primera vez me trate con cariño… ¡¡Nonononono!! C-c-cálmate. Necesito relajarme en momentos así. Contando números primos seguro que me hace volver en mí….. Los números primos son aquellos que solo son divisibles por sí mismos o por la unidad. 3, 5, despues… ¿11? ¿Cuál sigue, el 13? Después, después sería…. ¡¡NO LO RECUERDO!! Me da igual si son números primos u otra cosa, pero necesito calmarme. Calmarme y pensar, ¿cómo he acabado en esta situación? Bien… Respira hondo.

·
“Res….. pira…..”
·

Mejor. Reorganicemos aquello que recuerdo. Primero, Paul sin aviso decide atacarme hasta dejarme insconciente. Al despertarme, me encuentro atado y en un carruaje. Me temo que por algún motivo me dejó KO y me metió en el carruaje. En el carro me he encontrado una mujer que me ha dicho, Espero que nos llevemos bien. Volviendo con Paul, recuerdo que me dijo algo extraño antes de atacarme. Algo sobre alejarme de Sylphy, porque es demasiado buena para mí y que es mía… M-Maldito pedófilo… ¡¿Acaso quiere poner sus zarpas en mi Sylphy?! Aunque espera, creo que la mitad de las cosas no me las dijo… ¿Hm? No consigo entender qué tenía que ver Sylphy con el resto. Maldita sea. ¡¡Todo es culpa tuya, Paul…!! Bueno, intentemos preguntar antes de llegar a conclusiones.

·
“Disculpe…”

“Puedes llamarme Ghyslaine.”

“Ah, en ese caso, llámame Ludy-chan.”

“De acuerdo, Ludy-chan.”
·

Veo que es de las que no pillan las bromas.

·
“Ghyslaine-san, ¿mi padre te dejó algún mensaje?”

“Llámame Ghyslaine, el -san no es necesario.”
·

Ghyslaine me responde mientras saca una carta de su escote y me la pasa; observo que no hay nada escrito en el sobre.

·
“Paul me dio esta carta. Léela en alto, porque yo no sé leer.”

“De acuerdo.”
·

Abro la carta y comienzo a leer.

A mi querido hijo Ludeus,

Para cuando leas esto, probablemente haya dejado este mundo.

·
“¡¿Cómo?!”
·

Ghyslaine grita sorprendida y se levanta.

El techo del carruaje es sorprendentemente alto….

·
“Por favor, Ghyslaine, siéntate, hay más.”

“Hm, ya veo.”
·

Me hace caso y se sienta.

Continúo leyendo.

Siempre quise escribir un chiste así. Lo que pasó es que te di una soberana paliza, lo que te llevó a acabar noqueado de una manera penosa, atado de cuerpo entero y metido a la fuerza en un carruaje como una princesa secuestrada.

Imagino que no tienes claro lo que pasó, así que le puedes preguntar a la musculosa Daruma…. Aunque me gustaría poder hacerlo así, la tía esta tiene el cerebro lleno de músculo, así que dudo que pueda explicártelo claramente.

·
“¡¿Pero qué…?!”
·

Ghyslaine vuelve a gritar y levantarse.

·
“Por favor, Ghyslaine, siéntate, que las siguientes líneas son cumplidos.”

“Hm, ya veo.”
·

Y obedientemente se vuelve a sentar.

Continúo leyendo.

Te presento a una Reina del Filo Celestial, si quieres mejorar con la espada, no encontrarás a nadie mejor a menos que vayas a la Tierra Santa de las Espada.

Padre estúpido… no escribas cosas innecesarias, aunque Ghyslaine parece contenta…. Ese tío es realmente popular. Pero si él te considera tan fuerte, debes serlo de verdad, Ghyslaine.

Bueno, volviendo al tema principal, te he encontrado trabajo, se te ha nombrado tutor personal de una ojou-sama que vive en Roa una ciudad de la provincia de Fedora. Deberás enseñarle a leer y escribir, cálculo, y principios de magia. Aunque es una señorita extremadamente tozuda y violenta hasta el punto de que en la escuela han solicitado que no vuelva nunca más. Para tu información, también ha hecho dimitir a una gran cantidad de tutores… Pero creo que tú serás capaz de sobrellevar este contratiempo.

¿Que lo sobrelleve? Menudo irresponsable eres, Paul.

·
“¿Eres tan tozuda como dice la carta, Ghyslaine?”

“Yo no soy esa joven señora.”

“Eso pensé.”
·

Continúo leyendo.

La Daruma musculosa es la guardaespaldas contratada para proteger a la joven señora, además de su maestra de espada. Aunque ha solicitado que si quieres aprender espada de ella, deberás enseñarle a leer y escribir, además de magia a ella también. Pero por favor te pido que no te rías de ella por tener la cabeza llena de músculo, estoy seguro de que se esforzará (risas).

·
“¿Cómo….?”
·

Una vena se le marca en la frente a Ghyslaine.

Con esta carta quizás esté explicándome la situación Paul, pero al mismo tiempo, tiene pinta que intenta meterse con Ghyslaine.

¿Qué tipo de relación tendrán estos 2?

Aunque su habilidad para aprender no sea demasiado buena, merece la pena si con eso te ahorras el coste de sus clases.

El coste de sus clases… ah claro, esta persona va a enseñarme a usar una espada después de todo. Imagino que Paul, al ver que no conseguía mejorar mucho con su forma de enseñar tan intuitiva, me ayudó a conseguir otro maestro mejor para la tarea. ¿O quizás se deprimió al ver que no mejoraba y se deshizo de mí? Si así fuera, ¿no podrías haber aceptado la responsabilidad hasta el final…?

·
“¿Cuánto suele costar que les enseñes a combatir con espada, Ghyslaine?”

“2 monedas Asura de oro al mes.”
·

¡¡2 MONEDAS ASURA DE ORO!! ¡¡Pero si Roxy solo recibía 5 Asuras de plata al mes!! 4 veces eso… entiendo. Es un intercambio claramente favorable el que me proponen.

Para que sirva de referencia, 1 persona puede vivir durante 1 mes con solo 2 monedas Asura de plata.

Te vas a hospedar en la casa de esa señorita durante los próximos 5 años, en los que tendrás que darle clases.

En esos 5 años, tienes terminantemente prohíbido venir a casa o escribirnos cartas. El motivo es que si te quedas cerca de Sylphy, ella será incapaz de ser independiente. No solo eso, hasta tú te estás volviendo dependiente de ella, y por esto, os voy a obligar a distanciaros.

·
“¿Pe…ro….qué…?”
·

Esto.. no entiendo. Dame un segundo……¿Eh? ¿Bromeas? ¿No puedo ver a Sylphy durante 5 años? ¿No puedo ni escribirle cartas?

·
“¿Qué ocurre? ¿Te han separado de tu cariñín, Ludy-chan?”
·

La miré mientras mi cara mostraba la cara más hundida que he puesto nunca, en respuesta a la pregunta hecha con tanta complacencia.

·
“No, simplemente el padre más infantil que podría tener me ha echado de casa.”
·

Nisiquiera me dio la oportunidad de despedirme. Está vez te has pasado, Paul.

·
“No estés triste, Ludy-chan.”

“Esto…”

“¿Qué pasa?”

“Creo que preferiría que me llamaras mejor Ludeus.”

“Ah, de acuerdo.”
·

Pero si me paro a pensarlo bien, Paul realmente tiene razón en lo que dice. Es cierto que si Sylphy sigue creciendo como hasta ahora, se acabará convirtiendo en un Osananajimi.

Si ocurriera esto en el mundo real, esta dependencia disminuaría con el tiempo, acercándose en distintas amistades o mediante el aprendizaje, pero en el caso de Sylphy esto no ocurriría porque no tiene amistades debido a su color de pelo y yo le estoy enseñando todo.

Seguramente, incluso pasados 5 años es muy probable que mantenga esa dependencia en mí; y aunque personalmente no me importa, parece que a los adultos a nuestro alrededor no les parece igual.

Lo que es bastante bueno, no es para nada una mala opinión.

En cuanto a tu salario, se te pagarán 2 Asuras de plata cada mes; aunque está por debajo del sueldo de un tutor personal, sigue siendo una buena cantidad para que un niño tenga de dinero de bolsillo; para cuando tengas tiempo libre y pasees por la ciudad, para que aprendas a usar el dinero. Porque lo que suele pasar con el dinero es, que si no te acostumbras a usarlo con normalidad, no lo acabas usando ni en emergencias; aunque creo que en tu caso, este no debería de ser un problema y que sabrás manejarte….. Ah, cierto, pase lo que pase, ni se te ocurra usarlo en chicas de compañía… ¿entendido?

Ya te he dicho que no escribas cosas innecesarias… ¿O será que aprovechando a Ghyslaine intenta emular algo como el club ostrich? Por favor, déjalo ya.

Y si después de 5 años, consigues enseñarle el idioma, cálculo y magia a la señorita. Como recompensa, tu patrón pagará los costes para 2 personas de la Universidad, según lo acordado.

Ya veo. Si durante esos 5 años me tomo en serio el trabajo de tutor, conseguiré lo que le pedí.

Bueno, es posible que Sylphy no quiera ir contigo pasados esos 5 años, o puede que cambies de opinión y ya no quieras ir. Por nuestro lado, intentaríamos convencer a Sylphy.

¿Convencerla…? Eso me da mala espina…

Te deseo lo mejor en estos 5 años, y que aproveches para descubrir y aprender de todo en tu nueva casa, y que llegues lejos.

Firmado – El gran y elocuente Padre, Paul.

¡¿Qué dices de elocuente…..?! ¡¡¿Pero si lo hiciste a la fuerza?!! Aunque en esta ocasión, chapó por su valoración de la situación. Sobretodo, teniendo en cuenta que lo hace tanto por mí, como por Sylphy.

Aunque Sylphy podría sentirse sola al principio, si no aprende a solucionar sus propios problemas, será incapaz de crecer como persona. No está bien que dependa de mí para todo.

·
“Paul realmente te quiere.”
·

Tras la carta, Ghyslaine me dedica esas palabras, yo por mi parte, sonrío un tanto amargado y le respondo:

·
“Al principio no nos llevábamos demasiado bien, pero cuando descubrimos que teníamos mucho en común, nos hicimos muyamigos. Pero… parece que a ti también…”

“¿Hm? ¿A qué te refieres?”
·

Leo en alto la última línea.

PS: Si la ojou-sama a la que le vas a dar clases está de acuerdo, no pasa nada si le pones la mano encima, pero la Daruma musculosa es mía, ni se te ocurra tocarla.

·
“O eso dice.”

“Jum… Manda esa carta de vuelta, pero a Zenith.”

“Dalo por hecho.”
·

Y así fue, como acabé en dirección a la ciudad más grande de la provincia de Fedora, Roa.

Y aunque tengo demasiadas cosas en la cabeza, por el momento las haré a un lado, después de todo, tomaré la experiencia como un toque de atención necesario.

Mmm, así que esto es lo correcto, debo alejarme de Sylphy, no hay otra manera. Mmm…

Y aunque repito estas frases en mi cabeza.

Pero de verdad me gustaría poder verla al menos una vez al año…

Mi corazón sigue sin estar conforme.

4ª Parte (POV – Paul)

·
“E-Eso estuvo cerca…”
·

Observo a mi hijo inconsciente tirado en el suelo y a mis sucios zapatos.

Y es que al ser el último día que iba a darle clases de espada a mi hijo, quería enseñarle la dignidad de su padre y asustarle un poco mostrándome totalmente en serio, ¿quién se iba a imaginar que reaccionaría usando magia para defenderse de mí?

Esperé que me atacara, no que usara hechizos para inmovilizarme o impedirme avanzar; por no decir que de forma tan variada.

·
“Como esperaba de mi hijo, su intuición para el combate es sorprendente.”
·

Aunque no se haya prolongado demasiado, que me haya obligado usar 3 movimientos para incapacitarle cuando encima le ataqué por sorpresa… Por no hablar de ese último movimiento en el que si hubiera dudado un sólo instante, habría sido capaz de detenerme o hasta contraatacar.

Necesitar 3 movimientos distintos para tumbar a un mago… Si hubiera tenido aliados cerca, hubieran tenido la ocasión de proteger sus flancos; o si le hubiera atacado de más lejos, hubiera necesitado hasta un cuarto movimiento. He perdido completamente en cuanto a contenidos.

Si hoy mismo se metiera en cualquier grupo de exploración de Laberintos, sería capaz de ser lo suficientemente útil como mago del grupo.

·
“Como se esperaba de un genio que hasta hizo perder la confianza a una maga Santa de Agua…..”
·

Mi hijo es aterrador, pero estoy orgulloso.

En el pasado, solo era capaz de sentir envidia de quienes eran mejores que yo, pero sorprendentemente, cuando es mi hijo, solo puedo sentirme orgulloso.

·
“Ah, no tengo tiempo para pensar en esto. Si no me apresuro Rawls y los otros llegarán antes de tiempo.

Ato rápidamente a mi inconsciente hijo con cuerda, y lo meto dentro del carruaje que acaba de llegar.

Acabo justo a tiempo, Rawls se acerca, Sylphy va con él.

·
“¡¿Ludy?!”
·

Al ver al inconsciente Ludy, Sylphy intenta rescatarle; de inmediato comienza a conjurar en silencio magia de nivel Intermedio, y aunque consigo esquivar sus hechizos sin demasiada dificultad, veo como sus conjuros tienen tanto fuerza como velocidad. Si se los estuviera tirando a cualquier otro, estoy seguro que ya habría muerto.

¿Pero qué demonios le has enseñado, Ludy?

Le tiro la carta a Ghyslaine, termino de meter a Ludy en el carruaje y apresuro al cochero para se marche.

Me fijo en los recién llegados y veo que Rawls está arrodillado junto a Sylphy en tono paternal, como enseñándole que está mal disparar a matar al padre de tu amigo… Porque un padre es quien debe enseñar a sus hijos.

Es una porción de su infancia que Ludy tomó y que debe de ser devuelta a tus manos, Rawls.

Suspiro, y miro la escena tan agradable que ocurre frente a mis ojos, a lo que sigue las claras y fuertes palabras de Sylphy.

·
“Lo entiendo, en ese caso, ¡¡me convertiré en alguien fuerte que pueda ayudar a Ludy…!!”
·

Mmm, mira cuanto te quieren, hijo mío.

Al finalizar todo el evento, mis esposas salen de la casa. Ya que imaginé que podría ser peligroso, les pedí que observaran desde el interior, aunque supongo que salen ahora para verle partir.

·
“Ah… Mi querido Ludy se va.”

“Señora, esto es parte de la educación.”

“Lo sé, Lilia. ¡¡Ohh, ohh, Ludeus!! ¡¡Avanza en pos de aventuras, hijo mío!! ¡¡Mientras la pobre de mí ve arrebatar de sus manos su único hijo!!”
·
“Señora, le recuerdo que el joven señor ya no es hijo único.”

“Tienes razón, ahora tiene a sus 2 hermanitas.”

“¿2…?¡! ¡¡¿S-Señora?!!”

“¡¡No pasa nada, Lilia. Mi amor se extiende también a tu hija!! ¡¡Porque… porque… También te quiero a ti!!”

·
“¡¡Oohh!! ¡¡Señora, yo igual!!”
·

Las veo escenificar semejante escena viendo el carruaje marchar. Seguramente comprenden que como Ludeus es tan excepcional, no hay de qué preocuparse.

Pero volviendo a ellas, hay que ver la buena relación que tienen; sería fabuloso si se llevaran tan bien conmigo. Aunque más bien, me encantaría que no se coordinaran tan bien para hacérmelo pasar mal.

·
“Es una lástima que Ludy se perderá 5 años de relación con sus hermanitas…”
·

Creo que Ludy intentaba convertirse en un fantástico onii-chan; siento aguarte los planes, Ludy. ¡¡El amor de mis preciosas hijas será monopolizado por mí!! Jojojo. Espera un momento… Pasado este tiempo, Ludeus habrá entrenado con la famosa maestra y Reina del Filo Celestial, Ghyslaine. En 5 años Ludeus tendrá 12 años, su cuerpo habrá madurado muchísimo. Cuando vuelva, seguramente tendremos un combate de prueba en el que podrá usar magia, ¿le podré vencer entonces? Oh, mierda. Mi dignidad como padre se verá en peligro dentro de 5 años.

·
“Sra. Greyrat, Lilia. Ya que Ludeus ya no está, me gustaría ir a entrenar por un ratito.”
·

Zenith parece sorprendida, pero Lilia le susurra algo al oído.

·
“Como casi pierde contra el joven señor Ludeus, se siente un poco acorralado.”

“Siempre ha sido así. Nunca se esfuerza a menos que se lleve algún susto.”
·

¡¡DOOONNN!!

Mi dignididad como padre ya está en peligro. Realmente, no me importa tanto tener o no mucha dignidad.

Y es que ya conozco una figura paterna que siempre actuaba demasiado dignamente, y personalmente creo con todo mi corazón que es infinitamente mejor un Ossan que siempre está metido en líos de faldas. Porque lo importante es que sea un padre cariñoso que no sea cansino, al menos hasta que sus 3 hijos se conviertan en adultos.

Observo a Zenith, su figura hace dudar a la gente si ha tenido o no 2 embarazos….

Seguro que mantendrá esa figura al menos hasta el cuarto o quinto, jejeje…. Pero dejando a un lado eso del cuarto y demás… Ludeus. No me gusta tener que usar la fuerza contigo; pero estoy seguro de que aunque te lo hubiera explicado, nome hubieras hecho caso, y no me veo capaz de hacerte cambiar de opinión. Pero si no hubiera hecho nada para evitarlo hubiera sido un padre inútil. Es una lástima que no tenga suficiente poder como para verme obligado a pedirles favores a otros, pero eso no importa. Lo importante es hacer algo, y aunque te forcé, estoy seguro que con lo inteligente que eres lo acabarás comprendiendo…. Y aunque no lo comprendas, no me importa. Como si me odias. Ódiame y maldíceme por ser incapaz de oponerte a mis órdenes. Así fue como crecí yo, con un padre opresor; por cuya actitud decidí irme de casa. Cosa de la que me arrepiento enormemente y que no me gustaría que tuvieras que vivir nunca. Pero gracias a eso, crecí y maduré.

Y aunque quizás todo el poder que obtuve sea inferior al de mi padre, conseguí la mujer a la que quería, protegí aquello importante para mí, y me valió para suprimir a mi hijo. Así que si quieres llegar a oponerte a mí, adelante. Vuelve con más poder, suficiente para no perder ante este padre tan borrico que tienes.

Estas son las cosas que piensa Paul, mientras ve a la lejanía como se aleja el carruaje en el que va Ludeus.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *