Mushoku Tensei Capítulo 006

Mushoku Tensei Capítulo 006

El Origen del Respeto

Traducido por Sergio Campos a partir de la versión inglesa alojada en Baka-Tsuki.

1ª Parte

En todo lo que llevo viviendo en este mundo, nunca he salido de la casa, es algo de lo que soy consciente. Pero siento pánico de pensar en hacerlo.

Si doy una vuelta por el jardín, al ver el paisaje recuerdos de mi anterior vida vuelan en mi cabeza. Recuerdos de ese día como, mis costillas rotas clavándose en el costado, el frío calando mis huesos por la lluvia, el arrepentimiento, la desolación, el fuerte dolor al ser atropellado por el camión; y todo eso vuelve a mí como si me ocurrieran en ese preciso instante, lo que hace que mis piernas se pongan a temblar.

Soy capaz de ver por mi ventana o pasear por el jardín sin que me flaqueen las piernas, pero soy incapaz de dar un paso fuera del recinto.

Porque no sé qué pasará.

Es posible que el paisaje tan relajado de los campos se convierta repentinamente en un infierno, al ser incapaz de aceptar a alguien como yo en este mundo.

Estos pensamientos quizás se deban a que en mi otra vida, me imaginaba innumerables fantasías cuando no conseguía dormir. Como qué pasaría si Japón entrara en guerra de improviso, o qué haría si una bishoujo se convirtiera en mi vecina de buenas a primeras.

Si cosas así me pasaran, sin duda me hubiera esforzado más en esa vida.

O así pensaba, evadiendo la realidad. Pero son cosas que pensé e imaginé innumberables veces.

Y en este sueño, no soy un Superman, sino un simple don nadie del nivel de una persona media; y como persona media, consiguíendo hacer lo que entrabadentro de mis límites, pudiendo vivir por mí mismo.

Y es que pienso que esta vida es producto de mi imaginación y que si fuera a dar un paso fuera de mi casa, despertaría de este sueño. Y cuando despierte, volveré exactamente al momento en el que la lluvia me empapaba estando desolado, cuando me comían los remordimientos….

Aunque por otro lado, existe parte de mí comprende que esto no es un sueño.

¿Acaso puede existir un sueño tan realista como este? Sólo si me dijeras que estoy dentro de un VRMMORPG, podría llegar a aceptarlo. Pero este mundo es real.

O así continúo autoconvenciéndome, de que esta realidad no es producto de mi imaginación. Y aunque entiendo que esa idea sea probablemente un hecho, sigo sin ser capaz de salir. Sin importar cuanto me esfuerce o me convenza.

Parece que mi juramento de vivir al máximo son meras palabras, porque no lo llevo a la práctica. Soy penoso.

2ª Parte

El examen de graduación del que me habló Roxy, se realizará en las llanuras a las afueras. Cuando Roxy me lo comunicó no pude evitar dejar escapar una protesta.

·
“¿A las afueras?”

“Sí, a las afueras de la aldea; ya he preparado los caballos.”

“¿No lo podríamos hacer en casa?”

“No.”

“¿No es posible…?”
·

No tengo escapatoria, pero acepto que algún día debía dar un paso fuera de mi casa.

¿Cómo iba a poder vivir como un hikikomori en este mundo?

Pero mi cuerpo se niega a aceptarlo, recordando aún claramente los acontecimientos de mi pasado. Cómo ese fatídico día de mi vida me dieron una tremenda paliza unos delincuentes, que después se burlaron públicamente de mí, y cómo mi mente quedó marcada de por vida por el impacto. Ese fatídico día en el que empecé, al principio sin más remedio, a encerrarme en mi cuarto.

·
“¿Ocurre algo?”

“No….. es que…. podrían haber monstruos a las afueras.”

“Por esta zona es casi imposible encontrar monstruos si evitas los bosques. Además, aunque nos cruzáramos con alguno, serían de un nivel suficientemente bajo como para que yo me pudiera encargar sin problemas. De hecho, hasta tú serías capaz.”
·

Roxy se sorprende al verme buscar excusas sin parar.

·
“Ah, ahora que lo pienso. Ludy, ¿nunca has salido de casa?”

“Mmmm… Así es.”

“¿Acaso es porque le tienes miedo a montar a caballo?”

“L-Los caballos no tienen nada que ver con esto.”
·

De hecho creo que me gustan, seguramente desde que jugué al Derby horse racing (ref. Censura Nombres).

·
“Jaja. Pues me dejas más tranquila, en algunos aspectos todavía eres un niño.”
·

Roxy pareció malinterpretarme, aunque no me atrevo a decirle que me da miedo salir al exterior. Me parece muchísimo más vergonzoso que tenerle miedo a los caballos, y todavía conservo algo de orgullo, aunque solo sea una pizca.

No quiero que esta jovencita me mire por encima del hombro.

·
“Pues bien, si no hay más remedio… ¡Arriba!”
·

Viéndome bloqueado, Roxy decide de improviso montarme en sus hombros.

·
“¿¡Gha!?”

“Tan sólo relájate, verás como pronto dejas de estar asustado.”
·

Aunque estoy inquieto, intento hacer lo que me dice, y evito forcejear para no caerme.

Roxy aprovecha y me sienta sobre el caballo, tras lo que se monta en el mismo caballo que yo y toma las riendas.

El caballo comienza a trotar.

Y de una manera tan sencilla, dejo atrás mi casa.

3ª Parte

Por primera vez desde que llegué a este mundo he salido de mi jardín.

Junto a Roxy, avanzamos lentamente por la aldea y de vez en cuando, los aldeanos nos miran abiertamente.

Oh, mierda.

Me estoy poniendo nervioso, todavía me dan pánico las miradas ajenas. En especial las miradas directas y burlonas.

Pero seguro que no buscarán problemas con nosotros a base de palabras sarcásticas. No lo creo porque… no deberían de reconocerme. En este mundo, sólo los habitantes de esa pequeña casa me conocen, así que decidme, ¿por qué me miráis? Dejad de miradme, volved al trabajo………..Ahora que me fijo.

No es a mí a quien miran, sino a Roxy. Algunos hasta la saludan.

Ah, tiene sentido. En estos años se ha ganado un lugar en esta aldea, por mucho que la discriminación contra las razas demoniacas está bastante extendida por todo el pais.

Pero el contraste con esta aldea rural es muy más claro, y en 2 años, se ha convrtido en una persona que todos los aldeanos conocen y saludan.

Si me paro a pensar en esto, Roxy se convierte en una figura digna de respeto.

Conoce el camino, así como a las personas que nos saludan, y si me dijeran algún comentario fuera de lugar, sin lugar a dudas me defendería. Hahh… No me puedo creer que considere a esta jovencita digna de tanta confianza, teniendo en cuenta que es de las que espían las ocurrencias privadas de sus patrones cuando se encuentran en su dormitorio.

Y gracias a todo lo acontecido, la tensión y el nerviosismo desaparecen.

·
“Kalajav está de muy buen humor, debe de estar contentísimo de llevar a Ludy en su lomo.”
·

Kalajav es el nombre del caballo; al que por supuesto, soy incapaz de entender.

·
“Ya veo.”
·

Respondo desinteresadamente conforme me recuesto, apoyando mi cabeza en el casi inexistente pecho de Roxy.

Qué reconfortante, ¿qué me tenía tan asustado? En una aldea tan tranquila, ¿quién iba a acosarme?

·
“¿Todavía estás asustado?”
·

Me pregunta a lo que niego con la cabeza, a estas alturas, ya he dejado de temer las miradas de quienes me rodean.

·
“No, ya estoy bien.”

“¿Ves? Tal y como te dije.”
·

Mis temores me han dado un respiro, y por fin, todo cuanto nos rodea entra por primera vez en mis ojos.

Campos de cultivo y casas que, como las estrellas en el firmamento, se extienden en la distancia, dando una perfecta impresión rural. Aunque puedo discernir un número considerable de personas a nuestro alrededor. Si vivieran menos esparcidos, este lugar podría considerarse un pueblo grande o una pequeña ciudad.

Si el paisaje poseyera molinos de viento, casi lo podría confundir con Suiza. Ah, aunque veo molinos de agua.

Tras relajarme, me doy cuenta del silencio que se ha extendido demasiado, me pongo un tanto nervioso ya que este silencio no lo he experimentado nunca con Roxy. Por no añadir que tampoco he estado nunca tan cerca suyo, y aunque claramente no me disgusta, empiezo a sentirme un poco cortado.

Lo que me llevó a empezar una conversación.

·
Sensei, ¿qué cultivan en estos campos?”

“Principalmente trigo de Asura, un ingrediente del pan. También cultivan pequeñas cantidades de verduras y flores de Bardius; estas flores pueden refinarse para obtener especias en la capital. Y el resto son ingredientes comunes para cocinar.”

“Ah, ¿esos no son los pimientos verdes que Sensei no soporta comer?”

“N-No es que no los soporte, simplemente no estoy acostumbrada al sabor.”
·

Mis preguntas no cesan, porque Roxy dijo que hoy era la última prueba. Lo que implicaría que su trabajo como tutor particular está a punto de terminar.

Roxy es bastante impaciente, y ya que hoy es el último día, es capaz de abandonar la casa mañana; así que si hoy es el último día, aprovecharé para hablar cuanto pueda con ella.

Pero por mucho que lo piense, soy incapaz de encontrar un tema interesante de conversación, por lo que sólo consigo hacer preguntas acerca de la aldea.

Según la descripción de Roxy, esta aldea se llama Buina, y es parte del Reino de Asura en la región norte de Fedoa. La habitan unas 30 familias, que principalmente se encargan de los campos. Y Paul es el caballero delegado para proteger esta aldea. Su trabajo consiste en analizar la situación de los granjeros, ser el mediador en cualquier tipo de disputa ocurrida en la aldea, y defenderla de las criaturas mágicas que puedan aparecer.

En resumen, un guardaespaldas nombrado por el dueño del lugar.

Aunque de todas formas, la aldea posee una serie de jóvenes que se encargan de la seguridad; y por esto, Paul, cuando termina sus rondas matutinas, se queda en casa el resto del día, porque al ser una aldea tan tranquila, no hay casi nada que hacer.

Según se acababan los temas de conversación, noté como los campos de cultivo a nuestro alrededor iban escaseando. Llegó un punto en el que no se me ocurrieron más preguntas, así que el silencio se prolongó.

Aproximadamente una hora más tarde, no quedaban más campos de cultivo a la vista, hHabíamos llegado a una pradera verde y desierta.

4ª Parte

Estábamos en el tipo de pradera que se alarga hasta el horizonte, aunque… si te fijas bien, a lo lejos se pueden ver detalles de una zona montañosa. Pero sigue siendo un paisaje de los que no podrías encontrar en Japón.

Me suena que he visto un paisaje similar en una foto en mis libros de texto, quizás alguna pradera de Mongolia…

·
“Aquí debería valer…”
·

Roxy guía el caballo hasta un solitario árbol al que ata las riendas, tras lo que me ayuda a bajar del caballo. Para acabar mirándome fijamente.

·
“Voy a ejecutar la magia ofensiva de Agua de nivel Sagrado, cumulonimbo. Este hechizo crea nubes de tormenta con fuertes lluvias y relámpagos.”

“Entiendo.”

“Fíjate bien cómo se conjura.”
·

Así que de esto va el último examen, de ser capaz de utilizar magia de Agua de nivel Sagrado. Tengo entendido que es la magia más poderosa que Roxy puede utilizar, por lo que si consigo aprenderla, no tendrá nada más que enseñarme.

·
“Ya que yo sólo tengo que enseñarte cómo se conjura, mantendré el hechizo sólo durante 1 minuto antes de dispersarlo; después… aprobarás si eres capaz de mantener la lluvia durante una hora.”

“¿Acaso nos hemos desplazado tan lejos porque es una técnica secreta?”

“No, me preocupaba que la gente o los campos resultaran heridos por los daños colaterales.”
·

Oh. ¿Es una nube del nivel de un desastre natural? Es bastante impresionante.

·
“Voy a comenzar.”
·

Roxy alza sus manos dirigidas al cielo.

·
“¡¡Oh, hijo del emperador de los truenos y gran espíritu del agua que ascendiste hacia los cielos!! ¡Concédeme mi deseo! ¡bañanos con tu feroz bendición, mostrándole tu fuerza a esta diminuta existencia! ¡¡Deja caer tu divino martillo sobre el yunque de este mundo para demostrar tu autoridad, devorando la tierra con tu agua!! ¡¡Que tu lluvia purifique y erosione todo a su paso!! ¡¡『AQUA-TEMPESTAS』!!”
·

Pronuncia cada palabra como si estuviera recitando un aria, y solo la conjuración tarda 1 minuto en hacerse.

En cuanto ésta termina, el cielo se vuelve oscuro, y en apenas unos segundos…. fuertes precipitaciones caen del cielo. Ráfagas de viento nos golpean fuertemente al tiempo que los relámpagos comienzan a iluminar el paisaje desde las oscuras nubes. Entremezclado con el sonido de la tromba de agua, una corriente púrpura de electricidad recorre las nubes, causando ensordecedores truenos. Las corrientes que recorren las nubes lentamente se intensifican. Los relámpagos continuan creciendo, como intentando iluminar el paisaje perpetuamente…….Un rayo golpea el suelo.

¡¡Crash!!

Golpeando el solitario árbol.

Mis tímpanos vibran junto un ensordecedor pitido y mi visión se tambalea, casi me desmayo.

·
“¡¡Ah!!”
·

Este es la típica vocecita que Roxy deja escapar cuando comete un error. Las nubes se dispersan instantáneamente, junto con los relámpagos y la lluvia.

·
“Uwawa……”
·

Una palida Roxy se lanza corriendo hacia el árbol.

Me fijo en su dirección, y veo que el caballo que trajimos ha caído al suelo con humo saliendo de su cuerpo. Roxy coloca su mano sobre el caballo y comienza a conjurar.

·
“¡Oh misericordiosa matriarca de los dioses, te imploro que sanes las heridas de este ser y le permitas recuperar la vitalidad de su cuerpo, 『VITALIS-AMPLIA』!”
·

La asustada Roxy ejecuta magia Curativa de nivel Intermedio, y pasado unos eternos segundos, el caballo despierta.

Parece que no llegó a morirse.

La magia Curativa de nivel Intermedio es incapaz de devolver a la vida. El caballo se levanta asustado, mientras por la frente de Roxy corren gotas de sudor frío.

·
“Uffff, ufff…. Por poco.”
·

Después de todo, éste es el único caballo de la familia. Sin contar que Paul le tiene un enorme cariño, habiendo días que se da paseos en él durante largo rato y sin dejar de sonreir… Aunque no sea de una raza especialmente famosa, ha sido su fiel compañero por varios años. Se podría hasta decir que su amor por el caballo está por sólo por debajo de su amor por Zenith.

Así de importante es este caballo para Paul, y por supuesto, Roxy, que lleva viviendo con nosotros 2 años, lo sabe.

Roxy también conoce la cara de felicidad que tiene Paul al cabalgar sobre el caballo, recuerdo su cara de sorpresa al verlo por primera vez.

·
“¿Podemos dejar esto en secreto, por favor?”
·

Roxy me dirige estas palabras medio llorando.

Es un poco patosa y mira que se esfuerza mucho, hasta el punto de que por las noches aguanta hasta tarde preparando mis clases. También sé que no le gusta ser menospreciada por su edad, por lo que siempre intenta mostrarse con dignididad.

Me encanta todo de ella, si tuviéramos la misma edad, me encantaría casarme con ella.

·
“No te preocupes, no se lo diré a padre.”

“Uuu….. Te lo agradezco.”
·

Si tan sólo tuviéramos la misma edad…

·
“Uuu……”
·

Aún estando a punto de llorar, finalmente, agita su cabeza, se abofetea la cara y me mira solemnemente.

·
“Entonces, por favor, inténtalo tú. Yo me encargo de cuidar a Kalajav.”
·

El caballo parece seguir asustado y preparado para salir huyendo en cualquier momento, pero Roxy agarrando las riendas y echando todo su peso se lo impide. Por un momento dudo de si será capaz de controlarlo, pero el caballo acaba calmándose. Sin moverse apenas, Roxy comienza a conjurar algo, tras lo que ambos son cubiertos por muros de tierra.

Rápìdamente, el fortín hecho de tierra es terminado; el hechizo se llama fuerte de tierra, una magia de Tierra de nivel Avanzado.

Con eso, debería de ser suficiente para resistir hasta el impacto de un rayo. Pues perfecto, manos a la obra, a ver si recuerdo el conjuro….

·
“¡¡Oh, hijo del emperador de los truenos y gran espíritu del agua que ascendiste hacia los cielos!! ¡Concédeme mi deseo! ¡bañanos con tu feroz bendición, mostrándole tu fuerza a esta diminuta existencia! ¡¡Deja caer tu divino martillo sobre el yunque de este mundo para demostrar tu autoridad, devorando la tierra con tu agua!! ¡¡Que tu lluvia purifique y erosione todo a su paso!! ¡¡『AQUA-TEMPESTAS』!!”
·

Consigo conjurarlo a la primera y las nubes comienzan a agruparse. Y mientras veo el espectáculo, consigo comprender 『AQUA-TEMPESTAS』.

Probablemente se crean nubes en el borde entre la troposfera y la estratosfera, forzándolas con fuertes corrientes de aire a formar nubes de tormenta, o similar. Ya que si dejas de imbuir el hechizo con maná las nubes dejan de acumularse y comienzan a disiparse.

Pero aunque no tengas en cuenta el maná necesario, tener las manos levantadas durante una hora es bastante agotador… Aunque espera, un mago necesita tener una mente viva y creativa centrada en la investigación. ¿Acaso es necesario mantener la postura en la que se acumula Genki durante una hora?

Si lo veo de esta forma, esto es una prueba, una prueba que no trata sobre mantener un hechizo imbuyéndole maná durante una hora, sino para usar magia combinada para que las nubes se sustenten por sí solas.

Casi dejo escapar el hecho de que debo aplicar todo cuanto he aprendido de Roxy.

·
“A ver que piense…. lei sobre ello en internet… el proceso por el que las nubes se forman…”
·

Todavía continúan en el firmamento algunas de las nubes que Roxy creó en su ejemplo anterior.

Si no me equivoco, iba de que el agua evaporada subía haciendo espirales, y para crear esa corriente ascendente es necesario que la parte inferior se caliente… o eso creo. Y además debo asegurarme de que la sección superior se enfría rápidamente…

Al intentarlo, la mitad de mi maná total es absorbido por el conjuro, pero por la forma en la que organicé el conjuro, se debería de mantener más de una hora por sí sólo sin necesitar que le imbuya más.

Tras observar la tormenta y asegurarme de que todo es correcto, me dirijo lleno de satisfacción a la fortaleza invocada por Roxy, está sentada en una de las oscuras esquinas, sujetando las riendas del caballo con sus manos.

Al verme me saluda inclinando la cabeza.

·
“El fuerte durará al menos una hora, así que tras ese tiempo podrás detener tu hechizo.”

“De acuerdo.”

“Y no te preocupes, Kalajav está mejor.”

“De acuerdo.”

“Deja de decir De acuerdo, necesitas mantener el control total sobre las nubes durante esa hora.”
·

¿Hm?

·
“¿Es necesario que lo controle?”

“¿Hm? Es lo que he dicho, ¿no?”

“¿Pero por qué debería de controlarlo activamente?”

“Ah, entiendo. La magia de Agua de nivel Sagrado sigue siendo magia. Si no utilizas tu maná para sostener el conjuro, el viento dispersará las nubes.”

“Pero…. Ya me encargué de que eso no ocurriera…¿?”

“¿Eh? Có-¡¿cómo…?!”
·

Roxy parece haber notado algo extraño y sale corriendo del fuerte, y el mismo fuerte que enseguida empieza a derrumbarse.

¡Ehh!, ¿por qué dejaste de mantener el fuerte? ¿No se te pasó por la cabeza que enterrarías vivo al caballo dentro?

·
“Hay que ver…”
·

Rápidamente imbuyo el fuerte de maná para mantenerlo, y cuando lo estabilizo salgo al exterior.

Roxy observa fijamente los cielos.

·
“…….¡¡Ya veo, has utilizado un tornado que gire rodeando las nubes para elevarlas…!!”
·

El cielo está dibujado por las constantemente renovadas nubes de mi hechizo.

Si se me permite decirlo, creo que me quedó espectacularmente bien. En mi otra vida, me encantaba un programa que explicaba la ciencia tras el proceso de distintos aspectos naturales, como los tornados… aunque realmente no recuerdo al completo el contenido de este programa.

Simplemente lo intenté siguiendo mi instinto, pero al final parece que acabó bastante bien.

·
“Ludy, Aprobaste.”

“¿Eh? Pero si no lleva ni 10 minutos.”

“Si fuiste capaz de crear todo esto, la espera es innecesaria. Aunque dime, ¿eres capaz de hacerlo parar?”

“Ah… sí. Aunque me tomará unos minutos.”
·

Siguiendo su petición, comienzo a disminuir la temperatura en la base de la tormenta mientras a su vez aumento la temperatura de la parte superior. Tras eso, creo una corriente de aire en dirección al suelo para finalmente utilizar magia de Viento para forzar la dispersión de las nubes.

Para cuando termino, tanto Roxy como yo estamos completamente empapados.

·
“¡Felicidades! Te nombro desde este momento como mago Santo de Agua.”
·

La bishoujo que tengo frente a mí me da el anuncio mientras el agua gotea por su flequillo y me sonríe como pocas veces ha hecho.

A mí, una persona que nunca ha conseguido nada en la vida y que por primera vez ha alcanzado algo digno de mención.

Una extraña sensación recorre mi abdomen, la conozco. Es un sentimiento llamado satisfacción.

Tras todo este tiempo, finalmente doy el que será mi Primer paso en este nuevo mundo.

5ª Parte

Al día siguiente, Roxy, manteniendo el aspecto con el que llegó hace 2 años, se sitúa frente a la puerta con sus maletas listas. Tampoco ha cambiado mucho el aspecto físico de mis padres, parece que sólo yo estoy diferente habiendo crecido bastante.

·
“Roxy, no tienes necesidad de irte, puedes quedarte con nosotros más tiempo. Todavía me quedan muchas recetas que enseñarte…”

“Zenith tiene razón. Con todo lo que has hecho por nosotros estos años, por mucho que tu trabajo como tutor personal de Ludy haya terminado, a todos en la aldea nos gustaría que te quedaras más tiempo.”
·

Mis padres intentan que Roxy se quede más tiempo. Ya que, en algún momento de su estancia, la relación con mis padres se volvió así de cercana.

Si lo piensas, cada día durante toda la tarde no tenía obligaciones conmigo. Si cada uno de esos días aprovechó para hablar con gente es normal que tantas personas la aprecien. El polo opuesto a cierto niño que dedica todo su tiempo libre centrado en mejorar sus atributos.

·
“No es necesario, aunque te agradezco la oferta. Estos años me han servido para comprender que mi habilidad con la magia todavía puede mejorar, por lo que me marcho para seguir mi aprendizaje.”
·

Parece que le ha marcado el hecho de que la haya igualado en su rango de magia. Ahora que lo pienso, recuerdo una escena en la que me pude notar como le molestaba que un alumno superara a su Shishou.

·
“Ya veo, ¿qué puedo decir? Siento que mi hijo te haya hecho perder un poco tu confianza en ti misma.”
·

Paul, ¿qué demonios dices?

·
“No es eso, en realidad agradezco lo que ha pasado, he logrado entender que no debo creerme tan especial.”

“No hay nada de malo en sentirte orgullosa de ser una maga Santa de Agua.”

“Eso lo sé, pero los rangos no son lo más importante, sino la creatividad necesaria para descubrir magias superiores.”
·

Roxy me muestra una sonrisa amarga mientras su mano acaricia mi cabeza.

·
“Ludy, no creo que haya sido la Sensei que te merecías.”

“Eso no es cierto, Sensei, me has dado tantas cosas…”

“Me reconforta saber que piensas así… Ah, cierto.”
·

Roxy echa mano a su manto y me ofrece un paquete con un lazo decorándolo.

·
“Felicidades por tu graduación. No tuve demasiado tiempo para elegirlo, pero es un pequeño obsequio en mi nombre, espero que te guste.”

“¿Qué es…?”

“Es un amuleto de protección de los Migurd. Si te encontraras con un demonio hostil, si se lo enseñas y das mi nombre, puede que su su actitud se vuelva menos agresiva…. aunque no es seguro.”

“Lo cuidaré mucho.”

“Es sólo probable, no pongas demasiadas esperanzas en que funcione.”
·

Roxy nos ofrece una última sonrisa antes de partir definitivamente. En algún momento mis ojos comenzaron a llorar.

No mentía cuando dije que me dio muchas cosas, conocimiento, experiencia, técnica… Si no la hubiera conocido, es posible que todavía siguiera estudiando la guía sin aprovechar el tiempo al máximo. Y lo más importante de todo lo que me dio fue llevarme fuera, al exterior, al mundo… Parece insignificante, pero Roxy fue quien me ayudó a salir.

Para mí, ese gesto lo valoraré el resto de mi vida. Aunque sólo haya estado en esta aldea 2 años, aunque le costara comunicarse, y aunque los aldeanos al principio no la trataran bien por ser de raza mágica. La persona que me llevó al mundo exterior fue Roxy; no fue ni Paul, ni Zenith… La importancia de este gesto…

No es que me llevara demasiado lejos, pero el simple hecho de dar un paso fuera de ese jardín me hacía temblar de miedo. Y con un simple paseo por la aldea, ella me curó; liberando mi corazón de un miedo instintivo. Puede que esa no fuera su intención al hacerlo, pero no hay duda de que ella es la causa de que haya superado el problema.

Ayer mismo, después de volver, volví a salir de mi jardín solo, y lo único que pude sentir fue el suelo bajo mis pies, sólo el suelo, ni el miedo, ni los temblores, sólo sentí el suelo.

Finalmente soy capaz de salir de mi casa, y ella fue quien consiguió algo que nadie más pudo. Nadie de este ahora ni de mi anterior mundo, ni mis antiguos padres ni mis hermanos lo lograron. Pero ella sí.

Soportando sobre sus hombros la responsabilidad de darme coraje sin aceptar ni un pero.

Sé que no lo hizo a sabiendas, lo sé. Sé que lo hizo porque quiso, eso también lo sé. Pero aún así, la respeto. Un enorme respeto es lo que siento por esta pequeña. Y juro que la respetaré por siempre aunque ya no esté aquí, recordándola por todo lo que me dejó.

El báculo y el amuleto que tengo en mis manos, junto al conocimiento que me infundió.

Oh, ahora que me acuerdo…. En mi habitación todavía conservo las bragas sucias que Roxy perdió misteriosamente… Perdóname por eso.

Fin de Mushoku Tensei Capítulo 006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *